Mis libros

Mis libros

Agenda 2014

Agenda 2014

Curso Berrinches

Curso Berrinches

Charla Berrinches

Charla Berrinches

Charla Sueño

Charla Sueño

Curso Salud Bucal

Curso Salud Bucal

Charla Cepillado

Charla Cepillado

Charla Organización

Charla Organización

El Club

El Club

Diseño web

Diseño web

Pin It

Hipogalactia verdadera o incapacidad de producir suficiente leche materna


Lo hemos hablado muchas veces en artículos anteriores, los casos de hipogalactia verdadera (cuando una madre realmente no logra fabricar suficiente, o nada en lo absoluto de leche materna) son muy poco frecuentes, sin embargo, sí ocurren. Digo "hipogalactia verdadera" porque muchas madres hemos tenido en algún momento - o tenemos - la sensación de no producir suficiente leche para alimentar a nuestros hijos

Es frecuente tener esta sensación alrededor de los tres meses porque en esa etapa se regula la producción de leche y ya no fabricamos tanto exceso, ni se nos hinchan, ni goteamos como al inicio de la lactancia. Además, también puede presentarse cuando tenemos crisis de lactancia - el niño pide el pecho más a menudo para "decirle" al pecho que produzca más leche - luego de un par de días o poco más, suele aumentar de nuevo la producción para ajustarse a la demanda. 

Comento esto, porque a veces puede ser interpretado como "me pide más seguido porque mi leche no lo llena", y no es así. Pide más seguido para comunicarle a nuestro cuerpo su demanda del momento, o etapa que vive, para que produzca más, y de cierta manera "se ponga al día" con las necesidades del bebé. Es simple comunicación =)

Hemos cubierto el tema de la sensación de no tener suficiente leche en un artículo anterior que pueden leer en el siguiente enlace si lo desean. También hemos hablado en otra oportunidad acerca de los mitos y creencias absurdas que abundan en la sociedad occidental acerca de la lactancia materna y que muchas veces merman nuestra confianza en nuestra capacidad de alimentar a nuestros hijos. Pueden leer una recopilación de mitos - junto con mis comentarios para desmentir cada uno - aquí. Hoy hablaremos entonces de la hipogalactia verdadera. 

Conocí hace tiempo a una madre con hipogalactia, recorrió todos los caminos que pudo, Liga de la Leche, asesoras de lactancia, etc. y realmente no lograba producir suficiente leche para su bebé, aún dando el pecho a libre demanda. Un año después de ocurrir el destete espontáneo, tras la inroducción de fórmulas lácteas, si se presiona un poco el pezón, aún le sale una gota de leche, me contó esta madre con cara de melancolía y de que este hecho la dejaba perpleja.

Hace unos meses, tuve la fortuna de conocer a Alba Padró Arocas, asesora de lactancia, IBCLC (International Board Certified Lactation Consultant - Consultora de lactancia con certificación internacional), quien ha escrito un excelente artículo sobre el tema, y muy gentilmente me ha permitido traducirlo del catalán para compartirlo con todos ustedes. Gracias Alba =)

A veces...

Entrada dedicada a una madre valiente que me ha dejado con la boca abierta.

Siempre decimos que todas las mujeres pueden amamantar, que lo que sentimos a menudo de: "Yo no tenía leche" no es más que un mito y una mala interpretación del funcionamiento de la lactancia materna y en muchas ocasiones es cierto, la falta de leche puede ser una percepción errónea de la madre que la lleva a dejar la lactancia, pero a veces la Hipogalactia (la falta de leche) es del todo real.

La Hipogalactia se puede producir por varias causas, vamos a hablar hoy de una de las causas relacionadas con las madres. En sucesivas entradas iré hablando de todas las causas reales de Hipogalactia pero hoy me quiero centrar en de hipoplasia mamaria.

Al llegar a la pubertad el pecho empieza a crecer y se desarrolla paralelamente a los otros cambios propios de esta etapa de la vida. El desarrollo ocurre por efecto de las hormonas: estrógenos, progesterona... En esta etapa, se empieza a formar el interior de la mama, los tejidos que posteriormente se encargarán de producir leche y también se empieza a acumular grasa en el pecho que con el tiempo le conferirá su forma característica.

En el caso de la hipoplasia el pecho tiene un crecimiento imperfecto que da lugar a unas mamas de tamaño menor y con escaso tejido mamario en su interior. Las causas de la hipoplasia mamaria pueden ser:

  • Que se produzca un desarrollo imperfecto del tejido mamario, durante la etapa embrionaria.
  • Que la mama reciba un estímulo hormonal insuficiente o que el tejido del pecho responda inadecuadamente a un estímulo hormonal normal. 
  • No se trata de tener el pecho pequeño, que ya sabemos que no es causa de Hipogalactia. El pecho con falta de tejido mamario tiene un aspecto característico:
  1. Son pechos muy separados entre ellos.
  2. La areola y el pezón pueden aparecer más engrosados que el resto del pecho.
  3. El pecho tiene una forma tubular parece un cono o un tubo. 
  4. También pueden presentar diferencias muy significativas de volumen entre un pecho y otro.
No hay nada más fácil que ver las imágenes para entender que no es cuestión de tener el pecho pequeño. Son pechos muy característicos que no se pueden confundir con un pecho de tamaño pequeño que lo que le falta es grasa pero no tejido mamario.


Otro indicativo es que durante la gestación la mujer no nota el típico crecimiento del pecho que acaba de desarrollar y que preparar la glándula para la lactancia, y en el post parto el pecho tampoco varía demasiado y tampoco se nota la característica sensación de plenitud y de peso.

Hay chicas que mucho antes de ser madres se sienten acomplejadas por su pecho y se someten a operaciones estéticas de aumento. Los médicos les aseguran que la operación no afectará su capacidad para amamantar, pero no les explican que las dificultades en el caso de querer amamantar se pueden producir por el poco desarrollo de su pecho. Por esta razón a veces el pecho parece visualmente correcto y hasta que no se pregunta directamente por este tema la mujer puede no darle importancia.

Una mujer que piense que puede tener el pecho hipoplásico y que quiera intentar amamantar necesita saber que:

  • Se debería poner en contacto durante la gestación con una comadrona formada, una asesora con experiencia, una IBCLC o con una doula con formación específica en lactancia.
  • Sería positivo que se familiarizara con los métodos de suplementación y que tenga preparados un par en casa.
  • Le habrá que realizar un seguimiento intenso (sola o con ayuda: IBCLC, doulas, asesoras) de la ganancia de peso de la criatura en los primeros días después del parto.
  • Ante cualquier pérdida superior al 10% debería de iniciar la suplementación con leche materna, si se puede sacar, {nota mía, no de Alba: también podría contactar con Lactancia Solidaria para tratar de conseguir leche materna donada} o leche artificial y consultar inmediatamente a su caso.
Conseguir una lactancia materna exclusiva en estas circunstancias suele ser complicado. Como hay poco tejido glandular la mujer produce leche pero es claramente insuficiente para poder conseguir una lactancia materna exclusiva. Lo que no quiere decir que no pueda conseguir una lactancia mixta que puede ser igualmente válida para madres y niños.

Ya veis que a veces la falta de leche no es un mito.


Artículos relacionados:

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.


{Foto portada}
{Resto de fotos, cortesía de Alba Padró}



Mira el resto de mis diseños en La Tiendita Amor Maternal =)

1 opiniones:

Anónimo dijo...

Hola acabo de leer tu articulo y me gustaría compartir mi experiencia: Tengo una hija que nació prematura de 24 sem.y estuvo 4 meses en Neo. Y bueno, no tuve suficiente leche materna para poder amamantarla, por mas que me estimulaba y tomaba pastillas, y mate y todo aquello que me recomendaban, pero nada hizo que pudiera producir mas leche, me sentí muy mal porque las personas piensan que uno no tiene lo que el bebé requiere simplemente porque es floja para estimularse o como excusa para evitar dar pecho y muchas veces me trataron pésimo por no poder darle pecho suficiente a mi hija. Al cabo de 5 meses ya no tuve mas leche y mi hija hasta ahora solo ha recibido fórmula. Es algo muy doloroso porque yo sentía que de nada me servía ser mujer y madre, si no era capaz de alimentar a mi hija ! sobretodo porque yo alucinaba con dar pecho. Pero ahora leyendo este articulo me doy cuenta de que no soy un bicho raro y que dentro de todo tiene una explicación, me gustó mucho leerlo, nosé porque pero me quedo mas tranquila conmigo misma, sabiendo que hice lo que pude, Muy buen articulo !!!!!! Gracias totales !

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana