Pin It

Colecho en múltiples: Experiencia de una madre de mellizas


Como parte del Carnaval de Blogs Amo Ser Tu Almohada, una lectora nos ha escrito la siguiente carta para compartir con todos. Constanza es madre de gemelas y nos cuenta cuánto le ha ayudado el hecho de dormir con sus hijas - de practicar el colecho :-)
Hola Louma,

Llegué a tu blog desesperada, buscando información para enfrentar como madre primeriza a mis gemelas prematuras. Tu blog ha sido todo un descubrimiento, me ha ayudado muchísimo en la lactancia, que me costó pero logré instaurar.

Para mí el colecho surgió naturalmente, no podía más de levantarme a darles biberones y me molestaba ser esclava de prepararlos... Cuando por fin logré darles pecho entonces el cansancio me ganaba y me dormía con las dos pegaditas a mí, las ponía en almohadas para que quedaran enganchadas y yo me relajaba, así pasó una primera noche y ¡oh sorpresa! Las noches dejaron de ser un sufrimiento, ¡hasta descansaba bien!

Ahora las niñas ya tienen 7 meses, no dormimos tan bien con mi pareja porque casi no podemos movernos y la cama se hace estrecha, pero seguimos colechando, ¡es la única forma de descansar! Y me niego a levantarme en las noches dejando a las gemelas en una cuna, ¡sólo sería más problema!

Para mí las noches son el momento de verdadero descanso, no sé cómo seguiremos cuando las pequeñas sean más y más grandes, pero hasta ahora, el colecho ha sido la solución natural para un real descanso, claro, no puedo moverme tanto como antes, pero es maravilloso cómo el cuerpo se da cuenta de los bebés, y al diablo esos antiguos comentarios de que "no se puede dormir con el bebé", "¡es peligroso!", "¡es malo!", "no lo podrás sacar de la cama"... Cada madre enfrenta a su propio modo la maternidad, una experiencia que de por sí es traumática y difícil. El lado lindo también existe, pero con dos bebés por primera vez ha sido todo un desafío.

¡Viva el colecho! Ver a mis niñas despertar, abrir sus ojitos y darme una sonrisa para mí es la clara razón de que estoy haciendo las cosas bien.

Saludos para tí y ¡adelante con el blog!

Constanza Gajardo

Mil gracias a Constanza por regalarnos estas palabras, sé que muchas parejas con embarazos múltiples se preguntan cómo afrontar las cosas, cómo alimentarlos, mimarlos, dormirlos a todos, y con estas reflexiones de Constanza, creo que podrían animarse a probar dormir con sus bebés.

Quería matizar la expresión de que la maternidad es "traumática y difícil", creo que puede llegar a serlo cuando no estamos preparados, cuando no tenemos suficiente apoyo del entorno, cuando no hemos sido suficientemente maternados y ahora nos toca a nosotros maternar. La falta de tribu también puede ser muy dura, y con un embarazo gemelar ya me lo imagino... Yo no habría usado la palabra traumática, sino más bien transformadora, pero el texto de Constanza aclara que ha sido un desafío-yo diría que el de empujarnos a crecer como seres humanos y a enfrentarnos a nuestra propia sombra, lo cual ciertamente es un trabajo arduo.

Por otra parte quería comentar que muchos de nuestros lectores - hemos estado hablando mucho sobre el tema del sueño y del colecho últimamente en nuestro muro - nos han comentado que al tener la sensación estar muy apretados y de no poderse mover cómodamente durante la noche mientras colechaban, lo han podido resolver de varias maneras:
  • Unos comentan que han adosado una cuna a la cama matrimonial, en sidecar, quitándole uno de los lados, de modo que ambos colchones queden unidos, así gozan de más espacio porque el peque puede rodarse hasta "su área" dejando más espacio libre para los padres una vez que ha terminado de tomar el pecho.
  • Otros comentan que han comprado un colchón king size, o de 2 metros por 2 metros y así duermen todos juntos a sus anchas.
  • También nos han dicho otras familias que han añadido una cama individual, adosada a la matrimonial (ambos deben estar exactamente a la misma altura), de unos 80 o 90 centímetros de ancho para tener más espacio para todos. Aquí quería comentarles que es recomendable que el niño no duerma cerca de la unión de ambas camas, es preferible que papá duerma allí, jeje. El niño podría caerse, o quedársele un bracito o una piernita metida durante la noche.
  • Además, otras familias nos han contado que han eliminado la cama, y dejado varios colchones juntos en el suelo, al estilo futón y que así duermen todos muy bien :-)
¿Y tú? ¿Practicas el colecho? Cuéntanos cómo se las arreglan para estar todos cómodos?
Si conoces familias con mellizos, gemelos o trillizos que probablemente estén teniendo dificultades de sueño, por favor comparte con ellos este artículo. Seguramente les dará mucho ánimo y posiblemente prueben dormir todos juntos y descansen mucho mejor.


Si deseas participar en nuestro Carnaval de Blogs Pro-Colecho, por favor sigue las instrucciones que encontrarás aquí - está abierto para lectores y bloggers.

Si amas dormir con tus hijos, y ser su almohada, puedes ayudarnos a difundir esta opción respetuosa con las necesidades nocturnas de los más pequeños entre tus conocidos, bien sea usando esta imagen* en tu blog, Facebook o Twitter.






Artículos relacionados:
* Diseño de ilustración pro-colecho Amo Ser tu Almohada  bajo licencia Creative Commons, a nombre de Amor Maternal, diseñados por Louma Sader Bujana. Prohibida su edición o modificación de cualquier tipo sin previa autorización escrita de la autora. Pueden distribuír la imagen libremente para fines de difusión del colecho, enlazando siempre con este post, como fuente de la imagen. Gracias.

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.

{Foto}

2 opiniones:

Sophie Von Kühn dijo...

Nosotros también hemos sido 4 en la cama. Nuestras mellizas ya tienen casi dos años y medio y, aunque aún se duermen a mi lado, ya pasan casi toda la noche en sus camas. Hasta hace pocos meses, y prácticamente desde que nacieron duermieron con nosotros. Al principio nos instalábamos con un montón de cojines para que llegasen al pecho las dos a la vez, luego, poco a poco fuimos cogiendo nuestras posturas y costumbres pudiendo así descansar todos mejor. Saludos.

Alejandra Figueroa dijo...

Yo también duermo con mis mellizos de 4 meses :)
Nosotros 3 en la cama matrimonial, uno a cada lado cosa que cuando despiertan me doy vuelta para el lado y le doy pechuga al que despertó y seguimos durmiendo.
Habíamos adosado una cuna a mi cama pero no duraban ni 5 minutos durmiendo en ella. Ahora duermen desde las 12 de la noche hasta las 6 de la mañana y después de nuevo hasta como las 9 o 10 y yo descanso de maravillas. Para mi marido y nuestra hija de 2 años y medio adosamos una cama de 1 plaza así que completamos una gran cama de 2.4 mts de ancho g dormimos felices de a 5.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana