Pin It

Rosa Jové: "El 80% de los niños duerme en compañía"



Share/BookmarkLa psicóloga infantil Rosa Jové ofrece hoy en Granada una conferencia y un taller sobre el sueño infantil, invitada por la asociación Mamilactancia. En el taller, la autora del libro 'Dormir sin lágrimas. Dejarles llorar no es la solución' facilitará información teórica sobre cómo duermen los bebés y los niños pequeños y después expondrá casos prácticos que ve en su consulta. «La mayoría de padres consulta por qué a su hijo le cuesta mucho dormirse o se despierta por la noche -explica la psicopediatra-. En ambos casos, a los niños no suele pasarles nada, son niños normales; lo que pasa es que sus padres no descansan y buscan soluciones».

El sueño de los bebés y los niños es uno de los principales motivos de agobio para los padres. ¿Por qué?

Debido al ritmo de vida que llevamos, en que casi no tenemos tiempo ni para momentos de ocio, el hecho de tener un bebé que nos altere el descanso es un motivo de agobio. El problema no es de los niños, sino de nuestra sociedad, que no cuida a los padres y les obliga a llevar a cabo su trabajo en lugar de propiciar que puedan -durante el tiempo que el bebé necesite- compaginar más libremente su vida laboral y familiar. Ya hay medidas legales en este sentido, pero hacen falta muchas más.

¿Cree que el problema es que los padres tienen unas expectativas poco realistas sobre cómo duermen los niños pequeños?

Sí, en muchos casos ese es el principal problema. Y ese problema está fundamentado en los intereses comerciales: si no te hacen creer que tienes un problema, no vas a comprar soluciones: libros, métodos, muñecos, etcétera Actualmente, una gran parte de la información que corre sobre el sueño no es cierta y por eso en mis charlas suelo dedicar un espacio a informar a los padres de qué pueden esperar en cada momento de sus hijos.

En el libro 'Dormir sin lágrimas' sugiere que son los padres los que deben adaptarse al ritmo del bebé y no al contrario. ¿Qué ocurre si los dos padres trabajan fuera de casa? ¿Cómo 'sobrevivirán' hasta que el sueño de su niño sea 'normal'?

A veces no nos planteamos que al tener un hijo nuestra vida puede cambiar: los padres deberían pensar que, si no tienen tiempo de sobra antes de tener un niño, mucho menos lo van a tener después. Por eso no estaría de más que antes de tener un bebé se buscaran soluciones laborables para que toda la familia pudiera estar atendida. No obstante, en nuestras charlas enseñamos a los padres trucos y soluciones para hacer más felices sus noches... y las de los niños.

Estadísticas

¿Cómo media, a qué edad aprenden los niños a dormir?

Los niños ya nacen sabiendo dormir, lo que pasa es que no lo hacen ni en las horas que los padres quieren ni en periodos muy largos de tiempo, pero eso es una cosa que ya harán con el paso del tiempo por sí solos. Las últimas estadísticas hablan de que un 81% de los niños se despiertan por la noche al año de edad y un 54% todavía lo hace a los 2 años, mientras que a los 4 años la mayoría ya duermen de un tirón.

¿En qué circunstancias se considera que hay un problema?

Básicamente cuando hay un comportamiento 'extraño' por la noche -niños que no respiran bien, que hablan en sueños, sonámbulos, con pesadillas y terrores nocturnos-, junto con los niños que duermen muchas menos horas de lo habitual y aquellos que duermen demasiadas o que tienen ataques repentinos de sueño.

¿Cómo influye la lactancia materna en el sueño?

La lactancia materna ayuda tanto al niño como a la madre. Respecto al niño, la leche materna contiene L-triptófano, que ayuda a dormir más, y el pecho de mamá da la seguridad y el relax necesario para dormir. Por lo que respecta a la madre, la lactancia incrementa sus niveles de prolactina y le ayuda a conciliar el sueño con más facilidad que si alimentase a su hijo de forma artificial.

Practica habitual

Usted es partidaria del colecho. Sin embargo, algunos manuales y pediatras lo desaconsejan.

El colecho es una practica habitual en nuestros días. Se supone que sobre un 80% de la población mundial de niños esta noche han dormido en compañía. Mucha gente piensa que eso sólo sucede en países tercermundistas, pero no es cierto: en Japón, Suecia, Noruega o Finlandia rayan el 90% de colecho. El que haya profesionales que lo desaconsejen es porque o están mal informados o tienen intereses en que se difunda lo contrario: un niño que duerme en compañía es un niño que duerme más, y por lo tanto sus padres no van a necesitar comprar nada para que duerma mejor.

También critica duramente los métodos para enseñar a dormir a los niños. ¿Por qué?

Porque provocan en los menores secuelas emocionales, como depresiones, ansiedad e hiperactividad, pero también alteraciones a nivel de neurotransmisores y alteraciones a niveles cerebrales: se ha comprobado que los niños expuestos a estos tratamientos tienen alteraciones en el hipocampo -es más reducido- y en el cuerpo calloso, que es la parte que une los dos hemisferios cerebrales.

La educación de los niños muchas veces implica contrariarles. Si nuestro criterio se impone en otros ámbitos, como la alimentación o los juegos peligrosos, ¿por qué hay que respetar su voluntad en el tema del sueño?

No es cierto que la forma de educar sea contrariando al menor, lo que pasa es que no tenemos una sociedad adaptada a los niños y hay situaciones peligrosas en que en lugar de reñirnos a nosotros por tenerlas reñimos a los niños por querer investigarlas: si mi hijo coge un cuchillo de la cocina la culpa es más mía por dejarlo a su vista que suya por querer cogerlo. No obstante, la contrariedad de un niño se supone que debe ser para cosas nocivas para él o para los que le rodean, no para algo tan inocuo como que elija la mejor forma para dormir. Los adultos lo hacemos cada noche. ¿Por qué a ellos les negamos ese derecho?

Esta entrevista fue publicada en el diario ideal.es y realizada por Inés Gallastegui. 

Personalmente, hemos probado dormir separados y no nos fue bien. Durmiendo juntos hemos comprobado que dormimos más horas, y un sueño de mayor calidad, más reparador.

¿Han probado el colecho? ¿Qué opinaban acerca de él desde afuera, y si ya lo practican, cómo ha cambiado su opinión al respecto?

Foto © moodboard/Corbis

13 opiniones:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho lo que dice Rosa Jové y como explica las cosas...tengo un bebé de casi 6 meses y desde que leí los libros de Rosa a veces duerme en su cuna y otras con nosotros. Duerme mejor cuando está con nosotros. Mi marido,desde que nació la niña, me decía que la metiera en cama.Yo no quería porque me parecía que la niña dormía peor,pero quien dormía mal era yo, por miedo a hacerla daño.Ahora que me acostumbré me arrepientode no haber dormido con ella antes,pues lo necesitaba más que ahora...

Ileana dijo...

Muy buena Rosa Jové, aunque estas son cosas que ya sabemos siempre es muy bueno leerlas o escucharlas tan bien resumidas y explicadas.

Yo no coleché desde el primer día, pero poco a poco la propia demanda de la lactancia me fue llevando a ello. Lo cuento en este post:

http://www.tenemostetas.com/2009/04/lactancia-materna-y-sueno-infantil.html

Gracias, Louma. Un abrazo!!!

Amor Maternal dijo...

Hola Anon,

Muchas de nosotras no colechamos desde el primer día porque nos dejamos llevar por comentarios o temores que poco a poco vamos superando...

Lo importante es que ahora están compartiendo algo tan bonito con tu bebé. No lo veas como demasiado tarde, ni te enfoques en el tiempo perdido... puede que disfruten de esa cercanía un par de años o más, si decides respetar el ritmo de tu bebé y permitirle irse de la cama familiar cuando esté preparada para hacerlo.

Encantada de tenerte por aquí, gracias por visitarme,

Un abrazo!

Louma

Ileana,

A mí también me encanta su manera de explicar las cosas :) Nosotros tampoco colechamos desde el principio, aunque nos lo recomendó la matrona en el hospital, nos dejamos llevar por muchos otros consejos hasta que las circunstancias nos condujeron a dormir juntos...

Francamente nos va de maravilla, no me imagino cómo sería el tener que pararme de la cama, ir hasta la cama de Sam si se despertara, volverlo a dormir, manteniéndome despierta y luego devolverme a mi cama... Así se pierden muchas horas de sueño.

Claro que cada familia habrá de encontrar soluciones acorde a sus circunstancias, ésta va acorde a nosotros :)

Gracias por tu visita, muy linda tu historia de colecho y tus reflexiones... Yo estoy escribiendo la nuestra, pero aún no la he terminado. Cuando esté lista, la publico :)

Un abrazo!

Louma

Susana_ Mamá moderna dijo...

Yo tengo dos hijos, una de 3 y medio y el más pequeño de 1 año y 8 meses. La primera durmió en mi cuarto hasta los 3 meses y el segundo hasta los 6.

Con la pequeña a partir de los 10 meses no he tenido problema para que duerma toda la noche. Sin embargo, el bebé se sigue despertando de vez en cuando.

Lo que me cuestiona mucho de que el niño duerma contigo, es dónde queda tu relación de pareja. Tus hijos son tu vida pero también hay que crecer como pareja al mimso tiempo que como padres. ¿Qué opinan?

Cueta Gatarishi dijo...

Mis hijas han domrido pegadas a mí desde que nacieron. Ni en el hospital probaron la cunita, para mí eso representaba alejarlas demasiado!
Mi hija mayor durmió con nosotros hasta casi los tres años, al nacer su hermana. A mi hija pequeña la pasamos a su camita con dos años y cuatro meses.
A mi me ha sabido mal, ¡me encanta dormir con mis hijas! pero la verdad es que los papis ya no descansábamos bien, la pequeña nos arrinconaba a los dos y dormir con 30 cm de cama no es cómodo ;)...
Para mí ha sido práctico y un placer enorme, y estoy segura de que para mis hijas ha sido muy nutritivo en todos los aspectos, aunque debo reconocer que como pareja nos ha separado. Ahora estamos en proceso de "reconstruirnos".

Irene Q. dijo...

Alguna mami puede opinar abiertamente sobre este tema que ha tocado Cueta? El sexo en pareja?
Nosotros dormimos con nuestro niño, que ahora tiene 2 meses, desde el principio. Yo preferia dejarlo al inicio de la noche en la cunita, a mi lado, para tener intimidad -me refiero a mucho cariño y abrazos- con su papi, cosa que deseaba mas que nunca despues de parir...Pero al poco nos rendimos, nuestro hijo ha marcado su territorio y ahi lo tenemos, entre los dos, se nos cae la baba.

Es que en lo que he leido de momento sobre colecho nunca se toca este tema. Que pasa con el sexo??....como le daremos otro hermanito?? jejej

Muchas gracias

Anónimo dijo...

Perdonen la crueldad de mis palabras(jaja!!) pero no se puedo de ninguna manera dormir con el bebe en la cama mi hija de 6 anios durmio con nosotros hasta los 3 y fue lindo pero nos quito momentos de pareja contacto tiempo para estar juntos el papa y yo. Con mis dos hijos siguientes ya no hice lo mismo y ellos durmen bien , solo hay que tener en cuenta que amamante a los tres hasta los dos anios y eso ayudo actualmente tengo un bb de un anio al cual amamanto y acuesto en su cuna toma dos o tres veses en la noche pero duerme solito y con mi esposo me llevo genial. El bb mimosea y juega con nosotros en la cama pero despues va a la suya.Me parese lo mejor

Llanos dijo...

Pero es que la intimidad no es solo la cama :)

Nosotros colechamos, pero el bebe se va a la cama mas temprano. Si queremos sexo (yo menos, la verdad), pues nos vamos al sofá, será por sitios!! :)

Amor Maternal dijo...

¡Eso Llanos! Creo que diste justo en el punto :) ¿Quien dijo que la intimidad se da sólo en la cama?

Susana e Irene... hay muchos sitios divertidos donde conservar la intimidad con la pareja :)

Cueta: ¿Se reconstruyen por las consecuencias que tuvo para ustedes el colecho o aprenden a relacionarse de una nueva manera, porque ahora son 4 en lugar de 2?

Anónimo: cada quien hace lo que mejor le va a su familia, si te sienta bien pararte dos o tres veces por noche a amamantar, bien :) Yo probé por unos meses, pero Sam tenía el "síndrome de la cuna con púas", jeje... y yo no podía con mi alma, y eso que lo acostaba (o intentaba acostar) en el capazo pegado de mi lado de la cama. Yo no tenía más fuerzas, no pude, lo intenté y no nos funcionó, hay gente a quien sí le va bien. Durmiendo juntitos dormimos más horas, y mejor. Si llega el momento en que dejemos de sentirnos bien, pues buscaremos otra solución ...

Gracias a todas por la visita y sus comentarios.

Un abrazo!

Louma

Llanos dijo...

Louma: "¿Se reconstruyen por las consecuencias que tuvo para ustedes el colecho o aprenden a relacionarse de una nueva manera, porque ahora son 4 en lugar de 2?"
Yo creo que nos reconstruimos porque ya no somos los mismos, no por el colecho, sino por TODO.

Nosotros tambien empezamos intentando dormirle en la cuna, pero cuando me tuve que reincorporar al trabajo cambio la cosa, yo no podia andar levantandome mil veces en la noche y luego rendir en el trabajo.

Cecília dijo...

Cueta: ¿Se reconstruyen por las consecuencias que tuvo para ustedes el colecho o aprenden a relacionarse de una nueva manera, porque ahora son 4 en lugar de 2?

Querida Louma...pues por los dos motivos!
Llanos lo ha dicho claro y alto: la intimidad no se encuentra solo en la cama. El amor puede hacerse en cualquier lugar y a cualquier hora, la cuestión es...¿qué relación tenemos con nuestra sexualidad?
Cuando vi por primera vez la película "Bailando con lobos", hubo una escena que me impactó: aquella donde el protagonista duerme en el tipi de su amigo indio, y éste y su mujer empiezan a juguetear ajenos a la vergüenza de ser observados...
Siempre he pensado que la sexualidad debería ser así, es algo natural! pero nos reprimimos por la educación que hemos recibido y nos avergonzamos de ella.

Opino que sanando nuestra sexualidad no tendremos ningún reparo en encontrar momentos de intimidad, aun teniendo varias hijas e hijos y creyendo que no tenemos tiempo porque tenemos que trabajar, cocinar, lavar, ordenar, etc. Una cosa lleva a la otra.
Fuera de la cama no tenemos tiempo para la intimidad porque creemos tener cosas más importantes que hacer, nos excusamos constantemente apoyándonos en una vergüenza escondida.
¿Por qué no podemos hacer el amor dulcemente en la cama con nuestro retoño al lado?

¿Por qué no aparcamos la comida del mediodía por un día y nos alimentamos haciendo el amor?

Cecília dijo...

No sé qué ha pasado con mi perfil, pero soy Cueta.

Anónimo dijo...

Qué poca imaginación quienes sólo pueden mantener relaciones sexuales en la cama... La cama, para dormir... Que para un escarceo queda toooooda la casa.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana