Pin It

Criar, comprender y acompañar a nuestros hijos


Hoy les traigo una serie de videos con una recopilación de las ponencias del I Congreso de Niños del 3er Milenio, sé lo que pensarán muchos simplemente al leer el título, pero igualmente les invito a leer el resumen y a que vean los videos, realmente vale la pena reflexionar acerca de estos temas, verán que el enfoque que le dan a la educación, a las necesidades de los niños y al acompañamiento de la crianza son totalmente acordes con la crianza respetuosa y buscan siempre permitir que florezca el mayor potencial de cada niño. 

Además, una de las ponentes es Cristina Romero Miralles, nuestra compañera de La Tribu 2.0, coautora de Una Nueva Maternidad y autora de Pintará los Soles de Su Camino :)

Resumen del I Congreso de Niños del 3er Milenio, Barcelona 2010: 

Claudio Naranjo:
Yo creo que de todas las cosas que necesitan hacerse en el mundo, tal vez transformar la educación que tenemos por otra más apropiada al desarrollo humano es lo más importante de todo, porque siendo el problema del mundo, la conciencia, no veo otra manera que se pueda masivamente afectar la conciencia humana, que a través de una educación diseñada para ello, que no es la que tenemos.

 María Luisa Becerra:

Los niños de los que tanto hablamos, de esta época, son unos niños que tienen la intuición muy desarrollada, son unos niños telepáticos, pero nosotros también lo podemos ser o mejor dicho que nosotros también lo somos pero que se nos aplastó con la desaprobación porque nadie nos dijo: "hijo mío, eres un regalo de Dios y te amo por lo que eres." Nos dijeron: "si te portas bien", "si sacas buenas notas", "si…" ¡y luego el amor era incondicional!
  
Cristina Romero Miralles:

Los niños llegan con su conexión, con lo sagrado y con lo divino, sabiéndose divinos y totalmente espirituales. Lo que pasa es que a fuerza de callar sus necesidades, a fuerza de decirles por dónde es su felicidad, a fuerza de decirles: "no, esto no se toca", "no, es que te voy a malcriar si te cojo demasiado", a fuerza de todo eso, ellos van perdiendo la escucha con lo interno, la escucha a sí mismos y es ahí, dónde luego llegamos a ser adultos desconectados de nuestro fuero interno, buscando en congresos, buscando en libros, buscando respuestas. Pero ¿por qué? Porque siendo niños, nadie nos dijo que ya las teníamos, siendo niños todo el mundo se encargó de decirnos por dónde era, así que acabamos creyéndonoslo. Así que este congreso es una oportunidad para que todos, para que por favor, una vez os vayáis de aquí llenos de ideas, las desaprendáis todas, las dejéis de lado y por favor miréis a los ojos a esos niños cerca, delante o esos niños que van a venir a través de vosotras, por favor escucharlos, ellos tienen la clave, ellos son los maestros."
  
Montse Falcó:

En realidad, a los niños tendríamos que dejarlos crecer sólo jugando hasta los 7 años, jugando y dibujando. Mi hija Cristina se pasaba el día dibujando. Tenía una patología cardíaca y sin habérselo dicho, se la pasaba dibujando corazones. Las personas [que dibujaba], eran todo un corazón. Cualquier dibujo que hacía era siempre un corazón, una manera de sanar y curar y expresar.

 Helena Flix:

La psicología y la neurología nos han demostrado que realmente no vemos la realidad, sino que la estamos interpretando permanentemente y la interpretamos a través de nuestras creencias, de nuestros juicios de valor. Así que de todo lo que hablemos hoy aquí, sólo os quedareis con aquello que según vuestro centro de confirmación os guste. Todo aquellos que entre en contradicción o os cuestione vuestras creencias, lo rechazáis o no lo recordareis siquiera. Nuestro cerebro, a nivel de memoria, hoy se habla de que funciona como un holograma, pero a nivel de totalidad, de funcionamiento nervioso, celular, funcionamos como cerebro cuántico. Eso también confirma las teorías de los campos morfogenéticos, que dicen que cuando un número determinado de sujetos ha cambiado su manera de entender, su manera de ver las cosas, su manera de sentirlas, eso pasa directamente a toda la especie.
  
Mariana Escribano:

¿Por qué el arte es un camino para ayudar a estos jóvenes, pedagogos y niños? Porque les posibilita entrar en un mundo lleno de posibilidades. Un mundo en el que comienzan a expresarse libremente, sin ataduras, en el que son capaces de expresar su propia esencia, lo que son y lo que somos en realidad.

 Carlos Espinosa:

Otra cosa que es muy importante acerca de estos niños, es que no aceptan la disciplina, a menos que esté acompañada por la humildad y el respeto, la invitación - y jamás la imposición ni la sumisión - porque tienen un sentido profundo muy claro, porque ninguna persona que haya practicado la sumisión ciega puede conocer las necesidades de la sociedad y ninguna persona que sea sumisa podrá ser una persona que evolucione y  que ascienda. La sumisión no debe cultivarse bajo ningún concepto. Ninguna persona sumisa puede evolucionar. Todos estos niños necesitan movimiento, pero movimiento no es estar danzando todo el rato, movimiento es estar creando, es estar trabajando su inteligencia, trabajando en equipo y les encanta.
  
Montserrat Romagosa:

Amar, comprender, tolerar, aceptar, verbalizar los sentimientos, sobre todo eso. El niño se desarrolla feliz cuando se le da seguridad y muchas veces lo damos por hecho, pero hay que verbalizar: "te acepto como eres, te quiero como eres,  te equivoques, aciertes, te caigas, te levantes."
  
Carlos González {No es el pediatra acerca del cual siempre hablamos, se trata de un pedagogo y escritor}

Cuando miro a un alumno, puedo mirarlo a través de las creencias y puedo empezar a percibirlo, a través de sus notas, de su comportamiento y a percibir algo a través de mis creencias. Si yo lo miro más allá de mi mente, lo miro hacia el ser, hacia el corazón de la consciencia, entonces mi relación con el alumno es incondicional, no depende de su comportamiento y solamente puedes llegar a una persona cuando la sientes más allá de su comportamiento y de sus creencias. Esto es educar desde el ser, esa es la esencia. Nuestra mente nos han enseñado a alimentarla sólo de creencias, se trata de que ahora aprenda a alimentarse de algo más sutil, de la esencia del ser.
  
Ana Juliá:

El maestro Montesori observa al niño y ¿qué observa? Observa sus intereses, qué es lo que le motiva, su estado de ánimo, qué es lo que le apetece trabajar, y le ofrece en base a esa observación los materiales y las actividades más adecuadas. El niño a partir de ahí trabaja en libertad dentro del aula. El maestro no es el protagonista, acompaña, es un guía, más en el sentido casi oriental y el niño va mejorando sin necesidad de notas, de premios ni de castigos. El error forma parte de la cotidianidad en el aula Montesori.
  
Educación Libre:

Cuando llegué a la escuela, yo pensaba que educar a mi hijo era dirigirle la vida, pero ahora, tres años después, creo que ha habido un terremoto dentro de mí y lo que siento claramente es que tengo que acompañarle y ese acompañamiento, que ahora me parece tan evidente por lo menos para mí, que vengo de una educación donde los mayores son los que sabemos y los niños no saben y nosotros les tenemos que enseñar, la verdad es que es complicado.
  
Ignacio {en el video no figura su apellido}

Hay un proyecto que está comenzando en Argentina, una Escuela Evolutiva, una escuela que forma parte de la naturaleza, cuya aula es la madre tierra misma en donde los niños pueden sentir, oler, tocar, saborear, escuchar y desde aquí lo que siento es que la educación ya ha comenzado el curso de la transformación. Esto no es una utopía, ya ha comenzado.

















Recuerden que estamos sorteando dos entradas al Congreso Niños del 3er Milenio de este año, pueden participar aquí.

Más sobre educación y crianza respetuosa:
Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.

{Foto}

0 opiniones:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana