Pin It

Desmintiendo mitos y creencias absurdas sobre crianza en brazos


Preguntamos a nuestras mamás de Facebook - fuente interminable de sabiduría y amistad =) cuál era el comentario más absurdo o ridículo que habían escuchado mientras llevaban a sus hijos en brazos o portabebés. Aquí un resumen de sus respuestas, rebatiendo punto por punto todos los comentarios infundados que recibimos tan a menudo los padres que criamos respetuosamente a nuestros hijos.

"Le vas a mal enseñar". Como si dar amor a nuestros hijos, satisfacer sus necesidades de afecto al llevarle en brazos fuera algo dañino.

"Después no te va a dejar hacer nada". Como si no pudiéramos perfectamente hacer las cosas *con* nuestros hijos en un portabebés, o compartiendo con ellos algunas actividades del hogar, por ejemplo.

"Si lo llevas siempre en brazos no van a aprender a caminar". Como si no aprendieran por imitación y porque es un instinto. Los bebés pequeños ya tienen el reflejo de poner un pie delante de otro y que una vez fortalecidos sus músculos lo suficiente como para soportar su peso corporal, el andar se dará a su debido tiempo, de forma espontánea. Llevarlos en brazos, o portabebés ergonómicos, favorece su desarrollo, los estimula, los incorpora a nuestras actividades y satisface sus necesidades de contacto, no retrasa para nada el momento de caminar.

"Claro, acostúmbralos a los brazos y así nunca van a ser independientes". Como si la independencia fuera algo que pudiera forzarse. Por si no lo saben: el niño se saciado y respetado se "independiza" a su debido momento, una vez saciadas sus necesidades de contacto y afecto, contrario al niño adiestrado, que muestra externamente una falsa independencia mientras que internamente es inseguro y probablemente exteriorizará de forma más socialmente aceptable esa dependencia con el paso del tiempo. Un ejemplo de ello es el somatizar, porque si me enfermo, mamá me tocará, me mimará, me mirará… ¿Eso es independencia?

"Cuidado que ese niño seguro se te va a caer". Como si las madres que usáramos portabebés ergonómicos no nos hubiéramos asegurado previamente de utilizar una tela con resistencia suficiente para ello y de aprender a hacer un nudo correcto para soportar el peso y movimientos tanto del portador como del niño.

"Qué dolor de espalda, si ese niño ya está grande". Como si no supieran que los portabebés ergonómicos - contrario a lo que piensa la gente que desconoce estos temas - fortalecen los músculos de la espalda, hombros y caderas del portador a la vez que aseguran una posición adecuada para el desarrollo del niño, tanto en su espalda, como en sus piernas y caderas. El llevar a un niño en un portabebés adecuado, y colocado de manera correcta fortalece de manera gradual la espalda del adulto, a la vez que el niño crece y aumenta gradualmente de peso.

"¿No tienes quién te la cuide? ¿Por eso la llevas en brazos?" Como si no supieran que uno tiene a un hijo para amarlo, cuidarlo y respetarlo. Sólo se le deja en manos ajenas o de familiares cuando es necesario. Los hijos son parte de nuestras vidas y disfrutan aprendiendo de todas las cosas que hacemos a diario.

"Deja tranquila a tu mamá, no ves que seguro se cansa". Como si no supieran que la cercanía entre mamá y bebé no sólo da placer al niño, sino también a su madre.

"Ay, pero seguro que llevarlo en brazos te hará daño en la cintura". Como si no supieran que hay una diferencia de estatura entre un niño pequeño y sus padres y que para abrazarlo en condiciones, debemos alzarlos =)

"¿Y ese bebé no se ahoga durmiendo en el fular?" Como si las madres o padres que usamos portabebés no nos aseguráramos de tener a nuestros hijos bien colocados de modo de permitir el paso libre de aire cuando se duermen. Dicho sea de paso que duermen divinamente en brazos y los portabebés nos permiten dar paseos y hacer otras actividades mientras duermen a la vez que disfrutamos de su calor y olor embriagador.

"¡Ay, pobrecito! ¿Cómo lo llevas ahí tan pequeñito?" Como si los bebés no hubieran estado siendo aún más pequeñitos, "ahí dentro", en nuestras panzas, bien apretujados y contentos. El niño pequeño necesita del contacto constante con su madre y de unos nueve meses de exterogestación.

"¿Y eso no le causa pie plano?" Como si los pies planos tuvieran algo que ver con ir en brazos.

"¿Y no te cansas de llevarlo en brazos?" Como si no fuera más cansón - y no lo digo de mala manera - llevar al bebé en cochecito llorando a todo pulmón, desgarrador para la madre que se siente impotente y culpable por ir en contra de sus instintos y no satisfacer las necesidades de contacto y placer tanto suyas como de su pequeño, y para el niño que obviamente no entiende por qué su madre no responde a su llanto. Por otra parte, ¿por qué no se ofrecen a llevarnos el bolso, por ejemplo? ¿O a barrernos el suelo de casa? Eso sí que nos cansa bastante =)

"Ya déjalo caminar, si no lo dejas ahora nunca se fortalecerán sus músculos como para hacerlo". Como si los atáramos en portabebés en contra de su voluntad, impidiéndoles caminar. Obviamente, un niño pequeño puede caminar unos metros, una calle tal vez y luego se cansa y pide brazos. Una manera cómoda y sana de satisfacer esa necesidad en los períodos "sube y baja" es el uso de un portabebés.

"Si la llevas tanto a upa, la vas a malcriar". Como si no hubieran analizado el verdadero significado de la palabra malcriar. Criar mal, señores, es criar a un niño sin satisfacer sus necesidades de contacto y afecto, es tratar de adiestrar a los niños para que desarrollen habilidades y/o destrezas para las cuales aún no están lo suficientemente maduros, tanto en sentido emocional, como físico y/o psicológico.

"Por eso sólo quiere estar contigo, porque te la pasas cargándola". Como si no supieran que los niños tienen personalidad y preferencias, que ellos habiendo salido del vientre de sus madres, obviamente preferirían estar en brazos de la persona que los gestó por encima de terceras personas. Como si no fueran mucho más sinceros que nosotros, que muchas veces tenemos por compromisos sociales o por diplomacia que sonreirles a personas que no nos caen; los niños no, son sinceros y punto, si alguien no les cae bien, o simplemente en el momento no les apetece salir de los brazos de mamá para ir con una tía a la que ven una vez al mes o al año, pues lloran y punto. Respetémoslos.

"¿Y no se quiere bajar de ahí?" Como si no supieran que poner a un niño en contra de su voluntad en un portabebés va precisamente en contra de la crianza respetuosa. Si los llevamos en brazos es *por* respetar sus necesidades de ser llevados, no por ir en contra de ellos. Cuando desean bajar, lo expresan claramente y nosotras actuamos acorde.

"Si sigues así los tendrás en casa hasta que sean viejos". Como si no supieran que los niños cuyas necesidades de afecto son saciadas, son aquellos que se vuelven verdaderamente independientes.

"No puede ser que no lo dejes llorar, que lo alces cada vez que lo pide". Como si dejarlos llorar fuera una solución. No, todo lo contrario, dejarles llorar agravará los problemas, mientras que satisfacer sus necesidades y hablar las cosas con nuestros hijos, sí las soluciona.

"Seguro lo llevas en portabebés porque no tienes dinero para un cochecito". Como si no supieran que muchos de nosotros hemos invertido incluso 2.000€ en uno o dos cochecitos que luego no hemos usado porque van más contentos en un portabebés de 50-100€. No es cuestión de dinero ni de pobreza, sino de empatía y comprensión de las necesidades físicas, emocionales y psicológicas de nuestros hijos.

"Se va a acostumbrar a estar encima de ti". Como si no supieran que es igualmente placentero para mamá que para el bebé el estar juntitos.

"Le vas a hacer daño en la espalda al bebé por llevarla ahí atada". Como si no supieran que los portabebés ergonómicos respetan la fisiología del bebé, colocando su espalda ligeramente curvada, como iba dentro de nuestra panza, contrario a cómo van en el cochecito - completamente estirados - o en portabebés convencionales o cuando los atamos al frente, mirando hacia el frente - en donde sus espaldas van curvadas en sentido contrario, lo cual sí es dañino.

"Pobrecita, como la llevas, pareces una gitanita" o "¿De verdad vas a salir a la calle así, como las moras?" Como si no supieran que estamos eligiendo llevar a nuestros hijos en brazos porque seguimos nuestros instintos y también porque nos hemos educado al respecto. Y por favor - dejen a un lado los comentarios racistas.

"Yo diría que ese niño está incómodo ahí". Como si no supieran que los niños suelen ir súper contentos en un portabebés, que muchos se duermen allí en pocos minutos. Debe ser porque van muy incómodos, ¿no?

"Por eso es tan tímido, porque lo llevas siempre en brazos". Como si el niño no socializara ni aprendiera por observación cómo su madre se relaciona con todo el mundo. Como si al llevarlo caminando - y probablemente llorando pidiendo brazos tras un par de calles - el niño se volvería mágicamente más extrovertido. Muy realista. Cada niño tiene su personalidad, en parte por imitación de cómo se comportan socialmente sus padres y por otra parte innata. En un cochecito verían mucho menos e interactuarían mucho menos con el mundo, que siendo portados a la altura de las caras de las personas con quienes interactúan sus padres.

"Tú no crees que estará más a gusto en el cochecito?" Como si no supieran que muchos niños toleran un ratito de coche y luego igualmente piden brazos. Para eso mejor llevarlos en brazos con ayuda de un portabebés que reparte bien el peso, ¿no?

"Se le van a deformar las piernas en el fular". Como si llevar a los niños en fular - obviamente atado de forma correcta - no fuera una posición ergonómica que favorece incluso el desarrollo de toda el área de las caderas y piernas, precisamente por respetar su posición fisiológica de "ranita".

"No lo cargues tanto que después se va a acostumbrar a los brazos". Como si no supieran que eso es justamente lo que queremos, que nuestros hijos estén seguros de que sus necesidades serán cubiertas, que cuando necesiten afecto, siempre nos tendrán. No nos interesa para nada, acostumbrar a los niños a creer que pedirán y pedirán brazos o afecto y que no los obtendrán.

¿Y tú? Cuéntanos el comentario más absurdo o ridículo que te hayan hecho mientras llevabas a tus hijos en brazos o en portabebés.

Artículos relacionados:
Gracias Luisina, Andrea, Stephanie, Yanny, Ana, Estefanía, Jocelyn, Maternarte,Isa, Mara, Victoria, Aj, Magdala, Ale, Liliana, Micaela, Ipe, Susi, Sandra, Diana, Anaisa, Olga, Carmen, Marta, Sabina, Ruth, Alba, Mónica, Soledad, Silvia, Mila, Bebés Felices Papás Felices, Jemma, Háblame Bajito, Marilena y Laura por sus aportaciones.

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.

10 opiniones:

Diana dijo...

"No ves que la niña no quiere ir allí?" ... es que te lo ha dicho ella? como si pudiese leer el pensamiento de los bebés.

lucia dijo...

mis suegros cada vez que me ven con el gordo en el cargador se horrorizan de lo incómodo que debe estar (pobrecito! :P) y de lo mucho que debe querer estar echado. más bien escucharon a la pediatra decir que es bueno para sus piernitas, porque también se lamentaban de que estuvieran tan abiertas! y por supuesto, pobre espaldita del bebé asi doblada!! (qué importará que estuvo más doblada que eso 9 meses en la panza!) también esos comentarios me los hace la gente por la calle a cada rato.
mi madre sufre pensando en mi pobre espalda e insiste en que no lo alce siempre sino que lo deje llorar, que ya se calmará solo.

yo lo llevo a mi hijo en fular y bandolera desde sus 15 días de nacido, y desde los 4 meses empezó a ir en el meitei. al principio era muy incómodo con todos los comentarios en contra, pero después fui ganando confianza -en mi misma y en mi hijo- y me empezaron a importar muy poco las cosas que me dicen, aunque me siguen molestando -comentario que sobra siempre estorbará!- ya no les hago caso!

ojalá la gente aprendiera a quedarse un poco más callada en vez de estar opinando de gratis!!!

Feliz Mamá dijo...

Al igual que ustedes, amo llevar a mi princesa en brazos tanto cuando era pequeña como ahora que ya tiene 3 años y pesa 18 kilos, siempre escucho comentarios de todo tipo y no me extrañan, pero hace poco ME DIERON UNA ORDEN QUE ME CHOCÓ. Mi pequeña entró hace poco a preescolar y a la salida de la escuela llevaba a mi pequeña en brazos por lo que una de las profesoras al verme, me dijo: "señora, no la cargue"... añskfjs me chocó tanto esto que simplemente ignoré a la profe....

Anónimo dijo...

A mí una enfermera me dijo: "Si sigues llevando ese bebé en brazos, se te va a brotar la tripa y vas a tener dolor de espalda" Claro, no le hice caso. De verdad que es incómodo que tanto conocidos como desconocidos estén opinando, peor, que muchos no te lo digan ni siquiera como un consejo, si no como una orden, como lo suelen hacer algunos profesores o profesionales de la salud. Att. Beatriz Vergara

@MamaDeMijita dijo...

Uff si he llevado a Mijita colgada desde que nació hasta ahora... LOL... Da igual... En el colche, en brazos, en foulard, encima de una bandera... Siempre tendrán algo que decir... Por aquí entra y por aquí sale.

Ceci dijo...

Tengo una hija y pues ya se imaginarán...
"¿Y no le pasa nada al abrirse así de piernas?".
Y ya tengo que aventarme el mega discurso de la posición de ranita, que por eso las rodillas van dobladas...

Oriana Sanchez Iriarte dijo...

En mi país (México) el rebozo es usado por las mujeres indígenas, es parte de su tradición. Lamentablemente muchas viven en condiciones de pobreza. En las ciudades se les ve vender dulces en los semáforos (el comercio ambulante en México está muy generalizado) cargando a sus bebés a la espalda (muy bien colocados, con el asiento perfectamente bien hecho, unos amarres y unos rebozos hermosos). Entonces más de una vez me han mandado a "vender chicles" por traer a mi bebé en cargador, sobre todo cuando la han visto a la espalda. También me ha tocado la señora que asomada a la ventana grita que se le van a deformar las piernas. Hay quien me ha dicho "pobre niña, ¿no tiene carreola, no tiene sillita?". También insistencia de la abuela paterna "yo la cargo, por qué la amarras, etc". Mucha paciencia y mi admiración a todas las mamás porteadoras.

mariel dijo...

he escuchado casi todos las frases que mencionas Louma, y en casi todas sonrío y no digo nada. Para qué? mi bebé y yo sabemos lo que nos gusta.
Pero una vez me dijeron si no tenía para comprar el cochecito... y no me aguanté. yo no uso fular, uso una mochila ergonómica porque no me apaño con los nudos. Y al menos en mi país, los cochecitos son MUY baratos, al menos los sencillos... así que le cerré la boca a la persona que había hablado, diciéndole lo que había pagado por la mochila (casi el doble). La verdad, ver cómo se quedaba sin nada que decir fue un momento de disfrute, lo reconozco ;)

Carolina Suarez dijo...

Creo que he vivido cada uno de estos comentarios! Es tan fácil lastimar a una mamá (sobre todo en su proceso de postparto), con este tipo de comentarios y lo peor es que esas palabras pueden hacer que desistas de tu decisión de crianza en brazos. Por eso la importancia de tener completa seguridad en lo que hacemos hacia nuestros hijos. NADA que se haga con amor lastimará jamas! Eso es lo que tuve en mente y me ayudó a superar estos incomodos comentarios. Mi hija hoy de 13 meses ya no usa tanto el rebozo como antes, pero ya comienzo a ver sus ventajas en cuanto a su autoestima y seguridad.

Así que adelante mamás porque estamos haciendo un excelente trabajo!

johanna loli davila dijo...

es impagable sentir a tu hijo tan cerquita tuyo

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana