Pin It

Por qué no confiar en Nestlé


Si bien es cierto que hasta hace unos tres años atrás, veía a Nestlé como una "marca de toda la vida", es decir una marca de confianza, sólida, y de buena calidad; gracias a mis lecturas acerca de ecología y lactancia materna, mi visión ha dado un giro de 180º.

Ya sé que Nestlé es dueño de muchísimas otras marcas, y que boicotearlos es casi una utopía, pero me gustaría pensar, que evitar sus marcas todo lo posible, puede hacer alguna diferencia. Además, si vamos creando consciencia, y pasando la voz, los consumidores acabamos siendo muy poderosos, después de todo, sin consumidores, las marcas no son nada.

Hace un par de meses atrás, estaba limpiando a fondo la habitación y encontré unas cajas en donde había guardado todos los folletos y muestras que nos regalaban las matronas a las mujeres embarazadas que participábamos en sus clases de preparación al parto. En aquel entonces, me había enfocado más que todo a documentarme sobre embarazo consciente y parto natural, y aún sabía muy poco acerca de la lactancia materna y los peligros de alimentación con fórmulas lácteas. Tampoco sabía siquiera de la existencia del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, de haberlo conocido, probablemente hubiera hecho algo al respecto. Verán, en aquella caja encontré desde muestras de "infusiones herbales anticólico",  hasta pomadas y champús, aceites corporales, y finalmente: un DVD de Nestlé acerca de lo que ellos llaman "las 4 etapas".

Un precioso estuche de color, decorado con el característico osito azul de Nestlé contenía un DVD grabado a todo color (lamento no tener fotos, pero a Sam - como buen mini-lactivista - le pareció divertido destrozar el DVD y la caja hasta volverlos añicos). Yo no llegué a ver el video durante el embarazo, y francamente me siento afortunada de ello. Lo ví cuando desempolvé aquellas caja sque tenía guardadas. Todos los aspectos de aquel video son muy bien cuidados, lo que me hace pensar en el nivel de manipulación que pretenden sobre las madres o futuras madres que lo vean. Una música suave, muy linda, un (quiero suponer que es actor y no realmente un pediatra) hombre que dice ser pediatra, que se reúne con varias familias, en donde han tenido el cuidado de que haya parejas con todos los aspectos, padres con piercings (no tengo nada en contra, sólo lo menciono porque me llamó la atención la manera en que había un "personaje" en cada video con el que pudiera identificarse prácticamente cualquier televidente), abuelas, madres muy lindas, arregladitas, bebés regordetes, etc.

Hacían las veces de una especie de grupos de apoyo en los que discutían la alimentación que debían tener según este "pediatra experto" en cada etapa. Daban a probar los alimentos a los padres, que hacían chistes diciendo que estaba delicioso, luego salía el pediatra nuevamente en su despacho dando más "tips" de nutrición infantil, entre los cuales estaba que los lactantes debían comenzar a tomar cereales a partir de los 4 meses, sí, sí: ¡cuatro meses! Mientras que la OMS cita claramente, y existen obviamente evidencias al respecto, que lo recomendable es que la alimentación del lactante, sea exclusivamente leche materna hasta los 6 meses, y luego continuar la lactancia junto con alimentación complementaria hasta los dos años como mínimo y de allí lo que la madre y el niño quieran.

En otra parte del video de Nestlé, dedicada a la alimentación de niños mayores, comentaban lo sanos y maravillosos que son sus potitos. Ya he comentado en otras entradas que mi hijo no ha probado jamás una compota industrial, y que la primera vez que notó las compotas en una tienda, al ver que estaban en frascos de vidrio, me preguntó si eran medicamentos. ¿Acaso es sano y maravilloso que un niño coma cosas prefabricadas, envasadas y hechas por una empresa con poco sentido ético? ¿No sería más sano llevar una alimentación complementaria con comida normal?

Ya sé que en una situación de apuro puede ser práctico llevarse un frasco con una cuchara, pero es igual de cómodo hacer una gran cacerola de compota casera y tenerla envasada para casos así, ya sea congelada, o envasada al vacío desde casa, sigue siendo algo más sano por muchas razones: ha sido preparado en casa, con ingredientes que hemos escogido nosotros mismos, que hemos olido, tocado y lavado, y lo más importante es que es comida de mamá, preparada con amor :)

Con respecto al video, veo varias cosas que hacen saltar las alarmas: en primer lugar, es una violación del Código de comercialización de sucedáneos, por el simple hecho de dar un video "informativo" a unas mujeres embarazadas que probablemente aún no saben si quieren dar el pecho o no, por otra parte veo terrible que esto me lo haya entregado una matrona, una profesional de la salud cuyo trabajo consiste en velar por la salud de la mujer - en quien la mujer confía precisamente por ser profesional sanitaria - y quien simultáneamente la está perjudicando al entregarle material comercial - y peor aún, de una empresa como Nestlé. Por otra parte, la información dada en el video es diferente de las recomendaciones nutricionales dictadas por las principales autoridades sanitarias a nivel mundial, como la Organización Mundial de la Salud, la Asociación Americana de Pediatría, y la Asociación Española de Pediatría, entre otras.

Intenté recordar la sensación que tuve y los pensamientos que pasaron por mi cabeza el día que recibí esos "regalitos" al finalizar la clase - y perdonen si parece que divago - me pareció en principio un gesto lindo, y estaba contenta de volver a casa con tantas cositas nuevas. Aún no sabía de la existencia de blogs de maternidad, ni de grupos de apoyo a la lactancia, ni siquiera de la importancia de dar el pecho. De hecho cuando en una cita de control del embarazo mi obstetra me preguntó si quería amamantar, le respondí con un muy ecuánime "No lo sé, puedo intentar a ver si tengo leche". El punto al que quiero llegar es el siguiente:

¿Qué tiene de malo darle a una mujer embarazada un folleto o video informativo de fórmula, o incluso una muestra de leche artificial?

Creo que pueden pasar muchas cosas, puede pasarles como a mí, que pensaba que Nestlé es una "marca de confianza, de toda la vida", porque francamente tengo toda la vida viendo en casa de mis familiares productos de esta marca, y la asociaba con "buena calidad", ¿y entonces qué? Pues que al darnos esa sensación de confianza, de familiaridad, puede que confiemos en los consejos que ofrecen en sus folletos y otros materiales de marketing. ¿Y eso qué tiene de malo? Es que a empresas como Nestlé sólo les interesa vender, ¿acaso no deberían pagar por más de un millón y medio de muertes infantiles al año que ocurren por el mal uso de las fórmulas lácteas?

Otra cosa grave, muy grave a mi parecer, es que incline la balanza de una mujer que estaba como yo, en un punto medio, con actitud de "ok, lo intento, a ver si tengo leche". A ver si tienes leche no... casi todas las mujeres somos capaces de producir suficiente leche para nuestros hijos, salvo contadas excepciones en que se presentan hipogalactias verdaderas, o cuando la madre toma medicamentos no compatibles con la lactancia materna. Repito: son contados casos, en otras ocasiones, las madres eligen no dar el pecho, o bien lo intentan, y desisten, bien sea por desinformación o falta de apoyo. Cualquiera que fuera su decisión, o sus razones para haberla tomado, creo que merece respeto. Lo que es para mí de importancia crítica aquí es que su decisión haya sido una decisión informada, bien tomada, sopesando riesgos y beneficios, habiendo buscado todas las alternativas posibles, y eligiendo con plena consciencia.

Y es aquí donde entran las multinacionales de la industria láctea: Entran por la indecisión, entran por las dudas, por la falta de confianza en tu cuerpo, entran cuando estás ecuánime, cuando dices "lo intento a ver"... se cuelan por esas rendijas con sus publicidades chic, y sus madres felices en los anuncios, los bebés regordetes tomando biberón con sus caras hermosas y alegres, que ocupan el 50% de las páginas de revistas para nuevos padres. ¿Han hojeado una revistas de estas recientemente? Yo aún tengo las que me regalaron las matronas del curso de preparto y las del hospital, es algo verdaderamente agobiante.

Sé que entre nuestras lectoras se encuentran madres que por cualquier razón no han podido o no han querido dar el pecho y mi intención con este artículo no es en lo absoluto hacerlas sentir mal. Al contrario, lo que buscamos es informar acerca de la lactancia materna para que todas las madres puedan tomar decisiones informadas, con bibliografía fiable, y que todas aquellas que por cualquier razón no hayan podido o querido dar el pecho sepan, que hoy en día existen más opciones. Ya no sólo existen las opciones de lactancia materna o biberón, por lo que si existe un impedimento para dar el pecho, eso no implica necesariamente la privación de ese bebé de obtener leche humana.

El hecho de que muchas mamás blogueras nos empeñemos en promover la lactancia materna, es porque toda la promoción que podamos darle, será insuficiente y lo sabemos. Estamos promoviendo algo gratuito, mientras que por otra parte están las multinacionales promoviendo leche artificial con publicidad poco ética, probablemente con contenido subliminal también, y con enormes presupuestos - porque saben que les sale a cuenta y que recuperarán el dinero - y lamentablemente creo que poco les importa las muertes que puedan causar al donar leche en situaciones de emergencia

Para todas aquellas madres que no han querido o no han podido y aún quieren dar el pecho, les dejo información práctica al respecto:
  • La OMS considera las fórmulas lácteas la cuarta mejor opción para niños en edad lactante, primero está la lactancia materna directa (del pecho de su madre), luego la lactancia materna diferida (leche extraída), luego la leche humana donada (de banco de leche y/o nodriza), y en cuarto lugar, como sabemos, la leche artificial.
  • Emma Kwasnica, una madre lactante radicada en Canadá, ha creado la iniciativa Human Milk For Human Babies, (Leche Humana para Bebés Humanos), que funciona sobre la plataforma de Facebook. Es una inmensa red, con cientos de páginas regionales en las que se reúnen madres con hijos en edad lactante para intercambiar leche materna. La idea es que ningún bebé se quede sin la opción de tomar leche humana, y que pueda adquirirla a través de donaciones de madres que producen leche en exceso y la almacenan. Tengo entendido que las madres, al ponerse en contacto (donante con madre necesitada de leche), pueden realizarse exámenes de salud y analizar en laboratorio las muestras de leche para asegurarse de su buen estado. Esta es una alternativa que (obviamente) no gusta a las grandes empresas, ni al sistema sanitario en general, pero que sinceramente creo que es, siempre y cuando se haga con responsabilidad, una muy buena alternativa de alimentación para lactantes. De esta manera el niño recibe todos los beneficios de la leche materna, se forman redes de mujeres que se ayudan gratuitamente, y la familia no tiene los mismos gastos que conlleva alimentar con fórmulas (tanto para la compra de la leche, como para las enfermedades que pudieran derivarse de su uso).
  • Si has intentado o das el pecho, pero consideras que tu suplido es insuficiente, puedes leer acerca de la producción de leche aquí.
  • Si has dejado de dar el pecho y deseas volverlo a intentar, puedes leer acerca de relactancia o relactación aquí.
 ¿Y tú, qué opinas de Nestlé? ¿Has podido/querido dar el pecho? En caso de que no, ¿qué opciones has encontrado?

14 opiniones:

Heleni dijo...

Comparto lo que cuentas sobre Nestlé. llevo años leyendo sobre prácticas, nada éticas a mi parecer, sobre esta empresa. Y he llevado el embargo a sus productos casi al extremo. La cuestión es que, en lo que se refierre a publicidad engañosa, los jueces no actúan.

yara dijo...

No lo había visto de esa manera hasta ahora, justo gus cumplio 6 meses y ya estaba pensando darle los cereales de nestle, ya como que me lo pensaré mejor, acá (Venezuela) existen diferentes marcas que venden cereales para bebés, consideras que todas son iguales? en dado caso como le puedo preparar los cereales de manera más natural?

Amor Maternal dijo...

Cierto, Helenita, es que mueven taaaaanto dinero que la única manera es ahorcarlos desde el consumidor... Además, las marcas que uno menos se imagina pertenecen a Nestlé: Lancôme, Estée Lauder, Body Shop y muuuuuchas más :S Lo he comentado en otros artículos, a mí parecer, debería haber un Comité Ético Internacional para la Publicidad que vigile que los anuncios cumplan con unos mínimos requisitos éticos (y obviamente tenga manera de hacerlos cumplir)... ¿Cuántas publicidades de cremas antiarrugas tienen niñas de 14 años muy maquilladas y tan retocadas en Photoshop que ya no parecen la misma persona... y promocionando un antiarrugas para 40+años?

Yara, es muy fácil hacerle comida a un niño, te recomiendo mi artículo sobre Alimentación Complementaria. Allí explico que lo más recomendable es que los niños aprendan a experimentar con comida normal (obviamente sin sal ni azúcar) y que no vale la pena acostumbrarlos a comer compotas y sólo alimentos de textura cremosa, sino directamente alimentos de verdad, tal vez un poco aplastados con el tenedor, pero comida verdadera, tal y como recomienda Carlos González en su libro Mi Niño no me Come (muy recomendable).

De todas maneras si quieres hacerle compotas caseras, puedes preparar avena en hojuelas con trocitos pequeños de manzana, no hace falta que esté licuado ni liso, si están cocidos serán lo suficientemente blandos como para que los pueda comer (además es un postre delicioso y sano para adultos también).

De todas maneras alrededor de los 6-7 meses, lo que más hacen es experimentar las distintas texturas, colores, sabores y olores de la comida. La cantidad que realmente ingieren es muy poca, quizás un par de cucharadas. Su alimento principal continúa siendo la leche materna...

Eva María dijo...

Hola,

Estoy de acuerdo en tooooodo. Yo lo intenté a toda costa. Tras un parto natural, la cuarentena de mi Matías fue un suplicio de 38 días llorando, sin dormir apenas, y bueno, su mamá era un fantasma con las tetas colgando por la casa. Casi no salimos a la calle. No teníamos tiempo, fuerzas ni ganas. En fin, que fue un batacazo para mí increíble.
Ahora, todo los posts y demás información como este tuyo que había leído en el embarazo y con los cuales estaba tan de acuerdo, me hacen daño. Cargo con mi culpa amargamente y, me temo, hasta siempre. Sigo estando de acuerdo, pero yo NO PUDE. Y no debo ser la única.
Con esto solo quiero decir que bueno, que la campaña por la teta que actualmente, y gracias al esfuerzo de tantas mujeres, se está "levantando" en el mundo occidental, a veces carece de algo de tacto...
Ahora, al leerte, me ha dado un vuelco el corazón al leer lo de las muertes por leche de fórmula.
Y otra cosa. Lo de los bancos de leche no es tan fácil como parece al leerte. Yo, aquí en Córdoba, no tengo acceso a ello, y me he tenido que forzar la que para mí sí era la segunda opción.
Repito, soy lactivista, aunque a la fuerza no-practicante.
Un saludo y gracias por tu blog. Las mamás blogueras hacéis una gran labor. A mí me ayudáis en muchas cosas.

Amor Maternal dijo...

Hola Eva,

Lamento mucho que no hayas podido lactar como querías, y te agradezco mucho el comentario. Ya sé que es complicado el tema de bancos de leche, parece que tienen un sistema de prioridades, según si es prematuro y cosas así... Por eso, si me lo permites, te recomiendo que agregues a Emma Kwasnica en FB, ella habla castellano y si te interesa el tema, no sé si existe o no el grupo HM4B de Córdoba, pero quizás hablando con ella puedan crearlo. Estoy segura de que hay muchas mamás dispuestas a ayudar y orientar. Quizás con un poco de suerte consigas leche donada para tu peque :)

Ya nos contarás qué tal,

Un abrazo!

Louma

Diana dijo...

COn lo ricos que están los bombones de Nestle!! mmmmmmmmmm! ajajja!
Por cierto y como anécdota graciosa, las muestras de leche de fórmula que me dieron para XImena antes del parto, me las comí (me encanta la leche en polvo), estaba segurísima que no iba a darle biberón... Y_Y y gracias a que mi matrona NUNCA nos habló de la leche de fórmula como alternativa, siempre nos recalcó que era la ultimísima opción.
Coincido con Eva María, pero no te tienes que preocupar, deja de sentirte culpable, yo lo hice durante mucho tiempo y me siento tan frustrada que aún sin leche y dándola biberón, le ofrezco la teta allá donde sea (hoy mismo en el autobús urbano mientras iba a casa) para que se calme, se duerma o para que se entretenga. Yo busqué una madre para que mne diera leche, pero mi marido no me dejó (por una campaña extraña que se hizo en su país para que no aceptaran leche materna de otra madre por si tenían enfermedades o eran drogadictas... aún sigo sin entenderlo muy bien) y contacté con Emma (la que ha comentado Louma en su post), ella me derivó a Raquel la que lleva HMFHB en español y ella me derivó a una chica que vive en Úbeda y quizás, si quieres, puedes contactar con ella porque está muy dispuesta a ayudar a madres que están en nuestra situación. Si quieres me escribes a mi mail rockinshadows(arroba)gmail(punto)com.

Broken Fortune Cookie dijo...

Eva María, no estás sola, estás retratando lo mismo que yo viví, lo intenté y al final me quedé con la sensación de que no pude. Pero estoy embarazada nuevamente y el apoyo y la información de Louma y otras #mamastuiteras me ha dado la fuerza y las ganas para volverlo a intentar y sé que esta vez sí podré.

Sobre Nestlé, aquí en Canadá antes de que naciera mi hija me enviaron no una muestra sino toda una pañalera (diaper bag) de productos que incluían una lata grande de fórmula en polvo, seis frasquitos listos para beber y un biberón "Nuk" (que, casualmente, o a lo mejor no tanto, son los que usó mi hija durante varios meses).

Como bien dices, el detalle me pareció "lindo" y amable y guardé todo porque yo pensaba que no lo iba a usar; me fui a México a parir para estar cerca de mi familia y regresamos cuando la nena tenía 3 meses ya con la lactancia hecha un desastre porque en México mi ginecóloga me regaló algo así como 30 latas gigantes de fórmula. Yo me había hecho el propósito de amamantar en Canadá a como diera lugar ¿y sabes qué pasó? Que a la primera que me frustré y me dolió y lloré de desesperación mi marido corrió a buscar la pañalera de Nestlé, vio los frasquitos listos para beber, le puso a uno un chupón y pum, ahí empezó la debacle final de mi lactancia.

Esta vez OTRA vez me llegó la dichosa pañalera (creo que tus datos se los da EL HOSPITAL porque adrede me registré con el nombre de mi marido y no mi maiden name que es el que uso siempre) y la boté a la basura. Ya le dije a mi marido que no podemos tener esos "respaldos" porque lejos de ayudar te perjudican.

Es una pena que nos manipulen con esos "generosos obsequios", por supuesto no les interesa que amamantes, lo que quieren es que uses SU fórmula porque leí por ahí que más del 90% de las veces los papás usan la PRIMERA fórmula que prueban... así que ahí tienes por qué la prisa de regalarte muestras antes de que nazca el bebé.

Kopeke dijo...

¡Qué casualidad este post!
Justo la semana pasada la matrona me ofrecía un montón de muestras de cereales y papillas. Yo le expliqué que con mi hija mayor no había usado y ha estado estupendamente sana, y confiaba en no tener que usarlas tampoco en esta ocasión. Me miró como las vacas al tren... en fin...
Os animo a leer los ingredientes de cualquiera de estas muestras: sal, azúcar, miel entre lo más "identificable", junto con una considerable dosis de E-... Y por supuesto, ¿los mezclamos con leche de fórmula? Porque a mí lo de sacarme leche me resultaba realmente complicado...
En fin, mis tiras y aflojas me costó con la enfermera de pediatría, que tampoco entendía que no quisiese darle esos supercereales (8 cereales en un sólo sobrecito, qué maravilla de la ciencia ¿eh?).

En cualquier caso, mi hija ha crecido totalmente sana, espabilada y feliz, a base de leche materna exclisivamente hasta los 6 meses, e introduciendo después primero purés (que nosotros hacíamos), luego frutas y cuando ha podido, pan, galletas y otros cereales presentes en cualquier dieta.
Eso sí todo aprovechando su curiosidad por probar alimentos y respetando sus ritmos (yo estuve más de dos meses comiéndome sus frutas, y quién lo diría ahora... ¡le encanta la fruta!)

Escapenet dijo...

Excelente post, pues les comento que yo al principio casi tiro la toalla, porque cuando nacio mi bebe despues de la cesarea las enfermeras lo primero que le dieron fue formula, entonces a mi se me creo una especie de estres mental que yo pensaba que no tenia leche para mi bebe y que obligatoriamente tendria que darle formula a mi bebe y peor que pasaban los dias y no me salia nada de leche nisiquiera que el calostro, pero gracias a posts como este y muchos mas que hay en la red, me daba animo y no abandone y la tenia pegada a mi bebe todo el dia aunque no saliera nada hasta que a los 7 dias por fin comenzo la produccion de leche, uufff que alivio e immediatamente desapareci todas las latas de formula que tenia, ahora solo lactancia materna exclusiva y mi bebe no quiere saber absolutamente nada con las formulas, a ella solo le gusta l teta jejeje. Por sierto ya casi cumple 4 meses y esta fenomenal, no se ha enfermado ni fiebres ni colicos ni extreñimiento ni nada de nada!

abrazarte dijo...

Excelente post Louma, como todo lo que publicas. Ademas muy pertinente, acá en Colombia no creo que den regalitos a todas las mujeres, pero si se que van visitando a las parturientas, recién paridas, por los hospitales dejandoles sus muestras, con esa cara de "es lo mejor que puedes darle". Y muuuuuuchisimas mujeres ante la duda, tienen de que agarrarse, grupos de apoyo a la lactancia materna, acá pocos, por no decir nulos en muchas ciudades, redes de mujeres que ayudan unas a otras, seguro que si, y sobretodo en la clase media, y media baja(que en estos países en desarrollo lo de las clases sociales es tan marcado, que duele) tienen apoyo con las vecinas, las familiares, pero ves a la mujer que no le alcanza para hacer un mercado completo para su familia, preguntándole al especialista de salud si puede darle leche de "tarro" por que es lo que esta de moda. Muchas lactancias son saboteadas por profesionales que no la apoyan y por multinacionales que lo único que quieren es engordar sus acciones y lo hacen "todo" por el dinero.
Nosotros aun damos teta, con 2 años y 2 meses, y tampoco le he dado nunca una papilla de cereales, ni una compota artificial, nada mas rico, enriquecedor y libre que es comer lo natural, al mismo tiempo que tu bebé, y saber todo lo que se esta comiendo, cuando lo esta disfrutando.

Nin dijo...

Además, esta compañía emplea transgénicos de manera habitual en la elaboración de sus productos. Un motivo más para proscribirlos de mis alacenas.

Me ha gustado mucho el artículo, te mando un beso y un saludo.

The New Princess dijo...

Que bueno que desmientan a empresas poco eticas q quieren es q sus productos se consuman no importa a que costo!! Bravo por uds!!

Mariana alkantar dijo...

Te mal informan, eso es loque hace esa empresa, y yo caí, según yo estaba bien informada y le compre a ni hija la " mejor leche " formula y para la mejor leche necesitas la mejor mamila, lo cual al dar formula y biberón produce mas cólicos por lo tanto me informe de los mejores" remedios o medicamentos" todo esto de amnera complementaria
Mi bebe lloraba mucho en la noche pediatra dijo que era intolerante a la lactosa, son tan buenas esas leches que llegue a pensar que la mía le hacia daño! Dios mío pero que tontería gracias a Dios me di cuenta a tiempo y antes del mes nuevamente di lactancia exclusiva y a demanda. Y empece a leer de la lactancia eso mr llevo a una crianza con apego y sin quere y sin saberr ya la estaba llevando acabo. La lactancia crea vínculos de amor ternura paciencia por lo cual te lleva a criar a tu bebe Cob amor , y hasta colecho practicamos....:)

Solete dijo...

Soy mamá de gemelos lactantes de 18 meses y debo confesar que a los 4 meses empecé a darles fruta y cereales comerciales a mis bebes como me recomendó mi pediatra.El nene, como tuvo tantas discusiones con mi pecho, les llamaba la atención, pero no demasiada. En unas semanas fui probando de todas las maneras a regañadientes, y más con la niña porque vomitaba, cosa que no había hecho jamás y empecéa investigar por mi cuenta. Dejé los cereales, la fruta la ofrecía a veces si ponían curiosidad, y ya no me preocupé de la alimentación complementaria porque decidí, despues de todo lo que leí, que nos estaban tomando el pelo y que mis hijos comerían lo mismo que yo, y cuando ellos quisieran. Tanto es así que sólo compré una caja de cereales que no acabé, mi nena no consintió comer otra cosa que su teta hasta los 8 meses, y estaba bien mofletuda. Y con mi nene fué otra historia, porque como tuve tantos problemas con él con la lactancia, si aceptaba más sólidos, pero mi empeño fué tremendo, porque no aceptó el pecho definitivamente hasta los 10 meses, (le tenía que dar biberones de mi leche extraída de día, y si que comía directamente de mi pecho de noche cuando dormía). Les empecé a dar galletas o pan para desayunar y esos son sus cereales hasta la fecha, además de en las comidas, pasts, arroz..
La fruta lo mismo, a veces triturada, pero muchas más sin triturar, al igual que la comida. Cómo mucho pasada con un tenedor.
El pecho ha quedado para la noche y la siesta aunque todavía no comen demasiado y las tomas son bastante consistentes.
Tengo mucha gente en contra por no seguir lo establecido, hasta mi hermana, que ni entiende el colecho( dormimos todos juntos, yo en medio de los mellis), ni tampoco que por las noches no les dé una buena papilla de cereales "sincorilipizados" antes de dormir. Y como yo le digo, están sanos y en su curba.



dormir




Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana