Pin It

Desmintiendo mitos y creencias absurdas sobre lactancia materna


Hace un par de meses, pregunté en mi muro cuáles eran los mitos más absurdos que había oído acerca de la crianza en brazos y a raíz de ello, publiqué una compilación - con mis anotaciones acerca de cada una, como no.

Meses antes, durante la Semana Mundial de la Lactancia Materna, lancé una pregunta similar acerca de la lactancia materna, y he aquí las respuestas de muchos de mis lectores:

"No les des tanto la teta que se te van a caer"
A ver, para los que aún no lo sepan: la gravedad nos afecta a todos. Las mamas terminan de desarrollarse durante el embarazo, y a raíz de ello - des o no el pecho - cambiarán de aspecto comparado a cómo eran antes del embarazo. Así que igualmente van a cambiar, y si se cayeran por la lactancia materna (que no es así), ¿dejarías de darle a tu hijo el pecho por eso? ¿Algo que le corresponde por derecho y que la mayoría de madres estamos en capacidad de dar? ¿Algo sin lo cual podría tener complicaciones de salud? Yo no.

"A mi mamá no le bajó la leche y por lo tanto a mi hermana tampoco, es que eso es hereditario..."
Los casos de hipogalactia verdadera - tener una causa biológica por la cual la madre fabrica muy poca leche, o bien no produce nada - son muy infrecuentes. Lo que sí parece "hereditario" es la falta de apoyo, las preconcepciones, el bagaje social que muchas veces hace mermar la confianza de la mujer en su cuerpo, en su capacidad, en su instinto, la disponibilidad de todo el mundo para "ir a comprar una lata de leche por si acaso", antes de ofrecerte llamar a una asesora de lactancia o sostenerte emocional o físicamente hasta que logres confiar en tu cuerpo, en ti misma.

"¿Pero para qué le ofreces el pecho si no lo ha pedido? (cuando estaba llorando tras darse un golpe y halándome el escote)"
Mucha gente aún piensa que dar el pecho es sólo alimentar - nutricionalmente, quiero decir - y esto no es así. La lactancia materna es mucho más que leche, es vínculo, calor, afecto, consuelo, somnífero y muchas cosas más - todas ellas igualmente válidas. El hecho de que un niño llore, ya es signo tardió de necesitar mamar, muchas veces (aunque en este caso fuera por un golpe), podemos ofrecerlo inmediatamente a ver si les calma. No los estaríamos "malcriando", sino biencriando - dándoles a entender que sus necesidades nos importan y que las estamos satisfaciendo :-)

"Tu hija es así de malcriada por darle teta hasta grande"
Primero, ¿qué es "hasta grande"? Porque la edad antropológica de destete se encuentra entre los 2 años y medio y los 7 años de edad, por lo cual, "grande", sería una niña de 8 años en adelante... Y respecto a la malcriadez, mucha gente interpreta que un niño tenga voz y voto en una familia, que emita y se le pida su opinión en asuntos que le conciernen, que exprese su disconformidad, como malcriadez. ¿Lo es realmente? A mi parecer, no. Yo quiero que mi hijo sepa expresarse, quiero respetar lo que siente, quiero saber lo que piensa y lo tomo en cuenta. Tiene los mismos derechos que yo. ¿Ustedes qué opinan?

"El niño ya tiene más de un año así que tu leche no tiene nada de vitaminas, es sólo agua. ¡Además ya es vergonzoso darle el pecho en la calle porque ya está demasiado grande!"
Respecto a lo "grande" que es el niño, favor releer el párrafo anterior, jeje. Con respecto al valor nutricional de la leche materna, comentarles que también las naranjas, luego de cumplir los 16 años de edad, es decir; a partir de los 17, ya no tienen valor nutricional alguno. El arroz, para mayores de 8 años, no aporta nada, es sólo aire, ya no tiene almidón, ni carbohidratos. La carne, cuando la come alguien mayor de 35, carece de proteínas, y el brócoli... ¿Tiene sentido? Pues no, al contrario, la leche materna conforme va creciendo el niño - sabia naturaleza - se adapta a sus necesidades, es decir, contrario a la frase "tu leche es agua", la leche que produce una madre para niños "mayorcitos", es más bien casi mantequilla :D

"De boca de un pediatra: 'Nunca se va a destetar por su propia voluntad...'"
Como comentaba en un apartado anterior, la edad antropológica de destete voluntario se halla entre los 2 años y medio y los 7 años de edad. Yo sí creo en el cuerpo humano, en respetar sus necesidades, creo que si aprendemos a escuchar bien nuestros cuerpos, estaremos mucho más sanos. Dicho esto, si el niño sigue pidiendo es porque lo necesita, ya sea a nivel emocional, como nutricional, psicológico, o simplemente por placer. Ya llegará el día en que se sacie por completo del pecho materno y solito vaya o bien, espaciando cada vez más las tomas, o dejando el pecho de golpe...

"De otro pediatra: Definitivamente hay mujeres que no lo logran (hablando de mujeres sanas) y hay que ayudarles con fórmula"
¿La verdad? Creo que hay que ayudarlas con apoyo, moral, afectivo, y en todos los demás sentidos: revisando el enganche del niño, enseñando distintas posiciones, etc. Las "ayuditas" de fórmula, lo que hacen es que la madre produzca cada vez menos leche y que su lactancia en última instancia fracase. No digo con esto que la fórmula no salve vidas en casos puntuales, tampoco afirmo que no haya mujeres que realmente no hayan logrado dar el pecho, sino que este pediatra, al hablar de mujeres sanas (léase, sin causas médicas de hipogalactia), podría ofrecer más bien apoyo.

Lo sé, Carlos González lo comenta, y lo he vivido yo también: en toda la carrera sólo nos dan 1 hora de clases sobre lactancia materna. Con más razón: si yo no sé cómo tratar o ayudar a un paciente, si lo que requiere para restablecer su estado de salud, escapa de mis manos como odontólogo, lo mejor que puedo hacer es referirlo con quien sí sepa, derivarlo a la consulta de un profesional que pueda ayudarles. Dicho esto, ¿no tendría sentido que enviaran a casa a las madres con el teléfono de La Liga de la Leche, o de una asesora de lactancia? No, no... es mucho más fácil darles una marca "recomendada" de fórmula :(

Hablando de lo que nos han enseñado en la universidad como odontólogos, quería comentarles, que a raíz de mis años como madre, he investigado muchísimo sobre el tema - y por ende, mi criterio profesional dista bastante, ha evolucionado y crecido, con respecto a lo que aprendí inicialmente sobre salud bucal y lactancia materna en la universidad. Si les interesa el tema, les recomiendo ampliamente participar en mis próximos talleres de Salud Bucal y Crianza Respetuosa tanto para profesionales, como para padres.

Sigamos que aún nos quedan bastantes barbaridades que desmentir:

"Una amiga mía va donde el pediatra y el sustituto le pregunta: ¿desde cuándo toma el pecho?
Respuesta: Desde que nació. Bueno, pensé en darle un bocadillo de jamón, pero al final pensé que era mejor darle teta"
Cero comentarios, pasamos a la siguiente XD

"Pero si ya está dormido... sácale la teta de la boca"
La succión "pasiva" también tiene sus funciones, además, sin ponernos demasiado técnicos, si ya se ha dormido ¿hay cosa más hermosa que mirar a tu hijo durmiendo encima de ti aún mamando? ¿Para qué quitársela? A menos de que queramos levantarnos a por un vaso de agua, por ejemplo... pero esa ya es otra historia.

"¿Otra vez? ¿Pero no tomó hace ratito?"
Claro, pues como dice Carlos González: Acabas de comer, y luego te tomas un café si te apetece, y luego si te provoca te comes un bombón o una galleta. Mejor no, mejor esperar que "toque" cada 4 horas, sino se te estropea el estómago, ¿no? (Espero que hayan pillado el sarcasmo). Ahora en serio: la leche materna, como alimento perfectamente diseñado por la naturaleza para las crías de cada especia (la humana para los humanos, por ejemplo), es digesta, lo cual quiere decir que el organismo no presenta dificultades para asimilarla, por lo que suele digerirse al cabo de unos 45minutos aproximadamente. ¿resultado? Pueden volver a sentir hambre o sed, o cimplemente ganas de tomar el pecho...

Recuerden, que la lactancia materna se da a demanda, es decir, cada vez que el bebé quiere, por la razón que sea, o que la mamá quiera también. El suplido y la producción de leche materna se regulan por oferta y demanda: a mayor demanda, mayor producción. Si nos saltamos tomas, tendremos menos leche porque hemos estimulado la producción en menor medida. Por eso muchas de las mujeres que han sido erróneamente aconsejadas de "espaciar" las tomas de 2 a 3 horas, o de hacer tomas cada vez más separadas porque "el niño ya es grande y debería aguantar más", muchas veces se han quedado sin leche.

Tampoco tiene sentido espaciar cada vez más las tomas conforme el niño va creciendo, si un niño necesita comerse 1 muslito de pollo en el almuerzo, y luego tomar la merienda después de 3 horas, pues su mamá que es bastante mayor, debería dejar pasar unas 8 horas entre el muslito de pollo y la merienda. ¿Absurdo? Of course!

"¿Todavía le das el pecho? (y el niño tiene 9 meses)"
¡Qué comentario más fuera de lugar! A ver, la OMS, la UNICEF, la AAP, la AEP y todos (o al menos todos los que conozco), organismos de salud medianamente serios, recomiendan dar el pecho de forma exclusiva durante al menos los primeros 6 meses de vida de un niño, y luego, continuar, junto con la alimentación complementaria durante por lo menos 2 años, continuando a partir de allí por todo el tiempo que la madre y el niño deseen.

"Con 3 meses que mamen, ya es suficiente. Cuando los niños mayorcitos maman, de ahí no sale nada (le parece puro vicio)."
Sobre esto, realmente no quería comentar, así que he buscado la palabra "vicio" en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española y he encontrado lo siguiente. ¡Uff!

vicio.

(Del lat. vitĭum).

1. m. Mala calidad, defecto o daño físico en las cosas.

2. m. Falta de rectitud o defecto moral en las acciones.

3. m. Falsedad, yerro o engaño en lo que se escribe o se propone. Vicios de obrepción y subrepción.

4. m. Hábito de obrar mal.

5. m. Defecto o exceso que como propiedad o costumbre tienen algunas personas, o que es común a una colectividad.

6. m. Gusto especial o demasiado apetito de algo, que incita a usarlo frecuentemente y con exceso.

7. m. Desviación, pandeo, alabeo que presenta una superficie apartándose de la forma que debe tener.

8. m. Lozanía y frondosidad excesivas, perjudiciales para el rendimiento de la planta. Los sembrados llevan mucho vicio.

9. m. Licencia o libertad excesiva en la crianza.

10. m. Mala costumbre que adquiere a veces un animal.

11. m. Cariño, condescendencia excesiva, mimo.

12. m. Sal. Estiércol, abono.
¿A qué se refieren con "Gusto especial o demasiado apetito de algo, que incita a usarlo frecuentemente y con exceso."? ¿Qué significa "demasiado apetito"? Si escuchamos lo que nos dice el cuerpo (y obviamente en un niño pequeño, lo que yo llamo el apetito biológico está intacto), sabremos qué comer y cuánto. Si por el contrario pasamos el día sujetos a publicidad subliminal de comida chatarra, vamos perdiendo la noción de lo que realmente necesitamos. Un niño pequeño sabe lo que necesita su cuerpo. Eso no es vicio, es la naturaleza dotándolo del instinto para sobrevivir. Si no necesitara el pecho, no lo pediría, si no lo pidiera, no sobreviviría, es simple.

Otra joya, cortesía de la RAE: "Licencia o libertad excesiva en la crianza." ¿Y a qué se refieren? ¿Por qué esa connotación negativa? ¿Cómo se mide si la libertad en la crianza es excesiva o justa?

Y siguen: "Cariño, condescendencia excesiva, mimo." De nuevo, ¿quién determina que el cariño sea excesivo? Yo veo muchas connotaciones negativas respecto a comportamientos que a mi parecer son positivos: alimentarse de lo que uno necesita, ser libre y recibir o dar cariño y mimos. ¿Ustedes qué opinan?

"¿Cómo es posible que un nene que lleve una bicicleta sin frenos aún esté mamando?"
¿Y qué tiene que ver la bici en todo esto? Yo francamente no le veo relación :o)

"Pareces una india por andar dándole teta a tu bebé de 20 meses en la calle. Deja de darle teta porque te ves ridícula con ese bebé malcriado. (viniendo de un hombre que espera su primer hijo)"
¡Ay! A ese señor le queda bastante que aprender antes de que nazca su hijo. Creo que todos hemos dicho cosas absurdas antes de ser padres y "abrir los ojos", ¿o no? Y luego nos ha tocado comernos nuestras palabras, jeje.

"Le vas a grandar el estómago a tu bebé por darle pecho a libre demanda."
El estómago de los bebés es pequeñito, de hecho es aproximadamente del tamaño de su propio puño, está en constante crecimiento y la leche materna es muy digesta. Resultado: El niño tiene que comer cada vez que lo necesita. Eso no le "agranda" el estómago, simplemente satisface sus necesidades, su estómago ya crecerá conforme crece el niño, de forma sana, siempre y cuando lo alimentemos adecuadamente.

"Apenas abre la boca, le encajas la teta. Si ni siquiera está llorando"
El llanto, es un signo tardío de hambre. Los bebés muchas veces nos demuestran hambre de formas más "amables" mucho antes de llegar al llanto, suelen chuparse los puñitos, ir buscando el pecho, o chupetearse los labios también. Si les ofrecemos el pecho anticipándonos, sin que hayan llorado, la toma es mucho más tranquila y placentera.

"Si le das el pecho tanto tiempo, acabará cogiendo el vicio y será más difícil destetarlo después..."
Volvemos al tema del vicio, yo no creo que la naturaleza nos haya dotado de un mecanismo de supervivencia, del hambre, del reflejo de succión y de la madre que produce leche por vicio. Los niños se destetan cuando se hayan saciado, cuando hayan madurado lo suficiente y estén preparados para continuar sin acudir al pecho materno. Creo que es mucho más pacífico y respetuoso con las necesidades del niño, el dejarlo destetarse espontáneamente cuando él esté preparado para ello, ¿no creen?

"Se debe dar leche materna hasta los 6 meses, porque después provoca problemas neurológicos, es esclavizante para la madre, la madre deja de ser mujer, impide la realización personal, favorece a que el niño no tenga un buen desempeño social y lo vuelve dependiente"
¿Problemas neuroqué??? ¿Pero de dónde ha sacado esa idea esta persona? A mí, francamente me parece más esclavizante lavar platos, o biberones, tetinas, etc. que abrirme un botón de la camisa, o halar un poco mi escote. No sé a ustedes... Yo no me siento menos mujer por dar el pecho, al contrario, me siento plena, contenta de que mi cuerpo continúe alimentando a mi hijo luego de gestarlo. La lactancia materna en lo absoluto me ha impedido realizarme como persona, considero que me ha aportado muchísimo, que me ha enseñado muchas cosas, y creo que la crianza en sí - si nos zambullimos en ella - es una tremenda oportunidad de autoconocimiento y crecimiento personal.

Por otra parte, el niño tiene el desempeño social que tiene por varios factores: primero, los niños son personas y como tales tienen personalidad, gustos, miedos, afinidades. ¿No tendría más sentido respetar su forma de ser: como por ejemplo que necesiten de una media hora para "analizar" y familiarizarse con extraños antes de abrirse a hablar o socializar o dejarse coger en brazos por ellos? A mí no todo el mundo me cae bien, y creo que nos sucede lo mismo a todos. Los niños son sinceros y muchas veces expresan sin tapujos esta falta de afinidad, ¿queremos que mientan o que sean sinceros con sus sentimientos? Conforme vayan creciendo aprenderán (o no) a ser diplomáticos, amables aún con personas que no les terminan de caer bien.

La lactancia materna no vuelve dependientes a los niños, más bien los sacia de atención, cariño, mimos, apego seguro - lo cual una vez saciados, los vuelve más independientes. Por favor dejemos de esperar de los niños cosas y actitudes para las cuales aún no estén preparados. Cada etapa llega a su debido momento.

"Una mujer me dijo que no amamantó a su hijo porque como este nació en verano, y hacía tanto calor, se le secaron los pechos"
En verano, estemos embarazadas, lactando, o no, debemos mantener una buena hidratación. Dudo mucho, que esta mujer estuviera tan deshidratada como para que sus pechos no produjeran leche. Les pongo como ejemplo a la gente de África, quienes lamentablemente tienen severos problemas con la falta de agua, y sin embargo logran dar el pecho.

"La sustituta de la pediatra de mi hija, sin siquiera levantarse de la mesa para ver a la niña que apenas tenía 2 o 3 meses, me dice: '¿Sólo le das pecho!?!? Esa niña necesita una ayuda, con 3 meses no puede tomar sólo pecho'"
Uff, ¿hace falta comentar algo aquí? Lo único que necesita un bebé menor de 6 meses de edad, es leche materna. Sin nada más: ni manzanilla, ni agua, ni zumos, ni una "ayudita" de fórmula, salvo casos puntuales en los que haya hipogalactia verdadera o un verdadero problema de suplido.

Y sin embargo, cuando haya problemas de suplido, como menciono más abajo, podemos acudir a Lactancia Solidaria, y buscar leche humana donada.
"No tomes limonada porque se corta la leche. Debe ser que hay una manguera que va directamente de mi garganta a la teta, jaja."
¿Qué les puedo decir?? 

"Es malo dar el pecho y al mismo tiempo dar el biberón, o sea que la lactancia mixta es perjudicial para mi bebé"
Algunas familias por la razón que sea recurren a la lactancia mixta. No es que sea recomendable dar fórmula, pero es mejor dar pecho y completar con fórmula, que sólo dar fórmula - evidentemente. Por otra parte, podrían buscar también una donante de leche materna a través de la red de Lactancia Solidaria ;-)

"No bebas agua mientras amamantas (con la sed que da en los primeros días) porque le saldrá agua al bebé"
Volvemos a la hidratación y a la manguera. Lo que la madre consume, sean alimentos o bebidas, no baja de la garganta a los pechos, va por el tracto digestivo, se digiere, se asimila lo necesario y va a la sangre, lo innecesario se elimina por micción y al defecar... y los pechos producen leche. No es que lo que ingiera la madre vaya directo como por un embudo a las mamas.

"Después de 18 meses de feliz lactancia me continúan preguntando si todavía produzco leche"
Mientras el niño mame (en buena posición y a demanda), la mamá producirá leche. Así de simple.

"¿Tienes buena leche? No sabía que hubiera buena leche, mala leche, leche media buena, media mala..."
La leche materna no es buena ni mala, no tiene ventajas ni desventajas, simplemente es. Es el alimento default para nuestra especie. Todo lo demás estará siempre por debajo, porque la leche materna es el rasero con el que medir cualquier otra opción.

"No camines descalza por casa que tu leche se enfría"
"Dar teta con el aire acondicionado puesto puede hacer que se te obstruyan los canales y que deje de salirte leche"
"Si te comes ese helado recién parida, te va a salir la leche fría y luego podría resfriarse la niña"
"Mi tía, con buena intención, me dijo 'ten cuidado con este frío, igual se te corta la leche'... a lo que yo respondí: '¿entonces las esquimales no pueden dar de mamar?'"

Estos mitos sinceramente me dieron muchísima risa, sorry. Ante tan inmenso absurdo, no tengo nada sensato que decir. Bueno, sí... la leche sale del pecho de la madre, no de la planta de los pies :-) Por lo que tendrá la misma temperatura que la temperatura corporal de la madre...

Cuando damos teta con el aire acondicionado, no le va a pasar nada a la leche, ni va a salir fría. Lo ideal es llevar ropa adecuada a la temperatura ambiental, si el aire es suave, pues bien, si es muy fuerte, o le bajamos o nos abrigamos un poco, ¿no? Pero no es que se vaya a cortar la leche por estar en un ambiente frio. Al contrario, en un ambiente frio y dando el pecho, nos calentamos los dos :D

Comer helado tampoco enfría la leche materna, jejeje.

A las esquimales que amamantan a sus hijos, seguro les sale helado del pecho, ¿no? Vale que hay que estar bien abrigados cuando hace frío, pero eso es válido para todo el mundo: mamá, bebé, papá, tíos, abuelos, etc. no creo que tenga absolutamente nada que ver con la lactancia per se.

"Para tener una buena producción de leche debes tomar cerveza, además te la deben frotar en la espalda."
¡Dios mío! Yo no me imagino una mamá con no sólo aliento a cerveza, sino toda la espalda untada y hedionda, ¡por favor, qué asco!" Me perdonan, pero el olor a cerveza me desagrada desde niña, así que el comentario sobre el olor tampoco es muy objetivo, per es lo que opino... Vale que hay cerveza sin alcohol, así que la mamá podría tomarla si lo desea, pero el efecto galactogogo de la cerveza tampoco está comprobado.

"¿Y hasta cuándo piensas estar en eso? Es que tú no tiene casi leche"
¿Y cómo sabe alguien que simplemente te mira, si tienes leche o no? Eso lo sabe el bebé que mama cada vez que lo desea y se sacia...

"Con todo lo que se han esforzado los de Nestlé... ¡deja la teta"
Esta, si me permiten, la voy a responder con un par de videos, para que vean cuánto se ha esforzado Nestlé...









"A mí me dijo un médico que con 25 meses, ya sólo le estaba proporcionando agua, que él era partidario de la lactancia materna, sí, pero hasta los 6 meses."
¿Tiene sentido? Aquí aconsejo releer el apartado al comienzo, en donde explicamos que la leche materna en niños "mayorcitos" se asemeja más a la mantequilla que al agua.

"Pero si usa la teta como chupete"
A ver, ¿qué vino primero, la teta o el chupete? En tal caso, cuando damos un chupón a un niño, le estamos metiendo gato por liebre, por decirlo de alguna manera: estamos pretendiendo que use la chupa como teta, ¿o no?

"Darle teta a un niño 'grandecito' provoca homosexualidad"
¿Y qué tiene que ver una cosa con la otra? Yo francamente no veo ninguna relación y me parece una afirmación completamente absurda.

"Dos neonatólogas, a pocos minutos de haber parido me dieron una charla de 1 hora cada una con absurdos datos 'científicamente comprobados' diciéndome que la leche que yo producía era perjudicial para mi bebé recién nacida por estar adaptada para mi hija de 18 meses a quien lactaba en tándem, que no iba a producir calostro y que la mayor iba a pasarle todos sus gérmenes a la pequeña."
En primer lugar creo que hay que respetar la magia y la intimidad de una mujer recién parida en lugar de atosigarla con un sermón de este estilo. Los primeros minutos - y las primeras horas también - son cruciales para el éxito de la lactancia materna, así que lo recomendable es fomentar y respetar la intimidad del dúo mamá-bebé.

Por otra parte, la lactancia en tándem ofrece múltiples beneficios, y el cuerpo de la madre es tan sabio, que comienza a formar calostro al final del embarazo - cosa que puede desagradar o no al hermano mayor, provocando o no su destete. Tras nacer, la succión más fuerte que ejerce el hermano mayor estimula más el pecho de la madre, por lo cual suele haber más que suficiente producción de leche para ambos.

Hablando de gérmenes, los partos en casa ofrecen la ventaja de que el bebé nazca en un ambiente con las "bacterias habituales de la familia", de manera que se hace familiar y su sistema inmunológico se va adaptado a ellas. Lo que sucede en un nacimiento hospitalario es diferente, puede haber bacterias no habituales, por ejemplo de otros pacientes, o un ambiente perfectamente estéril, como por ejemplo un quirófano. La exposición a las bacterias habituales del hogar es beneficiosa para que el sistema inmunológico del bebé vaya desarrollando defensas.

"Mi pediatra habitual me dijo que no le gustaba para nada que mi beba me hiciera servir de chupete y la comadrona me dijo que no le diera tanto el pecho, que le diera 15 minutos y si no tomaba que se aguantara mi bebé y esperara 1 hora para volver a darle."
Lo del chupete ya lo hemos hablado arriba, lo que dice la matrona es la receta perfecta para que fracase la lactancia materna. Si no permitimos al bebé - mediante la succión y acceso libre al pecho - "decirle" cuánta leche necesita para que la fabrique, simplemente fabricará lo que sí se le está pidiendo y poco a poco dejará de ser suficiente para el niño. Un efecto dominó, una cosa lleva a la otra. Solución: lactancia a demanda.

Además de que me parece bastante cruel, tanto para el bebé como para la madre, someterlo a esperar para amamantar. El bebé llorará, se sentirá confundido, abandonado, frustrado y quién sabe cuántas cosas más, y la mamá desesperada, atada de manos, frustrada, y muchos otros sentimientos. El saldo de todo esto: negativo.

"La primera pediatra que vio ami bebé de 15 días me dijo que estaba desnutrido, que seguramente yo tenía mucha leche en la mañana pero ya en la tarde se me había acabado, por lo que tenía que sacarme leche durante el día para saber cuánto tenía almacenado en los pechos, y yo de ingenua lo hice. Resultado: mamá llorando todo el día, bebé con confusión de pezón que terminó tomando teta casi 3 años con pezonera"
A ver, la cantidad de leche que logra sacar el bebé al mamar no guarda relación con la que puede sacarse la madre con un sacaleches. Además, varía mucho entre una toma y otra, entre un tipo de extractor y otro, e intervienen factores emocionales también. La oxitocina, que se segrega durante la lactancia materna, es la hormona del amor, y una madre que se extrae leche se siente bastante diferente poniéndose al pecho a su hijo, que una máquina. No tengo nada en contra de los extractores, no me malinterpreten, sólo digo que es distinto que dar directamente el pecho.

Por otra parte, a menos de que utilicemos un extractor de tipo hospitalario, la estimulación que recibirá el pecho no será la misma que amamantando a un niño, por lo que puede disminuir también la producción. Tratar de cuantificar o estimar cuánta leche producimos, a mi parecer, no tiene mucho sentido. La mejor señal para saber que nuestro hijo se ha saciado es su carita de felicidad al soltar el pecho y ver cómo se le escapa una gotita de leche por una comisura. Dicho de forma menos romántica: si el niño toma el pecho a demanda, duerme bien, se desarrolla bien, juega, se interesa e interactúa con el mundo, y moja suficientes pañales al día, lo más probable es que esté tomando suficiente leche.

Otro punto a tomar en cuenta aquí es la confusión del pezón, razón por la cual no es recomendable dar biberones (aún de leche materna) a niños menores de 1 mes, o en los cuales aún no se haya establecido una buena relación de lactancia. Podemos, en caso de ser necesario, alimentarlos con vasito y con mucha paciencia, esperar que vayan sorbiendo la leche, de esta manera evitamos que al tomar el pecho "olviden" la posición adecuada que deben tomar sus músculos para estimular la salida de leche materna.

"Mi hijo ya tiene casi 5 años, lo último que me han dicho respecto a la lactancia es: '¿no te fas cuenta de que un niño que mama tanto de mayor puede ser un viejo verde y un obsesionado por las tetas?' ¡Qué retorcido por Dios!"
Sí que lo es, bastante retorcido a mi parecer también. Además no conozco un sólo hombre a quien no le gusten un par de pechos (sorry, jeje).

"Si siempre le ofreces el pecho, cuando sea mayor, será fumador"
Otro mito bastante absurdo, pero es que aquí creo que la persona que lo ha dicho sabe muy poco sobre la etapa oral. Los hábitos orales en adultos, como mordeduras de uñas, fumar, llevarse objetos a la boca como clips, bolígrafos, etc. están asociados con no haber satisfecho durante la primera infancia su necesidad de oralidad. Una etapa oral frustrada con demasiados "no te metas eso a la boca", "deja de chuparte X cosa", etc. dejan al niño frustrado y eso en la edad adulta puede canalizarse mediante hábitos orales como el fumar. No es que sea la única causa, pero creo sinceramente que darle el pecho a demanda y sobre todo, dejarle destetar cuando esté preparado para ello puede precisamente contribuir a disminuir la posibilidad de desarrollar hábitos orales más adelante.

"Tienes que comer tortillas tostadas para hacer leche, pero tienen que estar tostadas, si están blanditas no sirven."
Jajajajaja...

"Una amiga me dijo que tuvo que darle fórmula a su bebé porque su leche era light y por eso su bebé no engordaba."
La leche materna tiene diferentes características a lo largo de la toma. La que sale al principio, contiene más agua y sacia la sed del bebé, la del final, contiene más grasas y es la que le ayuda a aumentar de peso, por lo que si damos el pecho con horarios, por ejemplo 15 minutos de un pecho y luego 15 minutos del otro, lo más probable es que ese bebé no esté recibiendo la leche del final de la toma. Solución: dar el pecho a demanda.

"No le des pecho de noche, déjalo llorar un par de días para que puedas dormir bien"
Con toda sinceridad, este es un consejo netamente cruel - además de conductista - y que no toma en cuenta en lo absoluto las necesidades del bebé (y de la madre, porque todo hay que decirlo). Dejar llorar a un niño no es nunca una solución. El conductismo, métodos para adiestrar o "enseñar", como algunos insisten en llamarle, a dormir a los niños son un maltrato, así de simple. En primer lugar no le estamos enseñando a dormir, porque eso no hace falta que lo aprendan, ya dormían durante su vida intrauterina. En segundo lugar, lo que aprende el niño es que haga lo que haga, mamá no va a satisfacer sus necesidades - y por mecanismo de supervivencia, deja de llamar y de pedir. Todas las horas que pasa llorando para llegar a eso, a rendirse, a perder las esperanzas, causan daños en el niño. Numerosos estudios documentan el papel del cortisol - segregado en situaciones de estrés - en el cerebro en pleno desarrollo.

Por otra parte, una madre que deja llorar a su hijo, quedará destrozada internamente, porque estará actuando en contra de aquello para lo cual está genéticamente programada: atender a su cría, y cuidarla. Probablemente quedará con sentimientos de culpa, estrés, y más sentimientos que contrario a favorecer el "buen dormir" y el descanso, lo dificultan.

Además de todo esto, la lactancia materna nocturna tiene su razón de ser y pueden leer más al respecto aquí. Si lo que desean es un verdadero descanso tanto de mamá como del bebé - un descanso respetuoso, que no perjudique a nadie, un sueño pacífico y tierno, lo más recomendable y lo más práctico y cómodo es meter al pequeño a dormir en la cama de los padres.

"El pediatra le comentó a mi hermana que no tomara ninguna bebida gaseosa porque le iba a pasar los gases a la niña"
Volvemos al tema de que no hay una manguera que pase de la garganta de mamá y que desemboque directamente en sus pechos... La leche no sale con burbujitas. Cuando un niño parece tener gases, lo más probable es que haya mamado en una posición o con un agarre tras el cual ha tragado aire mientras tomaba el pecho. No es que la leche salga con gas, es que los niños a veces tragan aire junto con la leche (aire que entra a su boca desde fuera del pecho, jeje).

"El pediatra les recomendó dejar de comer tantos alimentos durante la lactancia, porque supuestamente causarían daño al bebé que mi hermana dejó de dar el pecho para poder comer con normalidad"
Lo he dicho siempre: hay que cuidarse toda la vida, y más aún durante el embarazo y la lactancia materna. Eso no quiere decir que no podamos comer nada, ni que tengamos que prohibirnos ciertos alimentos. Implica, estar atentos a nuestros cuerpos (en todas las etapas de la vida), y ahora que somos mamás, al cuerpo de nuestros hijos también. Si un día comí algo y vi que mi bebé estaba con malestar, pues puedo evitar ese alimento a ver si no se presenta de nuevo. Si continúa presentándose, podemos probar una dieta de eliminación, por ejemplo con los lácteos y observar si las cosas mejoran. Si no vemos mejoría a veces el llanto o el malestar del bebé se debe a otras razones. Nuestros hijos son nuestro mejor espejo y si nosotras no estamos bien, muchas veces comparten el malestar, expresándolo externamente hasta que lo miremos de frente.

"Comer piñones/almendras aumenta la producción de leche"
Sinceramente no lo he probado, pero según he leído, no son galactogogos probados. Lo que sí sé es que la lactancia a demanda y el contacto piel con piel, dan la producción de leche suficiente para el bebé. Si sentimos que no producimos suficiente leche, nada mejor que una luna de miel con nuestro bebé. Un fin de semana de entera dedicación: besitos, mimos, bañarnos juntos, masajitos, mucha teta y abrazos, con poca ropa mejor. Resultado: a los dos a tres días habrá remontado la producción, además habremos descansado y estaremos los dos contentos :o)

"En la primera (y última) visita con la pediatra de seguridad social, me dijo que había lactancias buenas y lactancias malas. Que la mía era mala, pero que no me sintiera mala madre, que no todas podíamos dar de mamar. Llevo más de 17 meses de lactancia materna."

Ya lo sé, en la universidad - si hemos estudiado medicina u odontología - no nos dan suficientes clases sobre lactancia materna. Pero eso no es razón para que no nos documentemos al respecto, no es razón para hablar de esa manera a una madre, que seguramente lo habrá hecho con toda la buena intención del mundo, sin embargo, está demostrando que no sabe mucho del tema.

Si por el contrario estuviera bien informada la pediatra, le habría preguntado cómo van las cosas, y la habría derivado a una asesora de lactancia materna o a un grupo de apoyo a la lactancia. Lo comentaba al principio, si yo no sé tratar a una paciente porque su caso se escapa de mis manos, lo tengo que derivar, esto sí nos lo enseñan en la universidad. No hay por qué propagar mitos acerca de la lactancia materna que merman la confianza de las madres en su cuerpo, en su capacidad de alimentar a sus hijos. Ofrezcámosles apoyo y si después de intentarlo todo, no lo logran, ahí sí: ofrezcamos un hombro, un consuelo, un "no es tu culpa, lo has intentado todo, no te sientas mal". No antes.

"Para el sistema digestivo no es bueno comer sólidos y luego tomar teta"
¿Y entonces para qué se llama alimentaicón *complementaria*? Pues justamente porque son alimentos que complementan los nutrientes que nos ofrece la leche materna. Así de fácil.

¿Y tú? ¿Qué otras barbaridades te han dicho mientras dabas el pecho? Cuéntanos en los comentarios...

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.

{Foto}

10 opiniones:

Kim dijo...

Perlas de mi antiguo pediatra:
- Las asesoras de lactancia están convencidas de que la mejor opción es la leche materna, pero no es cierto, hay muchas buenas opciones.
- Si un bebé llora después de tomar el pecho, significa que se ha quedado con hambre; si llora después de tomar el biberón, entonces tiene cólicos, o gases.
- La leche artificial tiene exactamente los mismos componentes que la leche materna, ni uno más, ni uno menos.
- A partir de los 3 meses, un bebé tiene que hacer 6 tomas de pecho al día: si pide más, la leche de la madre no es de buena calidad y no le alimenta; si pide menos, significa que no saca nada porque la madre no tiene leche.

paola dijo...

WOW! Louma, algunos mitos son muy graciosos!! Jajajaja.

Fijate que hay un error:
"Después de 18 meses de feliz lactancia me continúan preguntando si todavía pregunto leche"
Debe ser PRODUZCO, no?

HispaVida dijo...

Excelente artículo, muy completo. Algunos de los mitos los había oído bastante pero hay otros con los que me he quedado alucinado!! ¿de verdad hay gente que piense esas cosas?

Zaira Isabel dijo...

Pues a mí, el pediatra (no me dijo directamente, sino como platicándolo con la doctora que estaba haciendo sus prácticas para ser pediatra, pero para que yo lo oyera) comentó que la leche materna debe dársela hasta los 18 meses (mi bebé tiene un año) porque después de esa fecha se le desarrollan conflictos sociales y empiezan a tener problemas sociológicos por tomar el pecho, que él lo leyó en un estudio. Cuando le pregunté de dónde lo había leído, él no lo recordaba y le recomendé que se pusiera al tanto de los estudios recientes en relación a la lactancia materna y la OMS y que no anduviera haciendo tales afirmaciones si no tenía una fuente fidedigna de información a la mano. Sobra decir que le callé la boca y aproveché para decirle que iba a destetar a mi nena hasta que fuera natural para ella.

Llum de Lluna dijo...

La última vez que fuí a la pediatra, me pregunto si todavia (me hace gracia esta palabra para referirse a la lactancia materna!) le daba el pecho, le comenté que la niña solo tenía 15 meses, que claro que le seguía dando...me dijo que no hacía falta ser tan "talibana", es decir, RADICAL, con este tema, que si no tomaba no pasaba nada...Mi pediatra llama así a las madres que le discuten los beneficios de la lactancia materna, como si ella supiera tanto!

SolMunoz Doula dijo...

Algunas no las había oído nunca y son muy divertidas, ja ja ja ja. Conozco a una mamá que tuvo que cambiar de pediátra porque le dijo que tenía que destatar a su hijo de solo tres meses por la armonía familiar. ¿Qué le importaba a él como se organizan en esa casa?

Paola dijo...

Mi psiquiatra me ordenó que dejara de darle de mamar a mi hijo porque yo tenía que descanzar! que para que no se despertara en la noche le diera una mamadera de leche de vaca que con eso era suficiente para que yo pudiera dormir, y que si continuaba dándole pecho ya no iba a ser una relación de apego sana sino que iba a generar una relación de super-apego con mi bb O.o
... qué puedo decir?? si claaaro doctora, claro que si... Seguro que el que me sienta mejor que nunca y sin medicamentos se lo debo a que?? a que va a ser? a mi hijo, a mi relación de apego con él, a sentirme feliz dándole teta, a poder alimentarlo, consolarlo, etc! es tan obvio... y los médicos ven inmediatamente en la lactancia una aberración...
Otra vez que fui a una fiesta con mi hijo y nos retiramos temprano porque ya era hora de que descansara, me dijo que el que me fuera era culpa mía por dejarlo dormir conmigo, que si seguía permitiendo eso, nunca iba a poder pasarlo bien! como si un grupo de extraños fuera mas importante, más gratificante y más hermoso que estar junto a mi hijo... Y eso que él ahora tiene 10 meses! qué cosas me esperan para más adelante? y bueno lo típico, seguirán diciendo que mi leche es sólo agua, que no lo alimenta, que se me caerán las tetas, etc etc etc...

Anónimo dijo...

Hay un pedopsiquiatra francés muy famoso, Marcel Rufo se llama, que dice que le parece que no se debe dar el pecho más allá de los 3 meses, pero más allá de los 7 es abuso sexual por parte de la madre, y eso va a traer graves problemas psicológicos al niño. Como es posible que algo que es totalmente fisiológico pueda traer trastornos mentales ? Pues lo dice y se queda tan ancho !

Anónimo dijo...

A mí me comentó mi pediatra en la revisión de los 4 meses que a los 5 meses empezara a darle papilla de cereales sin gluten y que respecto a leche "ya podía comprar la número 2 de continuación"... Yo pensé que teniendo un extractor de leche en casa, bien podía tomarme la molestia de sacarme leche todos los días y no comprar. Parece que esa opción a la gente no se le suele ocurrir...?

Anónimo dijo...

@Anónimo

Esos pedagogos, psicologos y psiquiatras pueden ser gente igual o mas trastornada que los adultos promedio.

La sexualizacion de los senos sobre la logica de la evolucion y anatomia humana son bastante pateticas. Solo ponen en evidencia la insanidad mental y los conflictos de quien clame algo asi. Es una pena

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana