Mis libros

Mis libros

Agenda 2014

Agenda 2014

Curso Berrinches

Curso Berrinches

Charla Berrinches

Charla Berrinches

Charla Sueño

Charla Sueño

Curso Salud Bucal

Curso Salud Bucal

Charla Cepillado

Charla Cepillado

Charla Organización

Charla Organización

El Club

El Club

Diseño web

Diseño web

Pin It

Lactancia Materna: Llamémosla "a término", no "prolongada"


Hace tiempo que ronda por mi cabeza la idea de que no es correcto denominar "prolongada" a la lactancia materna que continúa en el tiempo más allá de lo socialmente habitual. En varios de mis artículos expreso mi disconformidad con el término y propongo sencillamente denominarla "a demanda", porque después de todo, es imposible prolongar en el tiempo algo que continúa siendo una necesidad, y mútuamente deseado por el niño y su madre.

Pero ese término no me terminaba de convencer, aunque en general sí cumple la función de expresar que sencillamente respondemos a una necesidad, a una demanda del niño y que no le estamos "enmadrando" como he escuchado comentar, ni "manteniendo en estado de bebé" mientras que "eso ya es un vicio". Siempre hago la aclaratoria de que no es posible (hablo de condiciones normales, no de patologías, que conste), hacer mamar a un niño que ya no lo necesita o que no lo desea - que el continuar con la lactancia materna no es un sacrificio de la madre, y que tampoco es una decisión egoísta para "satisfacer sus propias necesidades", ni "controlar a su hijo", "malcriarlo", ni "mantenerlo sobreprotegido".

Si hacemos un breve recorrido por otras especies de mamíferos, veremos que en su mayoría, la lactancia materna dura hasta la pérdida de la dentición primaria (o dientes de leche), que son reemplazados gradualmente por la dentición permanente, denominándose el proceso de transición, dentición mixta.

Esto, en la especie humana, ocurre en torno a los 7 años, de manera que la edad antropológica habitual de destete suele ubicarse entre los 2 y medio y los 7 años de edad. Por lo cual, cuando se habla de un niño menor de 7 años que aún toma el pecho, podría decirse simplemente que ha tenido una lactancia materna a término.

Me gusta más esa forma de llamarle porque abarca también la dimensión temporal, recalcando que simplemente llegamos adónde nuestros hijos lo necesiten.

¿Qué les parece? ¿Les gusta esta manera de llamar a la lactancia? ¿Prefieren algún otro término? Cuéntenme...

Si les ha gustado, les pido por favor contribuir con la difusión de esta información de manera que poco a poco logremos bajar el nivel de críticas, y que la sociedad occidental vaya dejando de usar el término "lactancia prolongada"- y de poner los ojos como platos cuando una madre ose mencionar que "aún" da el pecho a un bebé mayor de 6 meses, 1 año, o la cifra que tenga en mente su interlocutor como "correcto" para dejar de dar el pecho (y más allá es vicio). ¡Gracias!
Imagen portada © BlogDesign.es {Eres libre de distribuirla tal cual para fomentar la lactancia materna a término, enlazando siempre con este artículo como origen y fuente de la misma. Está estrictamente prohibido editar, modificar, o crear trabajos derivados a partir de la misma. Si requieres la imagen en otro tamaño, por favor escribe a louma@amormaternal.com. Gracias}

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.


Artículos relacionados:





0 opiniones:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana