Mis libros

Mis libros

Agenda 2014

Agenda 2014

Curso Berrinches

Curso Berrinches

Charla Berrinches

Charla Berrinches

Charla Sueño

Charla Sueño

Curso Salud Bucal

Curso Salud Bucal

Charla Cepillado

Charla Cepillado

Charla Organización

Charla Organización

El Club

El Club

Diseño web

Diseño web

Pin It

Cómo preparar leche de avellanas o almendras en casa


Ya hemos hablado en ocasiones anteriores de algunas razones por las cuales podríamos evitar el consumo de lácteos animales, también hemos hablado de alternativas tanto culinarias como nutricionales al uso de lácteos, hemos compartido también una deliciosa receta de leche de coco y hoy hablaremos de otra de mis "leches" vegetales favoritas, la de avellana.

Esta es una receta muy fácil, que puede prepararse en casa, constituyendo tanto una bebida muy sana y deliciosa, que podemos tomar sola, con cereales, o como base para preparar tortas, pasteles, batidos, helados, magdalenas, panquecas, e incluso postres fríos como marquesas, pudines y natillas. Puede usarse la misma receta tanto para almendras, como para avellanas, nueces, nueces de macadamia, etc. Personalmente, mi preferida es la de avellanas, para tomar cereales, con café y como base para postres.

Cómo preparar leche de almendras o avellanas en casa

Ingredientes:
  • 200 gramos de avellanas, almendras, nueces, etc. crudas o tostadas (no fritas y obviamente sin sal)
  • 1 litro y medio de agua potable
  • 3 cucharadas soperas de harina de arroz o maíz (opcional)
  • 3 cucharadas soperas de coco rallado (opcional)
  • 1 pizca de vainilla (opcional)
Procedimiento:
  •  En caso de usar avellanas crudas, podemos remojarlas la noche anterior para ayudar que liberen sus enzimas, haciéndolas más digestas. Desechando al día siguiente el agua, aclarándolas y luego usándolas para esta receta. Tengan en cuenta que en climas cálidos es conveniente remojarlas dentro de la nevera para evitar que fermenten durante la noche.
  • Si estamos usando avellanas tostadas, podemos utilizarlas directamente para esta receta.
  • Nuevamente tenemos dos opciones, pueden probar y descubrir cuál sabe mejor y cuál les agrada más: si realizamos la preparación de avellanas bien sean crudas o tostadas en agua fría, el tiempo de conservación de la leche de avellanas será como máximo de un par de días. Si por el contrario deseamos un mayor tiempo de conservación de la leche y/o una textura un poco más cremosa, podemos hervir durante un par de minutos las avellanas con el agua y la harina, removiéndolas constantemente, y dejándolas reposar y enfriar durante unos 10 minutos antes de licuar la preparación.
  • Licuar por varios minutos hasta obtener un líquido de color blanco y aspecto cremoso, con las avellanas trituradas lo más finamente posible.
  • La preparación puede colarse si se desea, o bien con un colador de malla metálica, o bien con una gasa de algodón para obtener una textura más fina. Personalmente lo cuelo para un café por ejemplo, pero no para los cereales o preparar panquecas, etc porque me agradan los trocitos.
  • En caso de que decidamos colar la preparación, podemos exprimir muy bien la gasa o presionar con la ayuda de una cuchara, la preparación dentro del colador a fin de extraer la mayor cantidad de líquido posible.
  • El polvo resultante del colado puede usarse como exfoliante para la piel, mezclándolo con un poco de miel, como sustituto de parte de la harina en la preparación de pasteles, panquecas, muffins, magdalenas, etc.
  • En caso de haber preparado la leche en caliente, dejar enfriar en una jarra limpia y luego refrigerar. En caso de haberla preparado en frio, puede refrigerarse directamente tras el licuado.
Comentarios:
  • Los frutos oleaginosos contienen buenas cantidades de vitamina E, calcio más biodisponible que el presente en los productos lácteos y muchas bondades más.
  • Podemos probar distintas variantes, mezclando varios frutos durante la preparación, perfumándolas durante el licuado con coco rallado (avellana + coco es la leche más deliciosa que he probado hasta el momento). También podríamos perfumarla con una pizquita de vainilla, o mezclando varios frutos secos para aprovechar las bondades de los mismos.
  • La leche de avellanas también hace una deliciosa base para preparar batidos de frutas, junto con manzana, banana o cambur, e incluso fresas.
  • Siempre que se introduzcan frutos que puedan causar alergias en la alimentación infantil, es bueno hacerlo de manera gradual, tal y como se realiza la introducción de pescados, huevos y lácteos en la dieta del niño. Para ello conviene primero descartar alergias similares en familiares directos, dar una cantidad de un solo fruto oleaginoso a la vez por varios días consecutivos a fin de saber cuál es que ha causado la reacción en caso de que la hubiere y no introducir ningún otro alimento nuevo durante el par de días en los que se descartan posibles alergias a cada alimento.
Aquí les dejo un video con la versión cruda de la preparación de la leche de avellanas, narrado en inglés, pero muy comprensible con sólo visualizar el procedimiento:





Si tienen más recetas, videos o fotos y se animan a compartirlas, les dejamos a disposición nuestro muro :)

Cuéntanos, ¿preparas leches vegetales en casa? ¿Cuál es tu preferida? ¿Qué usos le das a la leche? ¿Las cuelas, qué haces con el polvillo?

Artículos relacionados:

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.

{Foto}

10 opiniones:

Carol dijo...

Muchas gracias Louma. Tengo que ponerme a ello, aunque será ya para después de vacaciones.
Tengo muchas ganas también de que nos expliques cómo hacer la "leche" de avena.
Besos

mAGGY dijo...

Buenisimo, gracias Louma. Te paso por mail unan receta para hacer leche de granos, que no es tan rica como la leche de avellanas o almendras, pero una opción para variar. Abrazo =)

Llanos dijo...

Hola Louma :)
Gracias por la receta. Hoy me he puesto y la he hecho, yo tengo thermomix y he metido algunos cambios.
Las cantidades las eché a ojo, pero puse menos avellanas (unos 100gr) y mas coco (unas 5 cucharadas o asi), y solo 1 cucharada de harina de arroz (bueno, arroz pulverizado con la thermomix).
De agua puse litro y medio aprox. Programé 13 mins a 100 grados (tarda varios minutos en alcanzar la temperatura) y a velocidad alta (6). Dejé reposar un rato y entonces puse 1 minuto a maxima velocidad.

Lo he colado, y como quedaba bastante espesito de todas maneras he puesto de nuevo en la maquina lo que se ha quedado en el colador (era como una taza) he repetido el proceso, pero con la mitad de agua (agua mas los restos).

Esta "segunda leche" ha quedado mas ligerita que la primera, pero rica igualmente.

Y lo que ha quedado en el colador, creo que lo usaré esta tarde para unas galletas :D

Vanessa dijo...

Buenas noches ...he estado leyendo tus artículos sobre los efectos de la leche y los diferentes alimentos que la sustituyen y me parece interesante, quisiera saber si hay alguna manera de hacer yogurt,con algún alimento de orígen vegetal que sustituya el de orígen animal... He estado indagando y aún no encuetro respuesta a mi interrogante...Gracias..:)

Amor Maternal dijo...

Hola Carol,

Gracias a ti :) Cuéntame qué tal te ha quedado... a ver si cuando logro sacar un ratito para compartir la receta de leche de avena.

Besos,

Louma

Amor Maternal dijo...

Hola Maggy,

¡Gracias! No se me había ocurrido... No me llegó tu mail :( Te recuerdo mi correo por si acaso: Louma arroba amormaternal punto com

Besos,

Louma

Amor Maternal dijo...

Hola Janu,

Gracias por la receta con la Thermomix :) Suena genial! Yo mezclo la segunda agua, cuando la licúo dos veces, con el resto, así no queda tan espesa la del principio, y si igualmente está demasiado cremosa para según qué cosas, le añado más agua al tomarla...

El polvillo queda delicioso en una masa de pan, aportándole más cuerpo, o en panquecas. Aún no he probado ponerlo en masa de galletas pero estoy segura que igualmente queda delicioso :)

Besos,

Louma

Amor Maternal dijo...

Hola Vanessa,

No conozco ni he probado ninguna receta de "yogur" vegetal, pero sí he leído en alguna parte (sorry, no tengo enlace, ni recuerdo bien dónde) que se puede hacer leche de merey crudo y añadirle Lactobacilus para que fermente, no lo he probado y no sé si queda sabroso pero entiendo que cumpliría la función de aportar probióticos al cuerpo, aún siendo de origen vegetal.

Si lo que quieres es un postre frío y cremoso para comer con cuchara, puedes añadir a cualquier "leche" vegetal un puntito de vainilla y unas 3 a 4 cucharas soperas por litro de harina de arroz (o maicena) para espesar. Lo llevas al fuego removiendo constantemente hasta que hierva, luego retiras y sirves en tacitas y lo dejas enfriar, después a la nevera. Puedes ponerle un poco de azúcar también, cacao, un puntito de canela o anís y queda muy rico :)

Eso si ya tienes la "leche" hecha y vas a partir de ahí a preparar un pudding, si estás haciendo pudding directamente, puedes añadir eso a la receta de arriba en una sola preparación...

Si te animas cuéntame cómo quedó ;o)

Besos,

Louma

Lorena Aguiar dijo...

Buenisimasss las recetas :-) una preguntilla que alguien porfisss me la responda puedo darle este tipo de leche a mi bebe tiene 10 meses hasta los momentos solo le he da pecho y sopitas al medio dia y esta superrr grande pesa 13.700kg y mide 77.5.. y despues de leer los articulos sobre la leche de vaca quede traumatizada jejeje me gustaria mejorar este aspecto para mi Josué

Andrea Peña dijo...

Hola Louma! Qué buen artículo! Me interesa darle esta leche a mi bebesita de 1 año, ya la puede tomar? Y si se la quiero dar sola, la debo hervir? Muchas gracias!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana