Pin It

Reflexiones sobre el Método Canguro


Share/Bookmark
Hoy leí en el blog de Pilar, Maternidad Continuum, un artículo titulado Método Madre Canguro, que explica sus beneficios, orígenes y el ahorro que constituiría el implementarlo para el cuidado de los recién nacidos prematuros.

Aunque me parece una solución excelente tanto para la madre, como para el bebé, desde el punto de vista emocional, psicológico, afectivo, físico y monetario, hay aspectos de la situación que giran en torno a ella que me producen sentimientos encontrados.

Voy a intentar explicarlo: posiblemente sea un tema de semántica, por ejemplo; me molesta hablar de los beneficios de la lactancia materna cuando la lactancia materna es lo normal, el default, no ofrece beneficios ni ventajas. Es la vara con la cual debe medirse cualquier otra forma de alimentación destinada a "suplir" su falta, aunque ninguna lo haya logrado aún, y en mi opinión, ninguna lo logrará del todo.

Las demás opciones, como por ejemplo la lactancia artificial traen consigo desventajas y problemas. No es que la lactancia natural sea mejor y la artificial casi igual. Es que la artificial es peor que lo normal, siendo lo normal la lactancia materna. Es como el ejemplo del vaso de agua servido hasta la mitad, lo ves medio lleno o medio vacío según tu modo de mirar el mundo, ¿o no? Aunque te tropieces una y mil veces con gente que te diga que es lo mismo, a mi parecer no lo es, ni lo será.

¿Hasta cuándo vamos a mirar el mundo al revés? No entiendo por qué el Método Madre Canguro es siquiera un método. Así de simple. Me pregunto por qué alguien en Bogotá, en vista de que muchos recién nacidos morían de infecciones por hacer algo tan rebuscado como meterlos todos juntos en una sala de hospital, tuvo que ¿inventar? un método para hacer algo que es normal, natural e instintivo.

¿Qué te apetece luego de parir? Dormir con el pedacito de ti que acaba de salir de tu cuerpo, tenerlo pegadito del pecho como han estado hasta ese momento, ¿o no? Te quedas mirándolo maravillada y extasiada, contando sus deditos, delineando con la mirada sus cejas y pestañas, sus párpados color lila... y de pronto a alguien se le ocurre la brillante idea de separarlos. Lo encuentro absurdo.

Sé que hay casos en los cuales la mamá se encuentra muy frágil e inestable de salud, en los cuales pueda estar imposibilitada para tener a su retoño encima. Entonces primaría la necesidad de papá de tener a su bebé cerca, de protegerlo y de mimarlo. 

Según Ruth Feldman, profesora y neuróloga que coordinó un estudio sobre el comportamiento hormonal de un grupo de padres durante los seis meses posteriores al nacimiento de sus hijos; en el momento en el que un hombre deviene padre, su cerebro produce un aumento de la actividad hormonal, especialmente de la oxitocina y de la prolactina, influyendo positivamente en la instauración de una mayor disposición afectiva. En conclusión: Los padres también saben qué hacer cuando se les deja cerca de sus pequeños y permiten que fluya su instinto.

Hablando de hombres piel con piel con un bebé... recordé que había visto hace un tiempo atrás, una escena en Grey's Anatomy (Anatomía de Grey), en la cual Alex Karev coge en brazos a una bebé prematura cuyos signos vitales empeoraban gradualmente, mientras su mamá continuaba en la unidad de cuidados intensivos, para intentar reconfortarla un poco pensando que moriría en pocas horas. En ese momento entró Miranda Bailey y le indica quitarse la camisa. Karev la mira incrédulo, y le responde con un defensivo "¡Quítatela tú!". Bailey le explica que la posición en la cual lleva a la pequeña en brazos se llama Método Canguro y que al hacerlo se estabilizan los signos vitales de la bebé. Karev comprueba los monitores y se da cuenta de que sí funciona.


Me parece genial que las series de televisión y medios de comunicación intenten normalizar estas costumbres y mejorar un poco su difusión y aceptación.

Sin embargo, sigo mirando el otro lado y preguntándome, como por ejemplo con la historia del bebé australiano que luego de ser dado por muerto, tras numerosos intentos de reanimación, fue entregado a su madre para que, junto con su esposo, se despidieran de él y pudieran darle besos y caricias. 


Recuperó sus signos vitales luego de los mimos de su madre, ante la mirada atónita e incrédula de los médicos a cargo. Un milagro atribuído al método canguro. ¿Un milagro? ¿Y qué hay de todos los bebés que habrán sido declarados muertos y simplemente estaban "adormecidos" (cuando ocurre un congelamiento y disociación por activación del nervio vagal) debido a no estar encima de sus madres? ¿Y qué hubiera sucedido si ese médico - como lamentablemente ocurre con muchas madres que pierden a sus hijos al nacer - no hubiera tenido la consideración, o la benevolencia de entregarle a su bebé para despedirse de él?

Sigo pensando que el mundo está al revés. Sigo constatando día a día que mucha gente lucha por enderezarlo... ¿Y tú qué opinas?

Foto © Pascal Deloche/Godong/Corbis

7 opiniones:

habichuelasmagicas dijo...

Tienes razón, el mundo está al revés. Da mucha pena si te pones a pensarlo. Y lo del bebé australiano, espeluznante. Realmente pueden haber dado por muertos a muchos bebés de la misma forma. Suerte tuvo esta familia de que les dejaran "despedirse". En fin. Me ha hecho gracia lo de Anatomía de Grey, yo también mencioné ese capítulo en mi blog. Me encanta esa serie!
Saludos.

aleida dijo...

opino que tienes toda la razon del mundo, nada calma tanto como el contacto con el cuerpo de mama o papa, aqui en asturias empezaron hace poco a usar el metodo canguro, cuando nacio mi peque veia a los demas padres poner a sus hijos sobre su pecho, yo tenia que conformarme con mirar a mi nena detras de la incubadora, vale, estaba llena de cables y maquinas y no podia cogerla pero esque tardaron como 5 dias en dejarme meter la mano y acariciarla... la niña paso el sindrome del mono por toda la medicacion que tenia y creo que si en esos momentos me la hubieran dejado coger se hubiera calmado pero de nada sirve decir y si... y si... fue asi y no habia mas opcion, todo lo que sea beneficio para el bebe es positivo la pena esque estemos un poco retrasados en todo esto ya que el metodo canguro no es una novedad y aqui se presenta como si fuera algo de ahora

alfonsin dijo...

sí Lou, el mundo está al revés y lo más triste de todo se que somos nosotros quienes lo tenemos de cabeza... entre todos podemos darle la vuelta ;)

yanny milena dijo...

La relacion que tengo con mi hijo, es de total apego, bendicion de la vida ha sido que tengo la oportunidad de estar con el todo el tiempo. Colecho, porque el calor de madre, no se lo puede brindar ninguna manta termica, porque es delicioso dormir abrazaditos, demostrandonos todo el amor que nos tenemos los dos. Lactancia Materna, directamente del envase original, la muestra de amor mas grande hacia mi hijo, esto es tan natural, como ser madre. Y Crianza en brazos, (aunque ahora pasamos mas tiempo en el suelo, jugando, pero no se por que razon, soy el barco, el coche, el avion de mi hijo. Ni en mi infancia jugue tanto en el suelo como ahora de madre).
Lo que deseaba compartir con ustedes: comparto todo el tiempo con mi hijo, el tiene 6 meses 3 semanas, pesa 10 kilos y mide 71,5 cm. Es el niño mas feliz del mundo, me abraza y me da besos, y ahora despues que le enseñe la importancia de los abrazos, èl lo hace, y ya me busca por si solo, porque sabe que soy su madre y desde el momento de la concepcion, siempre ha estado junto a mi.

Ileana dijo...

En inglés originalmente es Kangaroo Mother Care (Cuidado Madre Canguro) y no aparece la palabra "método" por ninguna parte.

Casilda explica, igual que has hecho tú, que el abrazo materno NO ES UN MÉTODO.

Un abrazo!!!

Marta dijo...

Y doble suerte tuvo Jamie de que los médicos se quedaran atónitos, porque sino capaces son "de llevárselo para examinarlo"

Liliana Garcia dijo...

Todo esta al revés, mi bebe tiene 4 meses y hasta hace poco comencé a hacer colecho y mi vida cambio, él se despertaba cada hora por las noches y obviamente yo estaba molida al tener que despertarme, levantarme, darle comida, volver a acostarlo y tratar de dormir 20 minutos. Ahora que dormimos juntitos solo siento que me busca para comer, reviso que todo esté bien y seguimos dormiditos los dos. Lo curioso es que cuando comentaba con mis amigas lo cansada que me sentía y que el niño quería acabar con mi vida, porque lamentablemente así lo veía, ellas estaban de acuerdo conmigo, me decían, así es tener hijos, una friega. Hoy que las veo y me ven descansada y yo hablando de lo feliz que estoy de dormir con él, de cargarlo mucho, que llora mucho menos, está mas tranquilo, somos más felices, uno esperaría un “que bueno, excelente que descubriste como hacer mas placentera esta etapa” que se yo algo bueno, todo lo contrario, fui la burla porque voy a hacer a mi hijo un marica, porque va a tener 40 años y va a seguir viviendo conmigo, porque le van a pegar en la escuela y va a venir a ponerme la queja, nunca se sabrá defender solo. No dejo de asombrarme de cómo la gente te alienta a estar separada y ver a tu bebé como el enemigo, el que te quiere robar tu tiempo, el que es malo y no te deja dormir, el que no quiere que tengas vida, el que no te deja ser mujer…. Si nunca me he sentido mas mujer que ahora, o es que acaso los hombres pueden amamantar? Ese síndrome de la liberación femenina…. Que tristeza.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana