Pin It

Cómo usar un fular portabebés




Una duda que a menudo aqueja a los padres que comienzan a descubrir los beneficios de llevar a sus hijos en portabebés, en caso de haberse decantado por un fular, es cómo atárselo. El fular, foulard, o baby wrap, constituye por excelencia el más versátil de todos los portabebés, permitiendo un gran número de nudos y posiciones, una para cada gusto, cada bebé o niño, cada madre, padre u otro cuidador y también para cada situación.

¿Qué es un fular portabebés?

Consta de una larga tira de tela, usualmente mide de 70 a 80cm aproximadamente de ancho, y su longitud suele oscilar entre los 2 metros 30cm y los 5 metros 40cm. Podemos entonces, comenzar por dividir los fulares según su longitud, así tendremos un fular corto, de aproximadamente 2 metros 30-50cm, con el cual podremos hacer algunos nudos básicos y rápidos, y un fular largo, de la longitud completa que necesita la persona según su estatura y contextura, de modo que pueda realizar absolutamente todos los nudos que le apetezca o necesite. Tras un poco de experimentación, seguramente cada madre hallará las posiciones que más le gustan, con las que más a gusto se sienta su bebé y que mejor domine.

¿En qué se diferencia un fular de otro?

Además, los fulares también pueden clasificarse según su tejido y las características del mismo. Según Red Canguro, podemos distinguir: el fular elástico, de sarga cruzada, sarga diamante, ligero, EllaRoo,  Jacquard fino, y Jacquard indio. Cada uno ofrece ventajas y desventajas, dependiendo de si el tejido cede o no, sea en longitud, ancho o en sentido diagonal, facilitando o dificultando el ajuste, el anudado, favoreciendo o no el soporte, etc.

¿A la espalda, a la cadera, o delante?

Podemos distinguir, tres partes del cuerpo de la madre, en los que uno pueda atarse a un niño, siendo éstos: delante, siempre barriga con barriga, o mirando a la madre, detrás, o a la espalda, siempre con el niño viendo a la espalda de la madre, concretamente por encima de su hombro, y a la cadera, que es probablemente la posición que permite mayor campo de visión para el niño. Como comenté en una entrada anterior, he tenido un fular corto, tejido y ahora tengo un fular largo. Cuando compré el fular corto, Sam ya tenía 10 meses de edad, y las posiciones que usábamos con mayor frecuencia eran el nudo tibetano, y a la cadera. El fular es sin duda alguna, una herramienta muy cómoda para ir dando el pecho, ya sea en casa o fuera, con el niño dentro y las manos libres, permitiéndonos realizar otras actividades al mismo tiempo, si así lo deseamos.

¿En qué consiste la posición ergonómica al usar portabebés?

Lo más importante cuando llevamos a un niño en portabebés, es que tanto el mismo portabebés, como la posición que hemos utilizado para atarnos a nuestro hijo al cuerpo, sean ergonómicos, para el niño y también para la madre. La posición que llamamos ergonómica es aquella que respeta la fisiología y favorece el correcto desarrollo del sistema músculo-esquelético del niño, y que a su vez reparte de la mejor manera posible el peso del niño en el cuerpo de quien lo lleva en portabebés. Para el niño, esto significa, que debe ir con las piernas abiertas en ángulo de 45º, las rodillas flexionadas en ángulo como mínimo de 90º, la columna siguiendo su curvatura natural en forma de "C" y el peso corporal apoyado sobre sus glúteos; la denominada posición "en ranita".

Para el adulto, esto significa que el peso del bebé debe repartirse de la mejor manera posible entre hombros, espalda y caderas. Para lograr esto, lo ideal es un fular largo, que lo permite, porque la tela pasa en distintas direcciones encima del niño, y por distintas partes del cuerpo de la madre, teniendo el apoyo de varias capas de tela.

¿Y cómo aprendo a usar el fular?

Si es primera vez que usas un fular, puede que sientas temor de que el niño se caiga, o te sientas insegura con tantos metros de tela. Para eso, lo más recomendable es practicar los nudos varias veces con un peluche o muñeco de tamaño similar al de nuestro bebé, un espejo puede ser de gran ayuda. Una vez dominado un nudo, podemos intentarlo con nuestro pequeño, en un momento en el que esté relajado. Una herramienta sumamente valiosa para aprender a atarse un fular es ver videos con distintas posiciones. Algunos de los que comparto a continuación no están en castellano, pero las demostraciones son tan claras, que el audio realmente no se hace necesario. Recomiendo ver cada video varias veces antes de intentar hacer un nudo con el bebé, e incluso practicar un par de veces con el portabebés vacío en qué orden pasaremos la tela por cada lugar. Una vez dominado un nudo, podremos probar otros, y se hará muy rápido y práctico atarnos a nuestros hijos y poder hacer uso de ambas manos, con un bebé contento encima.

Fular con el bebé o niño a la espalda

Con fular corto: Rucksack under the bum o nudo tibetano atado bajo los glúteos:




Con fular largo: Rucksack with a twist o nudo tibetano con bucle:




Con fular largo: Nudo tibetano cruzado delante:




Con fular largo: Mochila cruzada atrás:




Con fular largo: Cruz envuelta atrás:




Fular con el bebé o niño delante

Con fular largo: Cruz envuelta delante y cuna para recién nacidos:




Con fular largo: Cruz envuelta delante:




Para pasar de una cruz envuelta delante a una posición de cuna para amamantar al niño en el fular:




Fular con el bebé o niño a la cadera

Con fular corto: Nudo simple a la cadera: (la mamá de este video comenta que la tela que usa no es un verdadero fular, sino un trozo de lino que improvisa como fular.) He probado esta posición con mi fular corto y va muy bien para nudos rápidos, y/o bebés que suben y bajan constantemente del fular. Para recorridos más largos, son más cómodos para la madre los nudos con mayor soporte, como los que siguen más abajo, a la cadera, o personalmente prefiero los nudos simétricos, sean delante o detrás.




Con fular largo: Robin's hip carry o nudo a la cadera de Robin:




¿Y tú? ¿Utilizas portabebés? ¿Tienes un fular? ¿Cuál es la posición que más le gusta a tu bebé? ¿Y cuál se te hace más cómoda a ti?

Recursos e información sobre portabebés ergonómicos: 
Foto © cultura/Corbis

5 opiniones:

estela dijo...

Yo compré un par de portabebés para mi hija pero no le gustan nada. Creo que se siente demasiado apretujada ahí dentro. No sé si es que lo usamos mal, pero siempre que intentamos ponerla empieza a quejarse y al final hay que sacarla.

Sabrina dijo...

El fular! Que gran aliado!!!

Te he dejado un pequeño reconocimiento:
http://joguinesalmenjador.blogspot.com/2011/03/un-altre-premi.html

Anónimo dijo...

Amo el fular, me ha ayudado a disfrutar más la dicha de cargar a tu bebé, sin dolores de espalda, sin apretujamientos... libertad para hacer cosas y no dejar de apapachar a tu bebé!!!

Alicia dijo...

hola!!! compramos un fular hace unos dias, nuestra nena ya tiene 4 meses...me parece lindo, practico, en fin..lo que veo..pero a la hora de anudar me tensa un poco, pues me entran dudas de si mi gordita esta apretada, se caera, en fin... una pregunta, se le puede llevar en el fular mirando hacia adelante, es decir, su espaldita pegada a mi barriga?.. saludos!

Amor Maternal dijo...

Estela, depende del bebé, puede gustarle más una posición que otra, más la mochila o el fular, etc. Es cuestión de ir probando ;)

Gracias Sabrina <3

Hola Alicia,

No es ergonómico llevar al bebé mirando hacia el frente, salvo que vaya en tu espalda. Aquí lo explico con todo detalle.

Saludos y gracias a todos por pasar y comentar :)

Louma

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana