Pin It

20 Consejos para viajar sola en avión con tu bebé


Un tema que me aterraba, supongo que al igual que a muchas otras madres, es el tener que viajar sola con mi bebé, al menos las primeras veces. Una de nuestras lectoras en Facebook, nos ha pedido consejos al respecto, así que aquí van algunos, desde luego, si tienes algún otro que agregar, por favor déjanoslo en los comentarios.
  1. Si el niño que va a viajar en avión es lactante, conviene amamantarlo durante el despegue y el aterrizaje del avión. De esta manera podemos evitar que el cambio de presión atomosférica le cause dolor de oídos. En caso de que tome biberón (aunque no tengo experiencia personal al respecto), intuyo que la succión del tetero aliviaría también la presión de los oídos.
  2. Si amamantas a tu bebé, recuerda llevar discos absorbentes de lactancia suficientes para el trayecto del viaje +1 día, y al menos un cambio de sostén de lactancia y blusa por si llegaras a mancharte. Si utilizas lanolina ultrapura, recuerda llevarla también.
  3. Si el niño ya come otros alimentos, conviene llevarlos ya cocidos desde casa y envasados al vacío. Así nos aseguramos de tener comidas que le agradan a la mano, y evitamos una posible reacción sea alérgica o de malestar digestivo al darle alimentos que no hemos preparado nosotros mismos al bebé. Yo llevé risotto de verduras y compota de manzanas casera, envasada en contenedores que había esterilizado previamente, y que herví durante media hora luego de haber enroscado apretadamente sus tapas. Antes del viaje, sabiendo previamente su duración (más de 20 horas), preparé una tanda de risotto y compota, los envasé al vacío y los dejé a temperatura ambiente comprobando que duraban unas 30 horas en buen estado. Al estar al vacío, los alimentos envasados en recipientes estériles no se descomponen, aún sin refrigeración, pero conviene hacer una prueba antes del viaje para estar seguros.
  4. Llevar tantas cucharitas plásticas reutilizables como sea posible. Cada vez que sirvamos comida del frasco durante el vuelo, deberemos usar una cuchara limpia. Si introducimos una cuchara que hemos puesto anteriormente en la boca del bebé, se acelerará la descomposición de los alimentos, especialmente al dejarlos a temperatura ambiente. Así que podemos llevar, o pedir a la aeromoza un vasito limpio y servir allí la porción de comida que el bebé suele comer en una sentada, dándole de comer con otra cucharita, y reservando una limpia para servir más. Comento esto, porque utilicé recipientes que albergaban 2 a 3 porciones, para no llevar tantos envases. Las cucharitas eran reutilizables, y las secaba con una toalla de papel y guardaba en una bolsita de cierre hermético, para lavarlas todas en casa cuando llegara.
  5. Si el niño bebe agua y zumos, conviene llevarlos en botellas pequeñas desde casa. A pesar de la restricción de pasar líquidos por los controles aeroportuarios, suelen permitir pasar bebidas para el bebé.
  6. Lleva una botella de agua deportiva para mantenerte hidratada. Las madres lactantes solemos beber bastante agua, y en los aviones solemos deshidratarnos más que estando en tierra. Si llevas la botella llena, seguramente la beberás antes de subir al avión. En caso de que la lleves ya vacía, es mucho más cómodo pedirle a una azafata que nos la rellene, antes que pedir (micro) vasitos de agua cada 15 minutos o cuando necesites un sorbo. ¿Hace falta decir que lo mejor es evitar ingerir bebidas alcohólicas?
  7. Si te da hambre con frecuencia, empaca snacks sanos para picar entre horas, como por ejemplo frutos secos, galletitas, etc. Si tu bebé suele merendar algo transportable, llévalo contigo también. A veces, pasan muchas horas entre una comida de avión y otra, y nos da hambre entre horas, por lo que conviene tener a la mano algo para reponer energías.
  8. Lleva contigo un fular o algún otro portabebés ergonómico de fácil colocación. Una de las mayores preocupaciones que yo tenía (no se rían), era cómo ir al baño a bordo del avión. No estaba en lo absoluto dispuesta a seguir uno de los consejos que me dieron: "pero no te preocupes, deja al bebé en brazos de una aeromoza un momento, seguro que te lo cuidará bien", ni "le pides el favor al que tengas en el asiento de al lado que te lo cuide un momento". Así que, a mi parecer, la mejor manera de ir al baño, durante el vuelo y el resto del viaje es con el niño atado a la espalda. Cabrán los dos justitos en el lavabo, el niño estará a gusto y la mamá tranquila.
  9. Si tu bebé es menor de 1 año, es recomendable llevar el Maxi Cosi, de hecho, los asientos de seguridad para el automóvil se adaptan perfectamente al asiento de los aviones. En este caso toca, o bien consultar los asientos que quedan vacíos en el vuelo, o bien pagarle un boleto al bebé. Yo me sentía mucho más tranquila así, durante el despegue y el aterrizaje, que con el niño en el regazo, atado de un cinturoncito alrededor de la cintura que no lo protegía para nada en caso de turbulencias. Si llevas el Maxi Cosi, habrá que decidir si llevas o no el chasis del cochecito, o si sólo lo usarás como asiento de seguridad (llevándolo luego en la mano).
  10. Lleva juguetes pequeños, ligeros y divertidos, algunos familiares; pueden ser sus favoritos, y otros nuevos para que tarde más rato analizándolos ;)
  11. Recuerda empacar suficientes pañales, toallitas y cambios de ropa para el plazo entero del viaje + 1 día extra. Si sueles usar crema para la zona del pañal, pide una muestra en la farmacia, o procura trasvasar un poco en un recipiente pequeñito. Conviene que la ropa, de ser posible, coordine toda entre sí, para que si el bebé regurgita por ejemplo y mancha la camisa, no tener que cambiarle toda la ropa, y también para no tener que rebuscar dentro del bolso, sino saber que salga lo que salga, quedará bien con lo que aún lleva puesto :)
  12. Como decíamos antes, viajar en avión nos deshidrata, no sólo nos da ganas de beber más agua, sino que puede también resecarnos mucho la piel. Para ello lleva una crema hidratante pequeñita (puede ser una Nivea de lata, de las pequeñitas) y una barra de manteca de cacao para los labios. La crema te servirá tanto a ti, como al bebé por si llegan a sentir tirantez.
  13. Habla con la agencia de viaje, y busca la ruta más corta, y los trasbordos medianos. Toma en cuenta que si tienes un trasbordo con muy corto tiempo y tienes que llevar un bolso, el bebé, la maleta de mano, la cartera y posiblemente el Maxi Cosi, no podrás llegar en 10 minutos de un extremo de un aeropuerto (posiblemente desconocido, o recientemente renovado) al otro. Además, si el primer vuelo se llegara a retrasar un poco, teniendo un tiempo de escala mediano, dará tiempo de llegar calmadamente al vuelo de conexión. Conviene también que los vuelos transatlánticos, a poder ser, se elijan de noche, así tenemos más oportunidades de que los niños duerman algunas horas que si viajan de día y van con el horario desfasado.
  14. En caso de llevar cochecito y/o Maxi Cosi, habla con la aerolínea acerca de sus políticas sobre el tema. Es realmente horrible abordar un vuelo con un Maxi Cosi, bajo la promesa de que te entregarán tu chasis al bajar del primer avión y encontrarte con la sorpresa de que te lo entregan al bajar del segundo vuelo, que deberás llegar para abordar el vuelo de conexión con el Maxi Cosi, el niño, el bolso del bebé, tu maleta de mano, y tu cartera, ¿quién tiene 5 brazos?
  15. Intenta ir lo más ligera posible de equipaje (ya lo sé, es muy, muy difícil). Si te ves ahogada entre tantas cosas que cargar, habla con la aeromoza y pídele que llame al servicio de minusválidos, puede que haya una persona amable, dentro del personal de servicio del aeropuerto, que pueda acompañarte a tu puerta de embarque, llevando por ejemplo uno o dos de tus bolsos, mientras llevas a tu bebé.
  16. Procura que todas tus maletas, especialmente el equipaje de mano, sean de 4 ruedas, deslizan mucho más fácilmente por el suelo del aeropuerto y recargan menos los hombros al desplazarlos.
  17. Lleva tus documentos, los de tu bebé y tu dinero en un bolso de koala o riñonera debajo de tu ropa. Así si tienes que levantarte un momento, por ejemplo para ir al baño, sabiendo que (obviamente) no puedes llevarte tu bolso completo, al menos tienes lo más importante contigo. No es paranoia; el cansancio, los nervios, el llanto, pueden llevarnos a olvidar un bolso en algún sitio, y llevar los documentos encima es una gran ayuda.
  18. Empaca en un mismo estuche tu cepillo de dientes y pasta dental, el cepillo de dientes o dedal de silicona de tu bebé y su pasta dental (en caso de que sea mayor de 2 años), jabón pequeñito para tu bebé, crema hidratante, barra de labios, toallitas húmedas, una toalla de algodón para la cara, y cualquier medicamento que puedan necesitar.
  19. Habla con tu pediatra, pregúntale qué deberías llevar en caso de que tu bebé tenga fiebre o diarrea estando de viaje. Es posible, según el país al que viajes, que no existan los mismos medicamentos que conoces en tu lugar de residencia. Anota la dosis recomendada con un rotulador sobre el envase de cada medicamento.
  20. No está de más también investigar acerca de las vacunas recomendadas según la zona a la cual vayan a viajar. Algunos países exigen tener la vacuna de la fiebre amarilla, otros del tétanos, etc.
© Ariel Skelley/Blend Images/Corbis

    9 opiniones:

    Mamá Blue! dijo...

    interesantes consejos

    Zary dijo...

    Super útil!!! Yo he aplicado casi todo cuando he viajado con Sara!

    Catalina de mamatambiensabe dijo...

    Muy útil. Cinco brazos no los tiene nadie, y si le sumas viajar con otro niño mayor! Gracias Louma :D

    Tesorín Tesorete Portabebés dijo...

    Sobre lo del Maxi Cosi en la cabina, asegúrate que te dejan usarlo. En muchas aerolineas no dejan, y te obligan a lelvar al bebé en brazos todo el viaje.

    Un fular u otro portabebés, excepto las bandoleras de anillas, te permitirán pasar por el control de policía sin tener que bajar al bebé (depende de quién esté en el control, que hay cada cazurro....)

    Y cuidado con las cremitas, comida, agua..... y los controles policiales. Que lo mismo tanta previsión y se lo quedan los polis.

    Para niños más grandes, lapices de colores, pegatinas de quita y pon.....

    Amor Maternal dijo...

    Gracias Sofía, Zary, Catalina y Jemina :)

    Jemina, yo he viajado en transatlántico con Sam y me dejaron pasar su comida casera, su Maxi Cosi y su limonada también. A lo mejor tuve suerte, pero me pareció que eran bastante más razonables cuando de niños se trata...

    Gracias por el dato de la bandolera, no había pensado en la anilla de metal... y lo de las pegatinas y colores, genial!

    Broken Fortune Cookie dijo...

    Nosotros viajamos MUCHISIMO debido a mi trabajo, tanto en familia como cada quién solo con la bebé y se hace más complicado cuanto más crecen porque son más inquietos, pero en general las aerolíneas son muy consideradas con los que viajan solos con niños, conmigo siempre han sido muy atentos, las sobrecargos me ayudan y me tienen paciencia y en general los otros pasajeros también.

    No sé si dependa de la aerolínea, pero hasta donde sé, si le compras el boleto al bebé (y por tanto le corresponde un asiento) si es menor de dos años es OBLIGATORIO que vaya en un asiento especial o en uno de coche, ya más grandecitos pueden ir solo con el cinturón de seguridad. Encontré en línea este arnés (que no compré) que me dicen funciona muy bien para no tener que llevar asiento especial y que los niños estén seguros en su propio asiento en el avión: http://babyproducts.about.com/od/travel/gr/CARES_harness.htm

    Yo tengo la costumbre de hablar con los pasajeros de adelante y al lado para comentarles que trataré de que la nena no de mucha guerra... es una estrategia que me inventé porque descubrí que la gente es más empática y paciente si cree que te estás disculpando de antemano, jeje. Al de adelante siempre le digo que trataré de que no patee su asiento y que me diga si es que no me doy cuenta y la niña patea con fuerza... siempre me sonríen y me dicen "ay no, no se preocupe" y no me dicen NADA en todo el vuelo (y eso que a veces la Frijolita sí que patea jaja).

    La realidad es que hay MUCHA gente impaciente (sobre todo la soltera y joven, aunque hay de todo) y alguna vez nos tocó alguien muy grosero que nos dijo "your kid is bugging me!!!". No entienden lo difícil que es viajar con niños (y lo estresante que puede ser para los papás), pero a veces, si te presentas de entrada, se calman un poquito ¡y hasta te ayudan!

    Dicho lo anterior, también creo que los que viajamos con niños debemos ser un poquito considerados con los demás y no obstruir demasiado el paso con la carreola, o dejar que el niño grite descontroladamente, o patee el asiento de adelante, o le jale el pelo al de al lado; el tener un niño no nos da tampoco el derecho a perder la civilidad, los aviones son lugares pequeñitos e incómodos y cada quién debe hacer su parte para no molestar a los demás y tratar de hacer que tengamos un viaje lo menos complicado posible.

    Anónimo dijo...

    hola, quiero viajar con mi nena de un anito y medio, pero tengo q llevar cochecito y maleta .....alguien me puede decir por favor, como se viaja con cochesito? es q busco en todo los sitios y no se escribe en ningun lugar sobre esto :( necesito saver, si me dejan ir por la puerta de seguridad con el y si luego se lo lleven ellos y me lo dan de nuevo en Barcelona....pero no se si me dejan ir hasta el embarge :O pq sino...como voy a ir con mi peke :( esto todo es totalment enuevo para mi....asi q si le parece a alguien estupida mi pregunta...pido disculpa...pero necesito saverrrr looo :( alguien me puede aconsejar?

    Anónimo dijo...

    Yo voy a viajar en estos dias con mi bebe de 3 meses...y la misma aerolinea da opcion de llevar cochesito de gratis..osea sin pagar. Si viajas de estados unidos hay una linea a la hora de chequearte en seguridad donde pueden pasar los bebes en cochecitos y éstos los dejan en un area especial durante el viaje, dicen q los dejan cerca de la puerta de embarque.

    Anónimo dijo...

    Perdona m puedes decir que aerolínea es?

    Publicar un comentario en la entrada

    Related Posts with Thumbnails
     
    Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana