Pin It

Cómo Comprar Ropa de Premamá. Parte I

Share/BookmarkDurante el embarazo me enfrenté a grandes cambios, tanto corporales, como hormonales, emocionales, psicológicos, espirituales, en la forma de comer y obviamente también en la de vestir ;)

Leí un poco al respecto en Internet, lamentablemente para esa época aún no estaba entre mis plantes escribir este blog, así que no dispongo de ningún enlace; sin embargo trataré de resumir los buenos consejos que recuerdo y de comentarles mis experiencias a lo largo de esa hermosa etapa. Gracias mamá por empujarme a vestirme bien, sentirme bien e ir cómoda a la vez.

¿Qué talla comprar durante las 8 primeras semanas? En esta etapa aún no me veía embarazada como tal, sino un poco rellenita. De hecho acabábamos de volver de un viaje a Roma, con un par de kilitos demás. Así que no se veía si los kilos eran por el exceso de pizza y helado o porque Sam venía en camino :) Uno de los mejores consejos que encontré para esta etapa fue el de comprar ropa normal, quiero decir que no sea de premamá; de 1 talla más grande que la que usamos normalmente. Aunque inicialmente da un poco de dolor de bolsillo comprar ropa que vamos a usar sólo 2 meses, acaba siendo una buena inversión por varias razones:

• Probablemente es la talla con la que saldrás del parto, así que la reutilizarás 2 o 3 meses más.
Querrás verte presentable y sentirte bien contigo misma, eso te ayudará a mantener el autoestima (que podría bajar un poco al mirarte y aparentar estar gorda en lugar de tener ya una barrigota hermosa bien redonda).
Necesitarás sentirte cómoda, posiblemente las partes de arriba (franelas, blusas, camisas) aún te sirvan sin apretar, pero los pantalones probablemente te molestarán y es muy incómodo estar embarazada y sentarte con un pantalón (sobre todo jeans) apretados. A mí casi inmediatamente comenzaron a apretarme las blusas (habiendo bajado 2kg. durante los 2 primeros meses) al ensancharse mi caja torácica porque “ahora respiras para dos personas” (como dice mi mamá).

¿Qué cantidad de ropa comprar para los primeros 2 meses? Pues eso depende más que todo de ti:
• De cuánto tiempo pasas fuera de casa, de si acostumbras vestirte con ropa de calle cada día, o solo para salir de casa, de si estás a gusto en casa en piyamas.
• Del tipo de ropa que usas para trabajar.
• De cuánto estés cuidando tu alimentación; si comes sana y equilibradamente, es probable que subas poco peso, o incluso bajes un poco o te mantengas, sin embargo tu cuerpo cambiará de forma y necesitarás usar una talla más grande. Si en cambio comes chatarra, y no llevas una alimentación balanceada, lo más seguro es que aumentes 2 o tal vez 3 tallas. Conozco amigas que han subido más de 25kg durante el embarazo (yo subí exactamente 10).
Igual como aconsejé en Como Comprar Ropa de Bebé, recomiendo que en lo posible se procure que las prendas coordinen todas entre sí, ampliando así las posibles combinaciones para tener diferentes looks y sentir que llevamos puesto algo “diferente”.

¿Qué tejidos comprar, y qué importancia tiene su elección? Aquí insisto en el algodón y demás fibras naturales, sea la estación que sea; y especialmente en las prendas que van a tocar directamente la zona abdominal. La piel del vientre está frágil, sensible, estirada hasta su máxima capacidad, requerirá de una buena dieta, hidratación correcta, mimos y cremitas varias veces al día para estirarse con suavidad y maltratarse al mínimo (a mí me salió una sola estría, vertical, de 2cm al lado del ombligo, que dejó de verse como a los 6 meses). La piel pica, y mucho mientras se está estirando (NO te rasques, cremita, cremita, todo el día). Por eso mismo no queremos irritar innecesariamente la piel de la panza con una etiqueta o ropa áspera, lo mejor es usar telas lo más suaves y naturales posible.

¿Qué prendas comprar? Depende un poco de tu estilo de vida, y gustos personales. Yo usé pantalones un buen tiempo mientras trabajaba y durante buena parte del invierno; pero la verdad es que me sentía más libre con vestidos. Tenía más libertad de movimiento y no me molestaban en ningún sitio, no rozan ninguna zona. Conseguimos unos capri beige y una falda lápiz de denim muy lindos y me sentía bonita con ellos puestos. Para el trabajo, mi prenda favorita era un pantalón negro (ya sé que no es el color más alegre) de aldogón con un porcentaje de lycra muy suave con la bota un poco acampanada. Era tan cómodo que se me olvidaba si iba vestida o no cuando lo llevaba puesto :)

¿Qué tipo de cintura elegir? De esto no he hablado con muchas amigas, ni he leido al respecto, francamente; así que les contaré mi experiencia porque probé varias cosas.
• Existen pantalones que por fuera tienen un diseño aparentemente “normal”, pero obviamente con proporciones acordes a las de una mujer embarazada, que llevan por dentro un elástico a cada lado de la pretina con botones y ojales. Básicamente vas moviendo de un ojal a otro los botones hasta que encuentres uno con el cual te sientas cómoda. A mi me gustó bastante este sistema, se ve muy bonito puesto, si levantas los brazos y se sube tu camisa no se ve el típico “saquito para la barriga” que tienen los demás.
• Otros tienen un saquito para la barriga, que consiste en que el pantalón o falda en cuestión va recortado en redondo, justo por debajo de la barriga, y la pieza de tela que recubre la panza suele ser de otro tejido más suave, generalmente elástico. Los hay de varias alturas: unos que cubren la panza entera, otros que llegan a la mitad y otros que sólo tienen una banda ancha de tela elástica que hace las veces de pretina. Y de varios tejidos: cottonlycra fina, elástico grueso, y cottonlycra acanalada gruesa. A mí en lo personal las que cubrían la barriga entera me molestaban un poco, a menos que fueran exactamente de mi talla (lo cual no dura más que un par de semanas), y de cottonlycra fina; mientras me quedaba grande se iba bajando a lo largo del día, que es incómodo; así que lo doblaba por la mitad lo cual no se veía muy nítido bajo una franela. Luego cuando me quedaba exacto, sentía la prenda super cómoda. Al pasar este tiempo comenzaba a apretar, y necesitaba de nuevo doblarla hasta una altura que no me molestara. Conclusión: lo más cómodo es cuando es de cottonlycra fina y cubre toda la barriga, o una banda ancha, y si es de cottonlycra acanalada va igual de bien.

¿Qué necesito saber acerca de las tallas de ropa de maternidad? Algunas marcas utilizan la misma numeración que la ropa normal, es decir; por ejemplo: 38, 40, 42, 44. Otras usan letras: S, M, L, XL. Esto nos puede servir como vaga referencia, más que nada porque hay mucha variación entre una marca a otra (y dentro de la misma también). Algunas tiendas te indican comprar tu talla habitual, sin embargo; aún subiendo de peso según el libro, encontré que la misma talla no me servía en muchos casos. Yo tuve un vestido talla XS de Mit Mat Mamá, franelas talla S, M y L de Benetton, ropa talla M de H & M, y pantalones talla 44, y 48 de C & A por nombrar algunas. Sólo para recalcar, que aunque fastidie un poco, hay que probársela de igual manera, para asegurar un buen ajuste porque las tallas por lo general no se corresponden muy bien.

Esta es la parte I de Como Comprar Ropa de Premamá, en la parte II (que saldrá publicada mañana), miraremos:

¿Qué talla comprar para la semana 9 hasta la 40?
¿Puedo usar cinturón durante la gestación?
¿Necesito zapatos diferentes durante el embarazo?
¿Para qué sirve el sostén de premamá?

He hecho lo mejor que pude para recordar todos los detalles posibles y contarles mi experiencia en torno a la ropa durante el embarazo. Si tienes alguna duda o pregunta, o consejo que quieras añadir a la lista, por favor no dudes en dejarlo como comentario.

Foto bajo licencia Creative Commons, algunos derechos reservados, cortesía de abarefoot

0 opiniones:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana