Pin It

Baby Gaga, helado de leche materna


¿Comprarías en una heladería, un helado elaborado con leche materna? Icecreamists, una conocida heladería londinense ha puesto a la venta un nuevo helado, elaborado con leche humana proveniente de varias madres donantes. Matt O'Connor, propietario de la heladería, y quien ha tenido esta idea, asegura que las donantes de leche materna son sometidas a controles de salud equivalentes a los practicados para la donación de leche a bancos de leche humana.

Matt cuenta en una entrevista, que sus tres hijos fueron amamantados, y opina que siendo la leche materna sumamente saludable para los niños, ha de serlo también para consumo adulto. Comenta que su nuevo producto, llamado Baby Gaga es puro, ecológico, sano, bio, y totalmente natural.




La reacción de parte de varias personas ha sido de rechazo e incluso de asco, probablemente por razones ideológicas, pero si miramos un poco más allá, podemos ver que la leche "normal" que acostumbramos consumir, ha salido de las ubres de una vaca, cabra, u oveja, ¡de un animal! De un animal que vive en cautiverio, en condiciones poco dignas, privando a su cría de la leche que le corresponde (que son alimentadas a su vez con fórmulas), muchas veces atiborradas de hormonas para incrementar su producción láctea, y de antibióticos por las repetidas infecciones que suelen padecer debido al ordeño desmedido.

Sabiendo esto, y que las mujeres que donan leche materna, sea para un banco de leche o para esta heladería, la gran mayoría de las veces, están a su vez lactando a sus hijos, por lo cual vigilan lo que comen, sólo consumen medicamentos compatibles con la lactancia, evitando también el consumo de alcohol, precisamente por sus hijos, ¿nos sigue pareciendo "asqueroso" preparar alimentos con leche materna?

Por otra parte, si continuamos mirando el tema desde una óptica ética, vemos que los animales son ordeñados en contra de su voluntad, viven en condiciones muchas veces insalubres e indignas, nada que ver con las montañas y pastos verdes que adornan las etiquetas de lácteos, mientras que las madres que donan su leche para fabricar este helado de leche materna, lo hacen por voluntad propia.

Ahora vendrá alguien a preguntarse si los hijos de estas madres se quedarán sin leche, y a opinar que están privando a sus hijos de algo que les corresponde, sin embargo, ocurre todo lo contrario, la leche materna, concretamente el pecho de la mujer, funciona por la ley de oferta y demanda: mientras el niño mame (obviamente a demanda), habrá leche. Tampoco es tan difícil aumentar el suplido de leche materna, a muchas mujeres les van sobrando bolsitas de su leche en el congelador, y cuando se la ofrecen en biberón a sus hijos, o en vasito, estos la rechazan: prefieren tomar directamente del pecho de sus madres.

Una cuestión que sí me ronda la mente, es que esa misma leche pudiera ser usada para salvar las vidas de muchos niños en cuidados intensivos, prematuros, adoptados, o en casos concretos con madres que sufran de hipogalactia verdadera. Pudieran haber sido alimentados con leche de estas donantes, en lugar de -lo que probablemente hacen sus padres- recurrir a fórmulas lácteas. Sin embargo, es derecho de cada mujer hacer con su leche lo que elija.

Ya sé que la reacción inicial es de alarma, pero pensando un poco más las cosas, considerando estos factores higiénicos, éticos, y tomando en cuenta también todas las propiedades de la lecha materna, ¿seguimos opinando lo mismo?

La leche materna es un tejido vivo, tal y como nos lo cuenta Alba, desde su blog Som la Llet, en donde publica una imagen que lo ilustra a la perfección...

Adivinen cuál es leche materna y cuál es fórmula
Tal y como habíamos comentado hace algunos meses en nuestro muro, una buena opción para refrescar a los peques en verano, o para que puedan mordisquear si les molestan las encías durante el período de dentición, son los heladitos de leche materna. Pueden realizarse congelando leche en una cubitera, colocando en cada cubito un poco de leche y un palito de madera, o introduciendo la punta de una cuchara plástica reutilizable, de esta manera tendremos una paleta pequeñita, que el niño podrá sujetar con facilidad e ir comiendo.

¡Y ahora los han comercializado para consumo adulto! ¿Y tú qué opinas? ¿Te comerías una porción de helado de leche materna a 15€ la ración?

Foto © Vstock LLC/Tetra Images/Corbis

5 opiniones:

Asokita dijo...

¡¡¡Ohhhh, ahora mismo me pongo a hacer los helados!!!
Con lo que le gusta a mi gordo un cubito de hielo!
(Lo otro casi ni merece ser comentado porque cae por su propio peso...)

bea97 dijo...

Me gustaria probarlo..amo incondicionalmente todo aquello que contiene la palabra "Gaga"

Broken Fortune Cookie dijo...

¡Claro! Radio Gaga, Lady Gaga, Baby Gaga... ¡eres de las mías!

Amor Maternal dijo...

Buenísimo, Asokita! Ya nos contarás qué tal les va :)

Bea y Cookie, gracias por la carcajada :D

Gustavo García Martínez dijo...

well... estoy en desacuerdo con el contenido de la pagina respecto a la retorica usada para describir el uso zootecnico de las vacas lecheras... como MVZ puedo asegurar que en primera no se le impide a un becerro amamantar de su madre, iniciando que las vacas productoras de leche la elavoran a diario y por grandes cantidades sin siquiera tener becerros que amamantar, han sido seleccionadas genéticamente para este fin y no reciben trato indigno, no son sobre explotadas dado que si es así esto le traería perdidas económicas a los productores por atención médica hacia sus vacas, las vacas requieren ser ordeñadas a diario daque que si esto no sucede ellas muestran un comportamiento indicatorio de molestias y dolor en la reguíon de las ubres, por esto y más, al tener conocimiento zootecnico y médico de estos animales puedo estar completamente en contra... por otro lado la idea de un helado de leche materna no se me hace nada inapropiada... hasta pronto.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana