Pin It

Como Ducharse y Bañar al Bebé Cuando Estamos a Solas



Share/BookmarkUno de los mayores retos que enfrentamos cuando pasamos 95% de nuestro tiempo a solas con nuestros bebés, es la hora del baño; o al menos así ha sido para nosotros. Sam y yo pasamos tramos de hasta 7 y 9 meses seguidos solitos. Valoro muchísimo este tiempo, y amo estar con mi hijo, ha sido mi elección no querer dejarlo en una guardería, ni con una nana, ni separarme de él de ninguna manera, y lo disfruto. Sin embargo yo sentía que necesitaba al menos media hora para mí sola, para recolectar mis ideas, desconectarme, o relajarme. Este momento era para mí el baño, o así pretendía que fuera.

Cuando estaba pequeñito, léase antes de los 4 meses, procuraba ducharme mientrás Sam dormía, le daba teta, e intentaba dejarlo dormidito en su mecedora. Metía la mecedora en el baño y procuraba ducharme con la puerta abierta para que no se cocinara mi chiqui al vapor. En verano, siempre y cuando no se despertara mientras me desvestía, o cuando ya estaba bajo el agua, iba genial; pero en invierno...

Otro detalle que me estresaba mucho era la cortina de la ducha. Jugaba peek-a-boo con él, que básicamente consiste en esconderme, y reaparecer  unos instantes después diciendo "peek-a-boo" y sonriendo, para irle enseñando que mami siempre estaba ahí, aunque no estuviera siempre dentro de su campo visual. También probé con el canto. Cantaba desde que lo metía al baño, continuaba cantando desde detrás de la cortina, hasta que saliera y me secara delante de él. Pensaba que si me oía mientras me veía, y luego me seguía oyendo aunque no me viera por un par de minutos estaría calmado. Tampoco funcionó.

Luego de meses comprendí que la permanencia de los objetos es un concepto que requiere cierta maduración del cerebro del bebé, y que no puede apurarse, simplemente hay que dejar que el bebé evolucione a su ritmo, lo pillará cuando esté preparado para ello.

Así que probé también ducharme con la cortina abierta (y la calefacción al máximo), porque muchas veces, al meter la mecedora en el baño, Sam se despertaba, o al desvestirme, o al abrir el agua... No me atrevía a dejarlo durmiendo en la cama (colechamos) por temor a que se cayera al darse la vuelta (a pesar de las almohadas), o que se despertara y se pusiera a llorar desesperado al no verme, y yo no lo oyera por el extractor del baño y el ruido del agua, que juntos tapan cualquier sonido...

Otra cosa que intenté fue ponerle algún programa infantil en la tele (pero Samuel no presta atención a la televisión, sea cual sea el programa que sintonice), y dejarlo sentado en su cochecito, con el cinturón abrochado, luego de explicarle que mami se iba a duchar rapidito y volvía en un momento. Me bañaba lo más velozmente posible, y sin embargo cada vez que salía del baño, Sam estaba siempre llorando desesperadamente.

También me duché con el cochecito metido dentro del baño por una temporada, pero igualmente Sam lloraba durante todo el rato, cantando o no, con juguetes o no, con el chupón o sin él: hasta que saliera y lo cogiera en brazos nuevamente.

Probaba cada manera por unos días, o una semana, o hasta que se me ocurriera otra idea. Intenté también dejarlo acabado de despertar, luego de su siesta (suele pararse de tan buen humor mi angelito), en su parque con todos sus juguetes (pensaba yo, para que no se aburriera), y le explicaba, que mami se iba a bañar rapidito y volvía. Siempre, siempre sucedía lo mismo: o lloraba al abrir la ducha, o al desvestirme, o al entrar bajo el agua, o directamente al comenzar a estirar los brazos para tratar de dejarlo en el corral. Siempre que salía de la ducha, que era el único momento que tenía para mí, me topaba con mi pequeño llorando desesperado a todo pulmón.

A todas estas, el ducharme ya no resultaba nada placentero, ni mucho menos relajante. Si el asearme se había convertido en una auténtica tortura para Sam, yo tenía que encontrar otra manera, así que seguí buscando. En esa época comencé a leer Bésame Mucho, de Carlos González, y comencé a comprender mucho mejor a mi hijo. (Ver páginas 27 - 30 "Por qué lloran en cuanto dejas la habitación")

Entretanto mi chiquito ya se ponía de pie en su bañera plástica. Yo colocaba su bañera sobre el lavaplatos de la cocina, y preparaba allí todo lo necesario para su baño. Las primeras veces que se puso de pie, salpicó la cocina entera. Coloqué una alfombra para no resbalarme las próximas veces que ocurriera. Cada vez parecía tener más fuerza en las piernas, es increíble la fuerza que tienen los bebés cuando patean. Todos sus músculos desarrollándose a la vez mientras adquieren nuevas destrezas: gatear, ponerse de pie, caminar, etc.

Llegó un momento en que ya me tenía bastante nerviosa, porque no sólo se ponía de pie, sino que se sujetaba del borde de la bañera y la sacudía entera. A mí me daba miedo que se me volcara encima, con lo que pesa llena y con él en un brazo...

Por otro lado, cada vez que hablaba del asunto ducha/baño con mi mamá me comentaba lo mismo. Que ella había comenzado a meter a mi hermana a la ducha con ella, cuando tenía 5 meses (yo soy la mayor, por ende mi mamá no era primeriza cuando se duchaba con ella). Me costó mucho esfuerzo, y una visita de mi mamá, en la que se quedó pacientemente esperando detrás de la cortina para recibir a Sam luego de que yo lo duchara. Los bebés son tan suavecitos, al enjabonarlos son tan resbaladizos. Yo estaba aterrada. Pero por primera vez me duché sin gritos, sin llanto desesperado. Sin remordimientos.

Poco a poco perfeccioné la manera de sujetar a Sam sobre mi cadera, y con mi brazo izquierdo, para al mismo tiempo lavarme el cabello con la otra mano (y luego enjuagarme el cabello, ponerme crema en el pelo, enjuagarla, enjabonarme yo, y enjabonarlo a él). Al principio cansa un poco, y duelen algunos músculos, pero poco a poco uno se adapta y francamente al bebé le encanta, y a mi me hace sentir tan bien el contacto piel con piel como a él.

Me sentí mucho más serena y feliz una vez que cambié mi modo de pensar: "la ducha es el único momento que tengo para " se convirtió en "la ducha es otra actividad que podemos disfrutar juntos". Y comencé a trasnocharme para tener tiempo para mí luego de que Sam se durmiera en la noche (para mí y para limpiar, lavar, cocinar, etc.). Es increible como un simple cambio de mentalidad puede cambiar tu ánimo y manera de vivir las cosas. La ducha dejó de ser una tortura para ambos.

Cuando Sam aprendió a caminar, traté de modificar nuevamente nuestra manera de ducharnos. Quería poder lavarme el cabello con mis dos manos. Intenté ponerle juguetes en el piso de la ducha (no tenemos bañera), y no aceptaba quedarse en el suelo de la ducha solo. Varias veces me duché sentada en el suelo con él. Un buen día entré yo primero y él me siguió caminando (yo solía meterlo conmigo ya sentado en mi cadera) y aceptó quedarse de pie enfrente de mi. Era verano y todo iba genial. Comenzó el frío y apareció un problemita: si yo dirigía la ducha sobre él, me daba frio a mí, y viceversa.

Así que ideé un plan. Fui a la ferretería y compré un tubo en forma de T, y cinta de plomería. Luego compré una ducha con manguera. Desmonté la ducha que tenemos y conecté el tubo en T con la salida de agua. En cada extremo de la T, conecté una ducha. ¡Tomó 10 minutos! (y yo no sé nada de plomería) Luego adherí el soporte de su ducha a la pared con silicona a una altura adecuada a su estatura. No queda tan sólido como cuando se atornilla, pero no quise perforar las baldosas, y a fin de cuentas es más bien una ventaja, porque puedes despegar el soporte y volverlo a pegar con silicona a medida que va creciendo el niño.

Ahora la ducha se ha convertido en "mama shower, chiqui shower" y Sam se mete encantado, y juega todo el rato con su ducha, mira como cae el agua, la tapa con la mano, la dirige sobre las baldosas, sobre su cuerpo, sobre la cortina, sobre el desagüe, las botellas de champú... en fin, ambos disfrutamos de ducharnos juntos :)

No dejes de leer esta explicación de Carlos González acerca de ¿Por qué los bebés lloran cuando se va mamá?

Foto bebé: bajo licencia Creative Commons, algunos derechos reservados, cortesía de Turkinator

Foto chiqui shower: © propiedad de amormaternal, todos los derechos reservados.

24 opiniones:

yanny milena dijo...

Hola! no te imaginas como me he divertido con esta historia... exactamente, identica a la mia!. Yo tambien he experimentado mil una forma para el baño, y tambien pense que es el momento mas relajante,ayyyyy!. Y cuando estamos solos, especialmente cuando debemos salir, le tengo una bañera, a duras penas alcanza en la ducha, y yo en un rinconcito, pero es ideal, por lo menos para mi ha sido una gran ayuda. Y despuès de buscar y probar las mismas opciones que tu probaste, decidi que si por alguna razon, necesitaba un baño relajante, lo disfrutaria en la noche cuando Juan Jose estuviese durmiendo, menos mal ya tiene su horario de sueño y se que puedo contar con un tiempo apropiado para darme una merecida ducha relax no relampago. Un abrazo, me divierto y aprendo muchisimo con tu pagina. Felicitaciones.

Amor Maternal dijo...

Muchas gracias Yanny, por pasar y por tus lindas palabras :) Encantada de haberte hecho reír un rato!

Un abrazo,

Louma

volcan dijo...

A mi cuando se me quedo pequeña la bañerita estabamos en medio del invierno.

No tenia bañera grande, pero habia descubierto que cuando se bañaba sumergido (sentadito) podia ducharme tranquilamente, asi que compre una caja plastica de las transparentes con rueditas para guardar cosas debajo de la cama y y se la llenaba de agua y ponia varios juguetes acuaticos.

Lo enjabonaba y luego lo dejaba jugar mientras yo me duchaba.

Y los dos super felices ;)

volcan dijo...

Ahhh, por sierto, al principio compre un cubo de limpiar, porque me daba miedo que se resbalara y con eso quedaba seguro y no pocia caerse... despues cuando no cupo mas fue cuando compre la caja.

jijiji

Amor Maternal dijo...

Buenísimo, Volcan, es que toca ponernos creativos :) Lo único seguro en la m/paternidad es que en cuanto descubres un truco que te funciona por un par de semanas, toca inventar otra cosa porque ya crecen o aprenden algo nuevo y ya no conviene, jeje... pero es algo positivo, porque nos mantiene en constante crecimiento junto con ellos :)

Gracias por contarnos tus trucos, seguro que le sirven a otras mamás o papás.

Un abrazo!

Louma

JulieFernn dijo...

Sencillamente GENIAL!
No me he animado nunca a ducharme con los enanos, soy medio torpe... para qué mentir. Pero de tener una tina o bañadera, ya lo hubiese intentado.
Te felicito por tu ingenio y por no rendirte con tal de que tu bebu no llore al perderte de vista en el baño!
Un abrazo

Ishamommy dijo...

Que gran idea tuviste Lou.. me encantó!
Ahora mi reto es como ducharme con dos, Nico y yo seguimos bañandonos juntos y la nena queda en su mecedora dormidita fuera de la regadera jeje, debo bañarme veloz! y Nico se queda un ratito en la ducha solito... :S debo ensar en algo..
Abrazos!

Marta dijo...

Genial, me encantó el chiquishower!!! Me parece que lo voy a poner en práctica.
Para ducharse con un bebé que aún no camina pienso que lo ideal es una bandolera de anillas, de las que hay para agua. Con mi siguiente bebé me haré con una seguro. Lo incómodo de enjabonarse el pelo con una sola mano es tan cierto!!!

Abg. María Alejandra Pérez dijo...

Muy buena historia, pero para una mamá venezolana es inaceptable. Pues aquí tenemos que trabajar para llevar una vida cómoda, así que el tiempo que tenemos con nuestros pequeños es de 3 meses según la ley laboral y para las que son de libre ejercicio como yo, pues nada... Los bebes no se enferman si lloran un ratito... Con un monitor en el baño es suficiente! Saludos!!!

Amor Maternal dijo...

Gracias Julie! Si te sientes un poco torpe en ese sentido y temes que se caiga, existen bandoleras para el agua, como comenta Marta. Podrías tener a tu bebé en portabebés mientras se duchan los dos :) - simplemente otra opción…

Isha, gracias! Ya me contarás cómo va con los dos, cuando esté un poco más grande Sophie y ya no duerma tanto, a lo mejor pueden ducharse los tres, con papá esperando fuera con las toallas, o papá con Nico y tú con Sophie, alternándose como se sientan más cómodos :)

Gracias Marta, ya verás qué fácil se monta el chiquishower, 10 minutos de bricolaje y años de tranquilidad en el baño :) Ya me contarás qué tal va con la bandolera, ¿estás embarazada o planificando? De todas maneras seguro que va bien, así tienes ambas manos para lavarte el pelo ;)

María Alejandra, disculpa pero no comprendo qué tiene que ver el ser madre trabajadora fuera de casa, versus trabajar en el hogar, ni la ley laboral en todo esto… ¿Acaso una mamá que trabaja fuera y deja a su bebé de 3 meses en una guardería, no puede compartir el rato del baño con su bebé? Así están ambos contentos, disfrutan y ambos se benefician del contacto piel con piel y se ahorran el llanto. Si pasan el día separados porque tú trabajas, con más razón aún necesitan ese momento para restablecer su vínculo, sentirse cerca y tranquilos, pruébalo y verás. Además, no evitamos el llanto porque cause una enfermedad, sino porque el niño sufre si no te ve, está triste y siente miedo, eres su referencia afectiva, y pudiendo ahorrarle ese mal rato con algo tan sencillo como bañarse juntos, ¿por qué no hacerlo? Por otra parte, el bañarse juntos ahorra tiempo, que es tan necesario tanto para las mamás que trabajan en casa, como para las que trabajan fuera, y es muy agradable hacerlo; ya no tienes que llenar su tina, vaciarla, enjuagarla, secarla, guardarla, con ducharte tú, ya está bañadito el bebé también. ¿Te gustaría que tu esposo te viera llorando un día y pensara así: "total, si llorar un rato no la va a hacer enfermar, yo la oigo desde aquí"? Te recomiendo leer esta explicación de Carlos González que hemos publicado acerca del por qué los niños lloran cuando se va mamá.

Patricia dijo...

Hola María Alejandra, antes de tocar el tema del baño paso a comentar algunas cosas -con propiedad- porque soy madre venezolana jejeje.
Yo trabajaba, pero desde que nació mi bebé lo dejé y decidimos apretarnos el cinturón y vivir con un solo sueldo. No es que trabajar esté mal, pero no es que no se puedan hacer algunos ajustes...para mí y mi esposo ese sacrificio económico bien ha valido la pena; aun cuando la vida está -efectivamente- tan dura en nuestro país.
Respecto al post-natal, si das pecho exclusivamente tienes la posibilidad de solicitar una extensión del mismo(permiso por lactancia exclusiva) hasta los 6 meses de tu bebé. En el I.V.S.S. lo validan y se llama "permiso por cuido materno". Luego, la madre que trabaje bajo relación de dependencia puede "pegar" sus vacaciones con dicho permiso y disfrutar hasta 7 meses con su bebé, es cuestión de averiguar, informarse y planificarse.
Si ejerces por tu cuenta (y ves el vaso medio lleno) piensa que es una dicha!!, pues eres "dueña" de tu tiempo (al menos más dueña que si trabajaras en un bufete de 8 a 5) y puedes planear mejor los momentos que pasarás con el bebé.
No es, pues, a mi juicio, inaceptable para una madre venezolana bañarse con su bebé :S
Mi bebecita siempre se ha quedado tranquila dentro del baño, en su coche con juguetes, mis canciones y shows mientras me baño; pero si ésa no fuese su personalidad no la dejarìa llorar, sino me las ingeniarìa.
No dejemos que la sensación "desastre de país" nos amargue también la maternidad!! Llorar es desagradable y ya, aunque no enferme...
Cariños a ti y tu bebé :D

Brenda Mastitz dijo...

si esta señora tiene tan poco tiempo para dedicar a su hijo ya que debe trabajar ,como ella misma dice "para llevar una vida comoda"? que hace leyendo un post en una web que fomenta la crianza con apego? inentendible...

Luna dijo...

No estoy de acuerdo con muchas de las cosas que dice María Alejandra, pero tampoco creo que la mejor manera de contestarle sea la de Brenda, despectivo desde el momento que dices "esta señora". Y también creo que muchas personas, madres y padres incluidos, aun no ven con claridad el gran valor de la crianza con apego, y quienes lo ejercemos, o intentamos hacer que nuestros peques tengan una crianza alegre y tranquila podemos ayudarles a ver con otros ojos lo que ha sido costumbre por decadas en muchas familias de nuestra sociedad. Por eso valoro sitios como este, y la paciencia y el saber estar de Louma para todas nosotras.
La chiquiducha, y tantos otros articulos me han sido de gran ayuda, gracias Louma.
Aymé

Amor Maternal dijo...

Yo también soy venezolana (entre otras nacionalidades), lo digo porque francamente no comprendo qué tiene que ver la nacionalidad con todo esto, pero bueno, dejemos el tema aparte...

Patricia, gracias por la info, muchas madres hacen eso, y es bueno que se difunda que es válido - y necesario - ejercer los derechos del permiso de lactancia, y poder "empatar" ese período con las vacaciones que uno tenga acumuladas en el trabajo, incluso muchas madres piden un permiso no remunerado o vacaciones adelantadas...

Brenda, supongo que tienes la mejor de las intenciones, pero te agradezco que mantengas un tono lo más cordial posible cuando escribas aquí ;) Así aprendemos y nos nutrimos todas las unas de las otras, que es el propósito del espacio de comentarios, enriquecer la conversación, siempre de manera amable y respetuosa, compartamos o no el punto de vista de los demás.

Aymé, creo que tienes razón, mucha gente, y me incluyo hasta hace unos 3 años, no sabe nada o casi nada de la crianza con apego, de lo natural, fácil y cómodo que es criar respetando y guiándonos por las necesidades de nuestros hijos y nuestros instintos. Para adentrarnos en este mundo es necesario entonarnos con nuestro bebé, aprender a "desoír" las tradiciones muchas veces absurdas que están muy arraigadas en nuestras sociedades occidentales, y a cuestionarnos las cosas, siempre desde la empatía :) Gracias a ti por leer y comentar!

Australia dijo...

Simplemente genial.

Pilumm dijo...

jajajajjaaja, me siento reflejada!!! yo ne llego a tanto la peque tiene 8 meses, pero he probado todas las tecnicas: hamaca, cochechito, bañera, musica, tele, parque, y lo mejor la ducha juntas.

Lo sorprendente es que en la piscina, al asalir la peque y yo nos ducahmos tambien juntas y el resto de mamis me miran sorprendidas con cara de "se te va a caer!!!!", "como puedes hacer eso"

Mamá Vaca dijo...

Patricia te comento que ese permiso solo lo dan en Caracas (y parece que Aragua y Nueva Esparta esta empenzado también). Yo vivo en Maracaibo y el IVSS no emite permisos de cuidados maternos, fui al Consejo de Protección y meti la denuncia porque en la empresa no me quisieron dar el permiso y fue todo un trajin para nada... Hace falta una ley mas especifica que avale ese tema para que lo nuestrxs bebes puedan tomar tetica exclusiva hasta lso 6 meses.

Mirihada dijo...

A mi lo de cantar si me funcionaba. Le ponía en la hamaca dentro del baño y como mi cortina de baño es caso trasparente, nunca me perdía de vista. Después cuando se hizo más mayor y se tiraba de la hamaca, le ponía una toalla grande en el suelo con juguetes y se quedaba jugando hasta que yo salía. Y ahora que puede quedarse sentado en su bañera perfectamente, meto su bañera en la ducha, (yo tengo bañera y cabemos los dos), le lleno la bañera y lo siento con lo juguetes. Y él juega mientras yo termino de ducharme. Una vez termino, recojo los juguetes y lo baño a él. El caso es probar cosas, y no agobiarse por no encontrar soluciones, siempre las hay.

Laura Silvester dijo...

Despues de leer tu artículo me siento mejor al saber que no era la única a la que le costaba la hora del bano.
Voy a probar banarnos juntos... ojalá resulte.
Gracias Louma! Un beso!

IPURTARGI dijo...

Hola!
yo me duchaba con mi bebe desde recien nacido por los mismos motivos q cuentas. Era imposible dejarlo en otro sitio q no fueran mis brazos. Y un dia navegando por internet buscando portabebes encontre una bandolera q se podia mojar y se secaba en seguida. Me la compre y nos duchamos con la bandolera hasta q ya no le apetecio estar tan pegadito a mi y preferia estar jugando con sus juguetes en el baño mientras yo me ducho. Primero salgo yo y le dejo en el agua calentita (ahora ya tiene 20 meses) y me pongo el albornoz y me seco y luego me ocupo de el. Asi las duchas han sido siempre un momento super agradable (de bebe hasta casi los 12 meses se solia dormir con el aguita resbalandole por la espalda mientras yo me aseaba). Cosa q valoraba mucho pq es un niño terremoto!

Os recomiendo la bandolera es super practico y tienes las dos manos libres y no se te resbala en bebe de ninguna manera.

Besos!

Anónimo dijo...

Jaajaja es un fiel reflejo a lo que he pasado y sigo pasando jeje ( mi pequeño tiene 2 años ) , el no se separa de mi para nada y yo supercontenta !! Así que me has dado una idea genial para ducharme con mi niño! Graciaaaas!! Un besazo !

carola dijo...

yo tb me baño con mi hijo, ahora el ya tiene dos años, pero cuando era más pequeño no lo tomaba en mis caderas, si no, k ponia su tinita frente a mi en la ducha, asi mientras yo me bañaba el jugaba.

carola dijo...

Recuerdo que desde que mi hijo era muy pequeño, desde los 5 meses aproximadamente comencé a bañarme con mi hijo, ya que siempre estaba sola con él, pero a diferencia de los expuesto recuerdo que ponía su tina llena de agua dentro de mi tina, por lo que podía bañarme tranquila y a la vez me permitía jugar con él, y cuando yo terminaba le tocaba comenzaba su turno de baño. Actualmente mi hijo tiene dos años y aún nos bañamos juntos, pero ahora los dos en una sola tina.

Anónimo dijo...

Y como os secais? Primero el bebe supongo,y luego vosotras,no? La mia es que llora muchisimo al vestirla, y solo de pensar en hacerlo y yo en toalla, creo que me agobio mas...

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana