Pin It

7 Cosas que saborear antes de ser mamá =)


No me malinterpreten, jeje... ser mamá es lo más maravilloso que me ha pasado en la vida, y agradezco a cada instante tener a mi lado mi pequeño maestro =) pero he estado pensando, desde hace unos meses, que - como todo en la vida - hay ocasiones en que dejamos pasar desapercibidas, o no damos el merecido valor a algunas cosas sencillas de la vida, que luego, cuando ya no las tenemos, echamos en falta.

Así que se me ocurrió la idea de hacer una pequeña lista de cosas que a mi parecer es bueno concientizar, valorar, disfrutar, saborear antes de ser padres - no es que después no puedan hacerse, pero tal vez tengamos que esperar años, cambiemos de prioridades, ya no nos importen, nadie nos lo haya contado y ni lo sabíamos, y ese es el propósito de este post, el de señalar con el dedo las cosas que a veces damos por sentadas de las cuales hubiéramos tal vez querido despedirnos, jeje, como una despedida de soltera antes de casarnos, pues aquí una despedida de premamá :)

  1. Usar el baño con la puerta cerrada: Sea para hacer pipí, ducharnos, maquillarnos, depilarnos, ponernos crema, o cualquier otra cosa. Si criamos respetuosamente, al menos durante los primeros meses, y/o cuando estemos en casa solas con el bebé, será muy complicado entrar al baño sola, y mucho más cerrar la puerta. La mayoría de los bebés lloran si pierden de vista a mamá, y como no tienen noción del tiempo, lo que para nosotros es un instante, para ellos puede parecer eterno y producirles un verdadero sufrimiento. Saborea las últimas veces que cierres la puerta antes de parir.
  2. Salir de compras / hacer shopping: Suena un poco superficial tal vez, pero (y esto no es una queja, simplemente que no me había detenido a pensar en estas cosas antes de ser mamá) las primeras veces que vayas de shopping después de ser mamá - y probablemente necesitarás algo de ropa nueva después de parir porque a muchas nos cambia alguna parte del cuerpo y aunque recuperemos el peso de antes del embarazo, algunas cosas no nos servirán - habrá que tomar en cuenta algunas cositas: es probable que el bebé se canse, se aburra, o pida el pecho, para ello puedes amamantarlo en un probador si ya tienes ropa en la mano (para no salir, sentarte en un café y luego volver a entrar a seleccionar ropa), con niños más grandes, pues toca perder un poco el pudor porque puede que le parezca muy divertido analizar el mecanismo de apertura y cierre de la cortina o puerta del probador, jeje. Muy divertido, ahora toda la tienda te ha visto cambiándote la ropa o probando sujetadores de lactancia :P Saborea las últimas veces que hagas shopping con calma y con la cortina cerrada antes de parir.
  3. Salir de noche: y cuando digo salir, me refiero a una salida "de verdad", jeje; cine, cena, caminata, todo con calma. Luego de ser padres, lo más probable es que nuestra sala de cine más concurrida sea el sofá, viendo pelis en el ordenador, o en DVD, acurrucados en el sofá, o dando teta. Es delicioso también, las cosas cambian... pero para una cinéfila como yo, pasar por las carteleras y no haber visto ninguna es un poco raro. Tal vez alguna noche puedas dejar a tu bebé un ratito con alguien de mucha confianza, que lo ame y lo cuide, pero al menos yo, las primeras veces que me alejé de Sam durante un par de horas, iba por la calle sintiéndome super rara, como si me faltara un brazo (e iba al super, no al cine - supongo que ni habría disfrutado de la peli). Saborea las últimas salidas antes de ser mamá.
  4. Estar acostada sin hacer nada: Nuevamente, esta no es una queja, sino simplemente un "esto va a cambiar, será muy hermoso luego, pero disfruta también de lo que tienes ahora"... Cuando tenemos hijos, estar sentadas, o acostadas sin hacer nada es casi imposible, si damos el pecho, inmediatamente trepan sobre nosotros a buscar, jeje. Si no, intuyo que también trepan, a buscar mimos, besos, a abrazar, a jugar, y a hacer mil cosas más juntos. Conclusión: saborea las últimas veces que te aplastes en el sofá cual marmota durante toda una tarde :P
  5. Broncearse en la playa o la piscina: Ver punto anterior, es casi imposible estar acostada para tomar el sol. Los peques juegan con la arena, caminan, corren, quieren acercarse a la orilla, vaciar el bolso, meter arena dentro de la botella del bronceador y mil cosas más. Saborea las últimas veces que te acuestes sobre tu toalla sin un granito de arena, te embadurnes con calma de protector solar y te pongas los audífonos para incluso, posiblemente quedarte dormida :D
  6. Leer sin interrupciones: Esto es algo que tengo tanto tiempo sin hacer que me lo recordó mi amiga Silvia, jeje. Disfruto muchísimo al leer con Sam, ver cómo memoriza los cuentos que leemos juntos, cómo los recita cuando él solito hojea el libro como si lo estuviera leyendo. Pero antes de ser mamá, me sentaba con un libro y podía devorarlo entero en un par de días. La última vez que leí un libro en pocos días fue cuando devoré Un Regalo para Toda la Vida, Bésame Mucho y Mi Niño no me Come, los tres de Carlos González, mientras daba teta, cuando Sam tenía unos tres meses... Así que embarazadas del mundo, saboreen sus últimas lecturas sin un peque que quiera coger el libro, moverlo, comerlo, voltear las páginas, autografiarlo, saltar en tu regazo o simplemente hacer otra cosa :)
  7. Vivir sin que incluso extraños te aconsejen acerca de, o critiquen hasta tu manera de respirar: Suena exagerado, lo sé, pero las embarazadas y las mamás en general, somos un imán de consejos y críticas. La mayoría de ellos son bienintencionados, pero muchos, aún siéndolo, resultan dañinos porque nos alejan de nuestros instintos, o bien, porque son simples mitos. Pueden leer un montón de ellos aquí y aquí. Así que antes de ser mamá, saborea el hecho de hacer lo que te dé la gana sin dar explicaciones, recibir consejos, ni críticas. 
¿Y tú? ¿Qué extrañas y hubieras querido saborear o apreciar más antes de ser mamá?




Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.

{Foto}

7 opiniones:

Ana dijo...

Cómo me ha gustado la primera. Aunque tengan 7 años, si la puerta está cerrada la abren, si le has echado el pestillo, golpean y golpean hasta que te levantas y les abres.

Si te digo que un día entró sin avisar y me encontró vaciando la copa menstrual ... y empezaron las preguntas (también a otras mujeres)

Gus y Pau dijo...

Jajajaja como me he reido al ver que estas 7 cosas tambien la extraño y lo digo con un dejo de nostalgia...porque creo que por mas que pase el tiempo no volveran a ser igual.. Estar acostada sin hacer nada...broncearse en la playa ufff por eso les recomiendo a todas mis amigas q no son mama, que lo disfruten aunque hoy les parezca una tonteria. Soy feliz y plena disfrutando mis prioridades actuAles aunque no tiene nada de malo extrañar esas cositas!!!

Juanita dijo...

Louma: Me interpretas en varios puntos !! Ir al cine..., demoré 3 años en volver, lo disfruté como nunca: la película fue Avatar... aún lo recuerdo ! Cuando los bebés son mayores tienen mucha curiosidad. El menor de mis hijos (mi pequeñito) tiene casi 5 años y todo lo quiere saber, es muy conversador y curioso. Lo que me ha hecho valorar 'poder pensar' sin interrupciones ;-) Te felicito por tu página !

Canela dijo...

Bueno, en realidad la primera no la extraño tanto...siempre me ha gustado estar con la puerta abierta! (sólo si estoy sola o con mi marido en la casa.. por supuesto, no cuando hay visitas, jejeje). Pero acerca de las otras 6... puchas que las extraño! Y es que mi pequeñito nos vino a cambiar la vida, cosa que agradezco infinitamente.. pero realmente añoro sentarme tranquila en la casa o en un café a leer, o ir al cine por una peli (al igual que tu, tb he sido una cinéfila!)...
Pero en fin. También creo que es una etapa! Ahora esperamos a nuestra segunda hijita (y esperamos poder contar con un tercero), así que creo que será una etapa de al menos unos 15 años, si Dios lo permite. Pero luego ya podremos darnos algunos gustitos... no?

Andre_Vzla dijo...

excelente post me he divertido mucho al leerte. Mi peque tiene 10meses y todo lo que he leído lo extraño, pero obviaste el maquillaje jejeje me hace falta tapar esas ojeras, el poder peinarte con tranquilidad sin que "alguien" te este arrancando el cabello, comer caliente y con calma tengo 10 meses sin hacer estas cosas =b amo a mi bebito mas que a nada en la vida, pero wao como nos cambia la vida un hijo, varias amigas me decían vas a extrañar "la barriga" pero no que carambas voy a extrañar la panza lo que extraño es la independencia. el poder dormir en tranquilidad y silencio jajaja pero los hijos son el regalo mas bello solo que hay que adaptarse XD un abrazo y gracias por este espacio de desahogo!!

madredeunoporahora dijo...

El 3 y el 7. Yo tambien siento irrealidad cuando voy a algun lado sin el.

Anónimo dijo...

La 3,4 y sobre todo la 7 !! A mi me insisten en q se lo encargue a mi suegra cada q haya oportunidad! q para q no se acostumbre solo a mi :( como ven? Yo creo ya fui tachada d egoista porq casi nunca lo dejo solo con ellos y es q tamb salir sin el es como salir sin mi brazo :(

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana