Mis libros

Mis libros

Agenda 2014

Agenda 2014

Curso Berrinches

Curso Berrinches

Charla Berrinches

Charla Berrinches

Charla Sueño

Charla Sueño

Curso Salud Bucal

Curso Salud Bucal

Charla Cepillado

Charla Cepillado

Charla Organización

Charla Organización

El Club

El Club

Diseño web

Diseño web

Pin It

Relactación o relactancia en prematuros


Seguimos recibiendo muchas Consultas de Mamá a Mamá, y las iremos publicando poco a poco. Hoy hablaremos de relactar. Nos ha consultado una madre, cuya bebé nació prematura, con 36 semanas concretamente. Ha tenido varias dificultades con la lactancia, por lo cual ha recurrido a alimentar a su hija con fórmulas lácteas. Sin embargo, para evitar el uso de chupetes, continúa poniendo a su hija al pecho y la deja mamar. Esta estimulación ha permitido, que varias semanas después, siga produciendo un poco de leche, y la madre se ha animado a investigar sobre relactación o relactancia. Nos pregunta si alguna de nuestras lectoras tiene información y recursos al respecto:
Hola Louma,

Mi hija Ximena nació de 36 semanas y la pediatra del hospital me dijo que me costaría mucho darle de mamar porque no tenía el paladar formado, y así fue... ha sido un triunfo que mamase 3 semanas porque cada vez era más difícil y como ella no succionaba bien, cada vez salió menos leche y demandaba cada menos tiempo porque se quedaba con hambre. Empecé a darle biberón, y ya lleva 3 semanas con él, pero como a mi no me gusta el chupete, muchas veces la he puesto a mi pecho para que mamase y se quedase tranquila, o se durmiese etc.

He tenido durante 3 semanas la esperanza de que me saliera leche, yo me revisaba por si pasaba pero no, perdí un poco la esperanza y más porque Ximena seguía sin engancharse de la forma correcta (cosa que no me preocupaba mucho porque como no salía nada y eso que también me he estimulado con el sacaleches (tenía la esperanza que me pasara como a esas madres que relactan)... pero ayer, como vengo haciendo religiosamente cada vez que la pongo al pecho ¡me vi unas gotas de leche! ...y no "agua manchada" como me estaba saliendo al principio, cuando se supone que me vino la leche... he estado buscando información sin mucho éxito tobre los pasos a seguir para  la relactación pero no encuentro. Me gustaría saber si alguna madre ha tenido la experiencia y qué hizo... aún así iré a unos talleres que dan en mi centro de salud para que la matrona me ayude.

Gracias!
Antes que nada, quisiera comentar que la leche materna, concretamente la que sale al comienzo de una toma, suele tener un aspecto relativamente transparente, si lo comparamos con la leche de vaca. Es una leche con mayor contenido de agua, por lo que una de sus funciones es la de hidratar, en cambio la leche del final de la toma, suele tener un aspecto más consistente, gracias a su mayor contenido en grasa, y parecerse más al aspecto blanquecino característico la leche de vaca comercial. Dicho esto, el comentario de que su leche parecía "agua manchada" queda aclarado, e intuyo, que si ahora salen gotas más blancas cuando la beba suelta el pecho es porque probablemente ha ingerido leche y las gotas que su madre ve son las del final de la toma.

No tengo experiencia de primera mano con relactación, pero según mis según mis lecturas acerca del tema, creo que si ahora la niña logra vaciar el pecho, se le podría amamantar siempre antes de darle un biberón, y así ir disminuyendo poco a poco el volumen de leche artificial que consume en cada toma. Además, el ofrecerle el pecho a demanda contribuirá a aumentar gradualmente la producción de leche, hasta poder suplir las necesidades de la bebé. Otra buena idea, sería la de hacer uso de un relactador o sonda de lactancia, para administrar fórmula al bebé mientras está mamando del pecho de su madre y estimulándolo, lo cual ayudará también a aumentar su producción.

Lecturas recomendadas:






Videos recomendados:








Por favor no duden en compartir este artículo con quienes crean que puedan ayudar a esta mamá, gracias. Si tienen experiencia o conocimientos en el área de la relactancia o relactación, por favor no duden en dejarle sus comentarios a la mamá que nos ha consultado bajo este artículo. Estoy segura de que apreciará mucho sus palabras de ánimo y consejos.

Si gustan enviarnos una consulta sobre cualquier tema relacionado con la maternidad, por favor sigan las instrucciones publicadas aquí.  Gracias por sus comentarios :)

Foto © Image Source/Corbis

9 opiniones:

Cayetana Saiz dijo...

Hola Louma, no sé si aportaré algo o no pero por si acaso... Decirte que yo pasé por una experiencia de intento de relactación con mi primer hijo cuando él ya tenía 3 meses y que escribí un diario durante ese mes tan duro pero maravilloso. Quizás interese leerlo a alguien, el enlace es éste:

http://issuu.com/cayetanasaiz/docs/as__intent__relactar

Mediante mi blog también se puede acceder a él, www.portandootroangelito.com
Un abrazo

Albertina dijo...

Louma. Mi hija nació prematura de 33 semanas, con prolapso de cordón, necesitó oxígeno en sus primeras horas, fue alimentada durante días con sonda nasogástrica, en total pasó 19 días ingresada en neo. A su 8º día de vida me la empecé a poner al pecho, mamaba algo, pero normalmente apartaba la cara, no quería mamar, en el hospital le daban biberones.

Intenté amamantarla y no pude, con todo mi dolor tuve que renunciar.

Es un dolor que no he logrado superar. Meses más tarde, cuando mi nñia tenía 5, me planteé seriamente la relactación. Yo nunca dejé de ofrecer el pecho a mi hija, pero ella no lo quiso.

Finalmente, por diversos factores, no me vi con fuerzas para relactarla, pero sí me informe. Me dijeron que las probabilidades de éxito son mayores si el bebé es menor de 4 meses, porque todavía mantiene el instinto de agarre al pecho. Trata de hacerte con un sacaleches eléctrico doble para estimular la prodcucción y habla cos asesoras de lactancia, ellas sabrán orientarte.

Mucho ánimo, es posible!!!

Anónimo dijo...

Hola!!
Yo no tengo experiencia en relactación, y de la teoría creo que no sé más que lo que ha escrito Louma ahí, pero creo que lo conseguirás porque tienes leche, información y ganas.
Suerte!!

Irene dijo...

Hola. Lo primero es que contacte con un grupo de lactancia. Para una relactación necesitas ayuda, sí o sí (aunque sólo sea apoyo moral).
Más cosas. Tiene que ponerla al pecho siempre antes de darle nada más. Y después de ponerla al pecho tiene que estimularse con un sacaleches eléctrico y doble. El de ameda portátil es de los que yo he probado el mejor (el de mereja doble no lo he probado y el sencillo es una castaña pilonga). El sacaleches tiene que usarlo muchas veces al día, cada tres horas mínimo, o mejor cada dos. Al principio conviene estimularse también por la noche, pero eso son un par de semanas nada más. La leche que se saque o el suplemento de bote es mejor que lo de con sonda. Medros tiene unos relactadores muy majos y no son muy caros, se llaman SNS y los puede comprar por internet. En farmacia internacional creo que se pueden conseguir las dos cosas, sacaleches y relactador. Y luego ponerla a la teta todo el rato. Con paciencia puede ir eliminado suplemento y aunque sólo se consiga una lactancia mixta o alimentar con leche extraída ya estaría muy bien. Es difícil, pero mucha gente lo consigue, por ejemplo yo :)
Besos.

Irene dijo...

Vale, no me deja editar xD. La marca del relactador es Medela

Diana dijo...

Gracias por los consejos y los ánimos! los videos se salen, no había caído en cuenta de echar mano en youtube para la información... ya estoy mirando el sacaleches eléctrico, quizás sea más efectivo y lo espero, porque con el manual es con el que en 3 horas sólo conseguí sacar 30 ml de esa agua manchada que comentaba.

Amor Maternal dijo...

Gracias Irene, un besote!

De nada, Diana, mucho ánimo! Es que el manual es una tortura... si mal no recuerdo, creo que la AEP lo desaconseja. Como te comenta Irene, que ha logrado darle el pecho a Lara que fue prematura, lo mejor para estimular es un extractor de grado hospitalario.

Bueno, para ser justos, mejor no lo llamemos tortura, digamos que es para momentos puntuales y muy pocas extracciones, no estimula nada y puede cansar mucho las manos, tú lo sabrás mejor que yo ;)

En cambio los de grado hospitalario, como por ejemplo los de Medela, intentan imitar la succión del bebé y son mucho más efectivos, incluso estimulan el pecho y logran mantener la producción mucho mejor que el manual. Creo que algunas asociaciones pro-lactancia los alquilan, o posiblemente en hospitales, podrías preguntar a ver :)

Luna dijo...

Se puede, sí que se puede, solo hay que confiar en uno mismo y pensar que lo que haces es lo mejor para tu bebe. Mi nena necesito del biberon cuando perdio mucho peso y fuerzas para lactar. A mi me tardo mucho en subir la leche y me sacaba el calostro para darselo en una jeringa por tal de no darle biberon. Pero finalmente para que no se me deshidratara tuve que darle biberon, pero siempre despues de la lactancia materna. Estuve un mes y medio dandole LM a demanda y LM+biberon cada 3 horas. Cuando cogio el peso y yo crei que podia alimentarla con mi leche comence a retirarle el biberon, LM a demanda y una toma menos cada dia...tambien se puede hacer dandole menos cantidad de biberon. Pero yo preferi darle LM a demanda y darle LM+biberon cada 6 horas..cada 12...hasta que se lo quite. Porque una vez le das el biberon les cae muy facil la leche y quieren mas...pues si mi niña tenia hambre enseguida porque no le daba el biberon ahi estaba el pecho para ella, dia y noche, cada 2 horas o cuando lo pidiera. Esa es la formula...espero ayudarte con mi experiencia.
Un abrazo

galopolis dijo...

Mi bebé nació llegando a las 37 semanas, estuvo internado en neo y en esos días lo alimentaban a través de la sonda. Yo por más que intentaba estimularme con el sacaleches, no lograba sacar nada, y en el hospital no había puericultora que pudiera ayudarme. Al ponerlo al pecho por primera vez se enganchó perfecto, pero se quedaba dormido rápido y era dificil mantenerlo despierto. Los primeros días bajó de peso (como es normal) pero en el control me mandaron a que le diera mamadera, yo contando con muy poca información confié en lo que me decían -darle solo diez minutos de cada pecho, hacerlo esperar tres horas-.
Con estas pautas de lactancia, él seguía aumentando poco de peso, por lo cual me mandaban cada vez más cantidad de leche de fórmula. Cuando llegó a una de sus primeras crisis de crecimiento comencé a informarme. Me contacté con un grupo de apoyo y allí me asesoraron, se fijaron la forma en la que se enganchaba al pecho y me enseñaron a usar el relactador. Nosotros usamos una mamadera y una sonda nasogástrica que pegaba al pezón y hacía que mamara conjuntamente. De tomar aproximadamente 80 en cada toma, pasamos a dos mamaderas de 60 en todo el día, y cuando comenzamos con la alimentación complementaria suprimimos los biberones.
Mis consejos para esta tarea es primero que nada, paciencia!. Contactarse con un pediatra pro-lactancia, un grupo de apoyo o una puericultora particular. Poner a la beba a la teta tanto como sea posible, llevarla en un portabebé para estimular que quiera mamar. Después de la toma vaciar bien la teta con el sacaleches para que produzca más.
Mucha suerte con la lactancia!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana