Mis libros

Mis libros

Agenda 2014

Agenda 2014

Curso Berrinches

Curso Berrinches

Charla Berrinches

Charla Berrinches

Charla Sueño

Charla Sueño

Curso Salud Bucal

Curso Salud Bucal

Charla Cepillado

Charla Cepillado

Charla Organización

Charla Organización

El Club

El Club

Diseño web

Diseño web

Pin It

Semana Internacional del Boicot a Nestlé

La empresa de origen suizo Nestlé ha sido objeto de boicot desde hace ya más de tres décadas. Vamos a resumir las principales razones por las cuales se llevan a cabo estas protestas, la semana del 25 al 31 de octubre, año tras año:

Share/Bookmark
  • Promueven el uso de fórmulas lácteas con falsas alegaciones acerca de sus "beneficios" para el lactante y sus "ventajas" sobre la lactancia materna, violando el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, incluso en países en pobreza extrema donde esto supone la muerte de cientos de miles de niños anualmente.
  • Muchos de sus ingredientes provienen de lugares en los cuales se violan los derechos humanos, como por ejemplo el cacao que utilizan para preparar sus chocolates, en donde se evidencia la explotación infantil, y el uso de aceite de palma proveniente de la selva de Indonesia, que además de ser antiecológico y cancerígeno, pone en grave riesgo de extinción a los orangutanes al destruir su hábitat natural.
  • Si necesitan una razón más, y de mucho peso: Casi todos sus productos se encuentran en la lista roja de Greenpeace por contener ingredientes con cultivos transgénicos.
Existen muchas otras razones por las cuales boicotear a Nestlé, pero hoy sólo nos centraremos en las que más se relacionan con los temas que tratamos en Amor Maternal: la salud materno-infantil, promovida a través de la lactancia materna a demanda, que la Nestlé evidentemente pone en riesgo al regalar muestras de leches artificiales a madres recién paridas en países en pobreza extrema. Entregan la cantidad justa para que la madre suplemente hasta perder su producción de leche, y es tanta la desinformación, que en lugar de intentar restablecer una lactancia adecuada, estas madres acaban comprando más fórmula. A menudo preparan los biberones con menor cantidad de polvo por su alto costo, intentando que dure un poco más la lata, o con agua no potable, poniendo en grave riesgo de desnutrición y deshidratación a sus pequeños. 

El otro tema que me preocupa bastante, es el uso desmedido que dan muchas empresas fabricantes de alimentos, además de la Nestlé, al aceite de palma. Recuerdo a mi profesora de bioquímica de la universidad, dándonos una buena charla y explicándonos que su uso estaba muy extendido dado su bajo costo, pero que era un aceite altamente carcinogénico, que no debería estar autorizado para uso alimentario. Fíjense ustedes, la próxima vez que hagan mercado, cuántos productos contienen este aceite, y lo que es peor, muchas veces estos son comercializados bajo alegaciones de ser "alimentos sanos".

Pero sigamos con el tema que hoy nos preocupa: El boicot a Nestlé...

¿Qué podemos hacer nosotros al respecto?

En principio, la propuesta es dejar de comprar sus productos durante esta semana, pero francamente creo que esto no es suficiente. Creo que lo mejor y más sano que podemos hacer es buscar alternativas naturales a sus preparados, que seguramente cocinaremos con ingredientes más sanos, y comprar alimentos de marcas éticamente responsables. La idea es ir reemplazando gradualmente sus productos y buscando alternativas más respetuosas tanto con la salud de nuestras familias, como con el medio ambiente, y en sentido ético también.

Les dejo un video que hemos realizado con algunos consejos, y con los principales productos fabricados por Nestlé, si conocen alguno más, por favor no dejen de contárnoslo en los comentarios.




En un artículo anterior, ya habíamos compartido estos videos sobre fórmulas lácteas y prácticas antiéticas, realizado por Venezolana de Televisión, pero los voy a copiar aquí de nuevo por si no los habían visto:






Más acciones:
  • En Facebook, la doula Vivi Briongos comenta en una nota, que podemos enviar una queja a Nestlé, usando este formulario.
  • En Twitter, Annie de PhD in Parenting recomienda usar el hashtag #NoNestlé para dar a conocer que estamos en desacuerdo con las prácticas antiéticas de esta empresa.
  • Si gustan, pueden mostrar su inconformidad con el proceder de esta empresa, usando como avatar este logo durante la Semana Internacional Sin Nestlé, ya sea en Messenger, en Facebook, o en Twitter.
  • Si tienen blog, pueden añadir la imagen, enlazando con este artículo para dar a conocer más esta iniciativa.
  • Por favor ayúdennos a difundir esta información para que llegue al mayor número posible de personas. Mientras más seamos, más posibilidad tenemos de lograr cambios y concientización.

¿Y ustedes qué opinan de esto? ¿Con qué substituyen cada producto de Nestlé? A mí el que más me cuesta es el Nesquik, lo he tomado desde niña y aún no he encontrado un cacao instantáneo que no sea muy dulce y que sea soluble en leche (de almendras o soya) fría... ¿Algún consejo?

Foto © Creativ Studio Heinemann/Westend61/Corbis Boycott Nestlé

Artículos relacionados: 

Por qué no confiar en Nestlé

Lista oficial de productos Nestlé a boicotear según Baby Milk Action

8 opiniones:

Creando dijo...

A mí también me costaría mucho dejar el nesquik, el kitkat, antes era más habitual, ahora ya menos pero de vez en cuando, me doy un gusto, lo he sustituido por el colacao.

Casi todo es cuestión de hábitos y costumbres, que cuesta cambiarlos, claro que si, pero cuando nos acordamos del nesquik debemos pensar antes de donde viene, como el jamón iberico, muy rico, excelente, pero de donde viene, hago este comentario al jamon por que soy vegetariana, mis respetos hacia los carnívoros.

Y no sé de donde viene el colacao, lo investigaré. Se debe pensar en el consumo responsable, ¿de donde vienen los productos que utilizo? Ésto pronto se convertirá en un hábito y el consumo responsable será un estilo de vida.

Un saludo y gracias por tu trabajo que nos aporta tanto.

Susana

www.elblogalternativo.com dijo...

Hola

No sabía que había una semana concreta de boicot, gracias por el dato. Lo hemos publicado en El Blog Alternativo en "Noticias Breves" con enlace a este post para informar a los lectores, pero desde luego es un tema para profundizar y hacerle un "publi-reportaje" en el futuro. Me lo apunto...

Bss

MMar

Carlos dijo...

Yo tampoco conocía esta semana de boicot, aunque intento hacerlo todo el año, jeje.

En España, el Nesquik compite con el Cola Cao del grupo Nutrexpa, que se hace aquí (aunque el cacao a saber de donde viene). Para buscar productos de chocolate que cuiden los criterios de producción, acudo a las tiendas de Comercio Justo.

Más productos de Nestlé se pueden encontrar en su web, de los que destaco la leche en polvo Nidina.

Anónimo dijo...

¿Que haceis con la papilla de cinco cereales?

Amor Maternal dijo...

Hola Susana,

Pues a mí también me gustaba el KitKat, pero comencé a evitarlo por el aceite de palma que contiene. Hay muchos chocolates deliciosos que no llevan este aceite y son elaborados de manera más respetuosa ;)

Según Greenpeace, por ejemplo los chocolates que están en su lista verde son Lindt, Huesitos, Cadbury, Milka, Côte D'Or, Toblerone, Suchard, Kinder, Mon Chéri, Ferrero Rocher, Bounty, M&M's, Mars, Maltesers, MilkyWay, Twix, Snickers, Munch, Diet Radisson, Virginias y Trapa (hay algunos más pero no me suenan, ya con esta variedad se me hizo agua la boca), ahora para saber cuáles son de comercio justo es otra historia...

Gracias por el dato Carlos :)

Sobre la carne, te entiendo Susana, fui vegetariana por varios años por razones éticas más que nada y luego el cuerpo me volvió a pedir carne y lo complací...

Carlos, todos los productos de Nestlé - todos - están en la lista roja de Greenpeace :S

Señor/a anónimo:

¿Para qué le quieres dar papilla cinco cereales? Los niños pueden comer directamente comida normal. Se le llama alimentación complementaria autorregulada. Puedes leer más sobre el tema aquí y aquí. De todas maneras si quisieras preparar una papilla casera, sería mucho más sano, sabrías qué ingredientes lleva en realidad, te aseguraría que no tuviera aditivos, ni químicos, ni transgénicos... puedes perfectamente cocer un poco de arroz, con hojuelas de avena, salvado de trigo, harina de maíz y espelta por ejemplo. No hace falta que tenga una textura lisa y homogénea, de hecho los niños alimentados sólo con papillas y cereales muy bien colados, en ocasiones luego se resisten a comer cosas que no sean trituradas. Mucho más sano es dejarlos experimentar con la comida y cogerle el gusto directamente a los alimentos como son ;)

Anónimo dijo...

me parece increible que la gente pretenda tener la razon absoluta.
¿que haces si no puedes dar pecho?
es Nestle la única marca "no respetuosa"

Amor Maternal dijo...

Estimado anónimo, yo no creo en lo absoluto tener la razón absoluta. Sólo expongo mi punto de vista y lo que he recopilado en torno a un Boicot que resuena conmigo, y que dicho sea de paso, tiene más de 30 años en marcha. La idea, como planteé en el artículo, es invitar a la reflexión acerca de nuestros hábitos de consumo.

No "poder dar el pecho" tiene muchas facetas: por un lado, puede que no tengas información y apoyo suficiente, lo cual se arreglaría con conseguir el apoyo necesario por ejemplo contactando con grupos de apoyo a la lactancia o con una asesora certificada.

Por otro lado, podría ser un problema de suplido, que a su vez podría ser real o percibido.

Durante la lactancia, suele haber varias crisis, en las que el niño pide pecho más seguido que lo habitual durante algunos días, precisamente para estimular los pechos de su madre y lograr aumentar el suplido, equiparándolo con sus necesidades. Muchas madres (entre las cuales me incluyo), por eso he escrito este artículo explicándolo en cuanto me he documentado sobre el tema y he superado mis crisis de lactancia, tienen la sensación o la impresión de que esas crisis significan que se han quedado "sin leche", o que su leche ya no satisface a sus hijos, o bien, como sienten los pechos "vacíos", piensan que se les ha cortado la producción. Al contrario, los sienten vacíos porque el niño los vacía (por lo que sí se está alimentando), y demanda más seguido justamente para aumentar la producción, ya que los pechos funcionan por oferta y demanda. A mayor demanda, mayor suplido.

Otra posibilidad es que haya realmente un problema de producción de leche, que no se haya podido solucionar dando el pecho a demanda. Dar el pecho a demanda, es decir cada vez que el niño quiere, sea por llanto, sueño, hambre, sed, mimos, etc. todas ellas razones igualmente válidas. En ese caso, y en los que haya una hipogalactia verdadera (cuando la madre realmente no produce leche), o cuando sufra alguna condición que le impida amamantar, o bien cuando simplemente no desee hacerlo, igualmente puede continuar ofreciendo leche materna a su hijo.

¿Cómo? Pues a través de las redes de madres, como por ejemplo Human Milk 4 Human Babies, o Lactancia Solidaria. Una inmensa red de madres, que comparte a través de sus más de 200 páginas locales en Facebook, leche de madre a madre. Si te interesa, puedes hacer click en los links y buscar a ver si existe una página en tu zona. En caso de no existir, puedes contactar con la fundadora de esta red (que habla castellano), Emma Kwasnica, y ofrecerte como voluntaria para administrar el grupo de tu localidad. De esta manera, muy probablemente puedas encontrar leche donada para tu hijo/a si es que lo deseas.

Puedes leer aquí, una entrevista que realicé a Emma acerca de la donación de leche materna de madre a madre.

Todo esto para decirte, que existen más opciones aparte de dar el pecho y dar fórmula.

Respondiendo al resto de tu pregunta: Sí, sé que muchas otras empresas también son "irrespetuosas", pero creo que Nestlé, siendo la más grande y aquella con los más largos y variados tentáculos comerciales, es un buen punto de partida para crear consciencia en este aspecto. Supongo que debe haber alguna empresa de fórmulas que respete el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, que sean éticos, que no usen transgénicos, pero lamentablemente aún no me he cruzado con alguna.

Saludos,

Louma

Anónimo dijo...

hola Louma super interesante tu post de verdad me gusto mucho, necesito hacerte una consulta. Mi bebe tiene casi 10 meses y solo tomo leche materna exclusiva y bueno despues de los 6 meses comenzamos con los solidos. Mi familia quiere que le introduzca leche de formula por las noches para que mi peque duerma mas, ya que despierta muchas veces en la noche buscando el pecho. La verdad es que hice el intento solo una vez con leche de formula y no hubo caso a mi bebe no le gusto para nada y de entoces no he probado por mas que me insisten y me dicen que es necesario y bla bla bla, al fin y al cabo, es mi hijo y yo decido si darle o no, y en este caso es no, solo seguira con el pecho y mas aun luego de leer tus post, Pero mi pregunta es la siguiente cuando mi niño cumpla 2 años y decida no tomar mas pecho, entonces ahi como se incorpora leche en su dieta? es necesaria la leche en su crecimiento y desarrollo luego de los 2 años? en ese caso q tipo de leche sera recomendable? tantas preguntas que no puedo hacer juntas pero agradeceria tus respuestas y ayuda. Muchas gracias y mis saludos cordiales para ti.
Laura

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana