Pin It

Valeriano Gómez propone la Escolarización desde el Nacimiento como medida de "Conciliación". Manifestación Bloguera por la Verdadera Conciliación en España


Francamente no sé por dónde comenzar, pero la famosa frase que soltó el Ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, publicada el 29 de abril de 2011 en el diario La Vanguardia, me deja atónita. Para los que no la hayan leído, la reproduzco a continuación:

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha asegurado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que para alcanzar la conciliación entre la vida laboral y personal en España, "todos" los niños deben estar escolarizados "inmediatamente" después de nacer. "Si tuviera que elegir una sola medida por encima de todas las demás para estimular la igualdad y, al mismo tiempo, la eficiencia de una economía, la capacidad, la producción y la riqueza a medio y largo plazo, esa sería que todos los chicos pudieran estar escolarizados inmediatamente después de su nacimiento", ha asegurado.
Gómez respondía así sobre el informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que esta semana ha pedido a España un esfuerzo en políticas que faciliten la conciliación porque la falta de ellas se traduce en bajas tasas de empleo femenino y de fecundidad -1,4 hijos por mujer en España, frente al 1,74 de media de los 34 países miembros de la Organización-.

El ministro, que ha repasado algunas de las medidas adoptadas por el Ejecutivo en materia de Igualdad, ha destacado que "extender definitivamente" la escolarización en el tramo de 0 a 3 años es "la gran asignatura pendiente" y "debería ser el centro de las futuras políticas de igualdad y conciliación en España en los próximos años".
Creo que podríamos empezar por definir la palabra "conciliación", que según la Real Academia Española es:
Acción y efecto de conciliar.

Y a su vez, conciliar es:
Conformar dos o más proposiciones o doctrinas al parecer contrarias.
Dicho esto, entiendo que conciliar es buscar el punto medio entre dos situaciones medianamente alejadas, en este caso - lamentablemente es así en nuestra sociedad - lo difícil que es compatibilizar una vida familiar sana (cubriendo las necesidades, en todos los sentidos, de sus miembros), con la vida laboral. No veo en ningún lado, que conciliar implique atropellar, aniquilar, ni destrozar una proposición para dar lugar a otra, como lo está implicando el Sr. Gómez.

Otro concepto que conviene tener claro aquí, es el de igualdad. La igualdad, al igual que la conciliación, no conlleva la anulación de una parte, para hacer prevalecer a la otra, sino que pone a ambas a un mismo nivel. Para mí, la igualdad en este caso, entre mujeres, hombres y niños, implica el respeto de sus diferencias inherentes, la libertad de elección, y un abanico de oportunidades que respete esas diferencias naturales. Me explico, y permítanme hablar un poquito sobre feminismo; sé que hay muchos tipos de feminismo, pero voy a comentarles lo que más resuena con mi forma de ser. Para mí, el feminismo (y podríamos perfectamente intercambiar "feminismo" por "igualdad" en esta frase, sin alterar su sentido) es comprender, respetar y abarcar lo que nos hace únicas como mujeres, no anularlo y buscar hacer encajar a las mujeres dentro de un patrón masculino, sea social, familiar, laboral, económico, ni de cualquier otra índole.

Lamentablemente, vivimos en una sociedad patriarcal, en donde lo masculino es ideal y todo lo femenino es considerado impuro, digno de castigo, o cuanto menos, poco deseable; contribuyendo a una gran alienación de las mujeres, o a masculinizarlas, al famoso "o te subes al vagón, o pierdes el tren". Miremos entonces esas diferencias entre el hombre y la mujer, y perdonen si suenan evidentes; como es obvio, las mujeres tenemos un ciclo reproductivo-sexual completamente diferente al de los hombres. Las mujeres menstruamos, y en esos días necesitamos bajar el ritmo, gestamos, parimos, nutrimos a nuestras crías desde nuestro cuerpo, independientemente de lograr o no una lactancia materna natural. Hago esta aclaratoria, porque un niño criado con biberón, sea cual fuere la causa de su no-lactancia, también necesita de una crianza corporal, del cuerpo, del calor, de la mirada, de la voz, de los brazos y mimos de su madre - no vaya a ser que venga alguien a decir que si es criado con biberón "depende" menos de su madre.

Defendemos la lactancia materna como primera opción de alimentación de los bebés, tal y como lo hace la OMS, luego de esto, en caso de no poder establecer la lactancia materna, y agotadas las opciones de lactancia diferida, o leche donada,  se suele recurrir a la alimentación artificial del lactante. Sabiendo esto, y que la OMS recomienda que todo bebé sea alimentado exclusivamente al pecho, durante al menos los primeros 6 meses, y  de allí en adelante, junto con alimentación complementaria durante un mínimo de 2 años, sabiendo también que la lactancia a demanda es la que nos garantiza un buen suplido de leche, ¿de dónde saca el ministro la idea de escolarizar a los niños nada más nacer? ¿Y cómo los pretende alimentar? ¿Acaso las madres podrán salir "a demanda" de sus puestos de esclavitud trabajo para dar el pecho a sus hijos? ¿O es que la nueva norma implica no amamantar a nuestros hijos?

¿Habrá pensado este señor en las implicaciones a pequeña, mediana y gran escala de sus declaraciones? ¿Habrá pensado en las consecuencias sanitarias, psicológicas, sociológicas, afectivas de lo que está diciendo? Prefiero pensar que no, quisiera pensar que tuvo un mal día y habló sin pensar, o ¿será que lo traicionó el subconsciente? Aquí ya me están dando escalofríos... ¿Cuán enajenada debe estar una persona como para proponer semejante atrocidad? ¡Tengamos en cuenta que no lo propone para sus hijos, sino para los niños de un país entero! ¿Habrá sido maternado el Sr. Gómez? ¿Tendrá hijos? ¿Habrá tenido alguna vez en brazos a un bebé recién nacido, frágil, vulnerable y absolutamente necesitado de su madre?

Desglosemos algunos aspectos relacionados con el planteamiento que hace el ministro Valeriano Gómez, a ver si sale tan rentable como dice, el hecho de escolarizar a los niños recién nacidos:

Lactancia materna

Todos sabemos, porque lo afirman todos los organismos de salud serios a nivel mundial, que las consecuencias de no amamantar y los riesgos inherentes al uso de fórmulas lácteas, a largo plazo, traen consigo mayores incidencias de enfermedades, tanto para la madre (cáncer de mama, de ovario, diábetes, osteoporosis, depresión postparto por nombrar unos pocos) como para su hijo (asma, obesidad, problemas respiratorios, enfermedades del tracto intestinal, muerte súbita, entre muchas otras).

Sin detenernos mucho en este punto, proyectemos un poquito a futuro las implicaciones de no poder llevar a cabo una lactancia materna adecuada, léase: a demanda. La mayor incidencia de todas las enfermedades que hemos nombrado en el párrafo anterior, además de madres con mastitis, mayor depresión post-parto, ansiedad, entre otros; se traduce irremediablemente en un mayor ausentismo laboral ¿O es que van a prohibir también las bajas por enfermedad? y en mayores gastos sanitarios para el estado: habrá que tratar a las mamás y bebés que se enfermen, ¿no? ¿O es que propone también quitar la sanidad pública? ¿Y qué sucede cuando en una empresa se enferma un trabajador? Tengo pocos conocimientos en la materia, así que corríjanme por favor si me equivoco, pero tengo entendido, que el trabajador de baja continúa percibiendo parte de su sueldo, y además, la empresa tiene que pagar a otro por realizar su trabajo, ¿y esto no es mayor gasto? ¡Ah, no! Es que entonces el empresario estaría cotizando la seguridad social de ambos...

Separación temprana de la madre y el bebé

Michel Odent, Casilda Rodrigáñez Bustos, Laura Gutman, Jean Liedloff, entre muchos otros autores, han escrito extensamente sobre el tema: El período de exterogestación, que dura al menos 9 meses, debe respetarse. El continuum mamá-bebé y las necesidades emocionales del bebe, que incluyen contacto permanente, movimiento permanente, y presencia permanente de la madre (o de un cuidador primario) deben ser respetados para que tanto la madre y el bebé gocen de buena salud física, mental y emocional. Romper ese delicado equilibrio trae serias consecuencias.

Libertad de elección

Una de las cosas que más valoro en la vida es la libertad. Al igual que cada mujer debe ser quien decida si tener hijos o no, cada madre, debe ser quien decida, si escolarizar a sus hijos, cómo, cuándo y por qué hacerlo, o no. Cada familia tiene circunstancias diferentes, y si lo que se busca es aumentar la tasa de natalidad, es decir, que las mujeres de hoy traigan al mundo a los trabajadores del mañana, lo mínimo que debemos respetar son sus necesidades - de ambos - y su libertad de elección. Dicho esto, me parece muy bien que se construyan más guarderías, para quienes decidan que es la mejor opción según sus creencias, valores y circunstancias personales, pero a la par, deben ofrecerse ayudas monetariamente equivalentes a las familias que decidan no hacer uso de dichas instalaciones.

Consecuencias de la escolarización temprana

El hacer uso de las guarderías, acarrea consigo una serie de consecuencias; si la madre trabaja, deberá ausentarse para cuidar a su pequeño cada vez que se enferme. Los niños menores de 3 años que se encuentran escolarizados se enferman con una mayor frecuencia que los que no, porque su sistema inmunológico aún se encuentra en desarrollo, por lo que los niños que se quedan en casa, estarían ahorrando al estado los gastos sanitarios que dejan de generar por ser menos propensos a enfermarse. Por contrapartida, los niños escolarizados, generan a sus padres el gasto de guardería, aunque no asistan los días que estén enfermos, deben pagar la cuota completa, gastos sanitarios tanto al estado como a los padres, gastos adicionales a las empresas por ausentismo laboral de la madre (si es que no pierde su puesto) y esto sólo a nivel financiero.

Por otra parte, si dejamos el enfoque adultocéntrico, que seguramente es desde el cual habla el Sr. Gómez, y miramos este asunto desde el punto de vista del bebé, veríamos todo lo que trae consigo la escolarización a edades a las cuales los niños no están preparados para ella. ¿Dónde se encuentra mejor atendido un niño pequeño? ¿En casa donde está con un mínimo de un adulto a su cuidado, y posiblemente con uno, dos o incluso tres hermanos? ¿O en una guardería en donde el ratio actual en España es de aproximadamente 8 niños por cuidador? ¿Y cómo gestiona este niño sus emociones, puesto en una situación que probablemente no está preparado para asumir - la separación con su madre, la introducción en un ambiente desconocido, la competencia con otros niños por la atención de un único adulto? Los niños necesitan ir en brazos, Sr. Ministro, ¿y cómo puede una cuidadora atender adecuadamente a 8 bebés, si 2 o más piden brazos al mismo tiempo?

Ayudas económicas por hijos a cargo

Rosa Jové, comentaba en una entrevista, que tiene el verdadero secreto de la conciliación, ¡y qué solución más sensata! Si le dieran a cada familia una ayuda económica, cierto que hace unos meses quitaron el cheque bebé no sólo estimularía la natalidad, promovería la verdadera conciliación, respetaría la libertad de elección de cada familia y por añadido, reduciría los gastos destinados a la construcción de nuevas guarderías, con su consecuente aumento de gastos sanitarios. Si cada familia recibiera una ayuda y pudiera elegir entre escolarizar o quedarse en casa con sus hijos, aquí si tendríamos una verdadera conciliación. Esto sí sería un punto medio entre la vida laboral y la familiar, respetando a la mujer y a los niños con sus necesidades individuales.

Bajas maternales de duración lógica

Y digo lógica, porque me parece vergonzoso, que teniendo en España una baja maternal de escasas 16 semanas, tras la cual muchas mujeres se ven en la obligación de dejar a sus bebés recién cumplidos o antes de cumplir los 4 meses, en manos ajenas; no se haya aprobado la petición de aumentarla apenas a 20 semanas. Cabe recordar que la OMS recomienda, como hemos mencionado arriba, que los niños se alimenten exclusivamente del pecho de su madre hasta alcanzar un mínimo de 6 meses de edad, debido a esta incongruencia de plazos (4 meses de baja maternal, donde lo recomendable son 6 meses de lactancia exclusiva, a demanda), muchas madres abandonan la lactancia materna antes de lo recomendable - con las consecuencias que ello trae para la madre y el bebé, o se enfrentan a dificultades para continuar con ella.

Siempre miramos el ejemplo de los países nórdicos, principalmente porque tienen, a raíz de sus políticas sociales de verdadera conciliación, menores tasas de morbi-mortalidad infantil, y mejores tasas de natalidad. Por ejemplo en Noruega, se respeta mucho más la necesidad del dúo madre-bebé de estar juntos, y allí gozan de una baja maternal remunerada, a mi parecer normal (no ideal, léase bien: normal), de 52 semanas de duración. Por otra parte, en Finlandia, por ejemplo, los niños comienzan a ir a la escuela a los 7 años.

Violencia y sumisión desde la cuna 

Ha sido comprobado por estudios antropológicos y psiconeuroendocrinológicos, una y otra vez que la ausencia de afecto y atención materna, en la etapa primal del ser humano, genera adultos violentos y sumisos. Esto es debido a que el contacto físico y emocional constante con la madre es lo que asienta los sistemas cerebrales del placer y crea personas seguras, confiadas y amorosas. Cuando el niño no recibe el afecto que necesita se crea una cultura basada en el egocentrismo, la violencia y el autoritarismo. Un bebé que pasa muchas horas en una institución, en ausencia de su madre siente miedo y sufre de estrés, su cerebro segrega adrenalina en lugar de serotonina, como lo haría un bebé cuyas necesidades afectivas son cubiertas. La consecuencia de esto en la edad adulta, son personas sumisas, consumistas, poco empáticas y agresivas.

¿Adoctrinamiento?

Ya sé que algunas escuelas sí respetan el desarrollo de los niños y su individualidad, pero ¿y las que no? ¿Nos hemos detenido a pensar en las consecuencias de imponer a los niños rutinas tan estrictas durante toda su infancia? ¿Qué ganamos con ello? ¿Nos hemos percatado de las similitudes entre el modelo educativo actual - a mi parecer prácticamente obsoleto, salvo algunas excepciones - con el modelo industrial? Comprendo que muchas familias no se plantean si escolarizar o no, o que cuestionárselo no sea algo factible dadas sus circunstancias, pero ¿es razonable imponer de forma generalizada una educación institucionalizada desde tan temprana edad como propone el Sr. Gómez? ¿Cuáles son las consecuencias de dejar en manos del estado la atención (fíjense que no digo educación, ni crianza), de nuestros hijos desde que nacen?

Y ahora me pregunto, ¿le conviene al estado que los niños crezcan sanos y amados en familia? ¿Que las mujeres tengamos el derecho a elegir si escolarizar o no a nuestros hijos? ¿Que podamos elegir si reincorporarnos al trabajo recién paridas o si vivir nuestro puerperio tranquilamente? 

¿No tendría más sentido fomentar el trabajo a distancia? Creo que una mamá trabajando desde casa, con el horario que más le convenga para cumplir objetivos laborales es mucho más productiva, no se ausenta, no genera un gasto de guardería, su bebé se enferma menos y no ocupa un espacio físico en una oficina, ¿no creen?


¿Y dónde queda el amor en todo esto? ¿Los derechos de los bebés y las mujeres? ¿Y dónde quedan las necesidades de ambos - tanto físicas como emocionales?

¿Ustedes qué opinan?

Si quieres enviar tu queja directamente al Ministerio de Trabajo e Inmigración, puedes hacerlo (permiten un máximo de 600 caracteres), a través de este enlace.

Ha surgido un grupo de Facebook para protestar en contra de las declaraciones del Ministro Valeriano Gómez, para unirte haz click aquí.

Si tienes blog y escribes una entrada sobre este tema, puedes unirte a nuestra Manifestación Bloguera por la Verdadera Conciliación en España, pegando este código al pie de tu artículo (en el editor HTML), para que aparezca un listado de todos los blogs participantes). Luego de publicar, pulsa sobre el botón azul e introduce tu e-mail (que no aparecerá publicado), el nombre de tu blog y la URL de tu artículo sobre este tema (no de la página de inicio de tu blog).

Blogger:



Wordpress:



{Foto}




9 opiniones:

ovejitadescarriada~ dijo...

Bueno, no tengo mucho que agregar: has expresado todo de manera muy clara y lógica. Acá en Chile también hay políticos que plantean reemplazar postnatales extensos por la preescolaridad. Lo peor es que se les informa de los riesgos y ellos argumentan basándose en sus experiencias personales y no en todos los estudios al respecto...

En fin, me ha encantado como te has expresado sobre el feminismo. Me considero feminista de tomo y lomo y concuerdo mucho con tu definición. Feminismo es libertad de elección y no igualdad de conductas. Es reconocer nuestras diferencias pero no considerarnos superiores o inferiores por estas.

Saludos.

Anónimo dijo...

Echo de menos en todo lo que veo escrito sobre las alarmantes declaraciones de este señor un enfoque desde el punto de vista de la familia al completo, incluido el padre. ¿Por qué, tanto el Sr. Valeriano Gómez como muchas personas defensoras de otra forma de conciliar se centran únicamente en la relación entre la madre y los hijos? Ésta es una oportunidad para reivindicar un cambio en la organización de las jornadas laborales de hombres y mujeres para que puedan atender a sus hijos debidamente o a sus vidas personales -incluso si no tienen hijos-.

Está muy bien comprender y respetar lo que nos hace únicas como mujeres, pero no veo por qué eso tiene que dejar a un lado la atención igual de 'única' que cada padre puede dar a su hijo.

Noruega es especial porque entiende la importancia de la relación madre-bebé, sí, pero lo verdaderamente revolucionario del caso de Noruega es la política de permiso de paternidad obligatoria, con la posibilidad de compartir una parte importante del 'permiso para cuidar de los hijos'.

Yo como mujer no siento que tenga una relación más importante ni más 'esencial' con mi hijo que su padre. Y lo agradezco infinitamente a mi pareja, a mí misma y a la dinámica que hemos creado. Responsabilidad conjunta y derechos de amar y cuidar conjuntos. No creo que "nuestras diferencias" signifiquen nada particularmente profundo, en lo que al cuidado de los hijos se refiere. ¿Que en determinadas épocas de la vida del niño las funciones de la madre y del padre serán algo distintas? Pues claro, pero no más importantes o menos.

Yo creo que es hora de que se deje de hablar de esto como algo que afecta a las mujeres, y se empiece a hablar de ello como algo que afecta a las familias (niños, niñas, madres y padres).

Anónimo dijo...

BOICOT A ESTE SEÑOR Y A SUS PALABRAS....ES PARA MORIRSE...IGUALDAD? CON RESPECTO A QUÉ ? ESA IGUALDAD DE LA QUE ESE SEÑOR HABLA YO NO LA QUIERO PARA MÍ...YO QUIERO LIBERTAD PARA CRIAR A MI CRÍA. NO QUIERO QUE LO CRIE EL ESTADO. ESTO ES "EL MUNDO FELIZ"

Chlöe dijo...

Totalmente de acuerdo, poco más que añadir.

Procesos dijo...

Muy interesante y contundente respuesta. De hecho he leído varias muy buenas en diferentes blogs. Yo escribí la mía (aunque no la publiqué en un blog) y la envié al ministerio, también. Pero dada la importancia del asunto, me gustaría pensar que esto será parte de un debate más amplio, que abarcara a la/os gestores del bien común y a lo/as que no se han planteado nada a raíz de las declaraciones de este sr. que resulta ser el ministro de trabajo. Y estoy tratando de ver si entre tanta opinión desperdigada, hay interés y posibilidad de hacer alguna propuesta más allá. Porque me lo piden mis entrañas y mi alma, porque siento un grito desgarrador dentro de mí: 'esto ya es aberrante, y es sólo la punta
del iceberg. la cosa va cuesta abajo y sin frenos. Basta'. Así que pondré mi granito de
arena para ver qué pasa.


De momento, hay un grupo de personas que nos hemos encontrado en la página de facebook

'Exijo una rectificación del ministro de trabajo Valeriano Gómez', y que estamos empezando a redactar una nota de prensa y yo estoy tratando de ver si la gente, además de indignación, tiene alguna propuesta concreta que se pueda formular como grupo, para ver si vale la pena empezar a redactar una petición y recoger firmas.

No tengo gran idea de cómo podría resultar esto; de momento, cuento con mi impotencia y mi gran convicción, y con ellas estoy tratando, como puedo, de articular una respuesta propositiva, pensando que tal vez de esto pueda salir algo bueno y constructivo. Así que he empezado, por mi parte, además de lo que hagamos a partir de lo/as que estamos en la página de facebook, por contactar con quienes han escrito cartas en sus blogs y ver si hay una propuesta. De momento, ver.


Quizás de este despropósito salta una chispa que engendre nuevos frutos de algo que hace
tiempo se gesta en la sociedad: una nueva manera de criar y de vincularse como seres
humanos, que puede sanar nuestra esencia y empezar un cambio profundo desde lo más básico.

Concretando, que me voy por las ramas:

¿Tú, como ciudadana, qué incluirías en una petición al Ministro, exactamente? ¿Qué crees que se podría plantear a nivel social,gubernamental,...de forma propositiva?

Amor Maternal dijo...

Muchas gracias, Oveja :)

Anónimo (comentario 2), claro, ahora hablamos de las madres, pero es de suponer que hay que tomar en cuenta a la familia como un todo... tienes razón ;)

Anónimo (comentario 3), claro, es que se ve a leguas que no ha reflexionado acerca de lo que es en realidad la igualdad, ni lo que implica.

Por favor cuando escribas aquí, modera el uso de mayúsculas, ya que en internet es considerado hablar a gritos, y estoy segura de que esa no es tu intención...

Chloë, gracias!

Procesos, tienes razón, formo parte del grupo de FB, estamos un grupo de bloggers gestando una carta que explique los motivos que hemos expuesto todas las que hemos participado hasta ahora en la Manifestación Bloguera y proponiendo soluciones viables, para hacer una Petición Online y recoger firmas. En cuanto esté terminada de redactar, corregir y editar, la haremos pública.

Un abrazo a todos y gracias por pasar :)

Louma

criandonoskat dijo...

Como si no fuéramos individuos y familias... no. ¡La sociedad de las Hormigas! Producimos (según este señor)obreros y obreras. Soy colombiana, así que no sé si valga que escriba un post en mi blog, pero la indignación es mundial. Sobretodo porque es una idea que podría replicarse en estos países. ¡Producir, producir, producir!

Amor Maternal dijo...

Exactamente, Katrina... claro que vale la pena, mientras más difusión se le de al tema, mejor. Que se sepa que somos muchos los que no suscribimos estas ideas.

adherir dijo...

Me ha encantado tu escrito. Tengo muchas ganas de reivindicar la ampliación de la baja maternal, pero a la vez me siento muy impotente por la sordera de los políticos que nos gobiernan.
Realmente el colectivo, por llamarlo de alguna manera, de los bebés está muy desamparado.
Propongo que todas las personas que estamos en esta lucha nos unamos en una Asamblea o grupo de trabajo dentro del movimiento 15M para dar voz a nuestros bebés.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana