Pin It

Nuestro parto feliz: Natural, respetado y no medicado. Parte III


Share/Bookmark
Si te las perdiste, puedes leer la parte I aquí, y la II acá

La verdad es que tener un hijo es lo más hermoso que puede pasarle a uno en la vida, para mi fue como graduarme, comer helado y enamorarme a la vez :) 

Es una marea de sensaciones nuevas. Yo sentí la naturaleza y los instintos animales desarrollarse en mí a medida que tenía todos los cambios hormonales que consigo trae el embarazo. Me puse a leer muchísimo y aquí les copio todas las fuentes web que encontré, de todas maneras es bueno que se metan en foros y lean experiencias ajenas. Aunque cada embarazo, cada parto y cada bebe es único, a mi me ayudó leer lo que comentaban otras personas acerca de embarazo y parto; no para predisponerme, sino para ayudarme a decidir qué tipo de parto quería. Luego le pasé a Ricardo algo del material para que lo leyera y así fue el mejor compañero de parto del mundo :D

Aquí pueden ver a Sam pateando en sus últimas semanas antes de nacer. Mi hermana dice que parece un alien ahí – no se asusten.



En un libro (Baby Lists de Elaine Farber, no es nada genial) vi que hablaban de presentarle al obstetra un plan de parto, fue la primera vez que oí nombrar ese concepto. Luego de un poco más de lectura acerca del tema, me sentí dividida al respecto, porque como odontólogo, me parecía un poco "odioso" que un paciente fuera a consulta (en este caso al obstetra) a decirle qué tipo de tratamiento quería, o en pocas palabras decirl cómo hacer su trabajo, pero como paciente y como mujer quería que las cosas sucedieran acorde con mis creencias, en la mayor medida posible.

Adentrándome en el mundo de las matronas y del parto natural me di cuenta de que el parto no es un tratamiento, es un proceso natural que el cuerpo de la mujer hace por sí solo, bajo monitorización de un equipo médico (por si se presenta algo), pero no es que el médico "haga" el parto. El parto lo "hace" la naturaleza, las hormonas del bebé y de la mamá, el médico y la matrona están ahí para hacer algo en caso de que exista un problema, para detectarlo y ayudar, pero quien pare (o debería parir según la naturaleza) es la mujer. Yo sé que eso suena un poco obvio, pero es que yo no lo entendí hasta que lo viví.

La página de El Parto es Nuestro es realmente genial, creo que me la he leído casi entera…   La Sra Pepi Dominguez es matrona (o como se les llama en Barcelona: comadrona), y fue de gran ayuda en mi toma de decisiones. Ella se especializa en partos en casa, y ya nosotros estábamos demasiado adelantados (7meses y medio) para tener un parto así. Además no era lo que queríamos exactamente en el momento, pero fue super amable y me explicó muchas cosas. Su página web es excelente, tiene videos explicativos sobre el proceso del parto que realmente me ayudaron a entender el tema mejor.

Por muchas razones, nosotros escogimos tener un parto natural, respetado, y sin medicación. El concepto de parto natural varía mucho según el médico o clínica, por eso quise asegurarme de que el equipo médico que estuviera con nosotros, tuviera los mismos ideales y así evitar sorpresas en el momento del parto.

Luego de todo lo que leí sobre parto, tomé la decisión de que quería evitar, dentro de lo posible una episiotomía.





Vi este video de parto eutócico, que los ginecólogos llaman "normal" que me alarmó muchísimo, porque no me parecía nada "normal" que me rebanaran en dos el periné con una tijera. Creo que la naturaleza es muy sabia y que si mi bebé se formó en mi cuerpo, se forma acorde a mis proporciones, y por ende puede salir de mí con mínimos daños colaterales. El porcentaje de casos de verdadera desproporción cefalopélvica es mínimo. Vean esta página que tiene mucha info sobre episiotomía.

Otra cosa decisiva respecto a la episiotomía, fueron los relatos de mi mamá. Desde pequeña me contó que sufrió mucho mientras cicatrizaba su epi, que no fue bien hecha. Con esto no quiero decir que nunca deba practicarse, pero según la OMS, por ejemplo en España, la episiotomía se practica en aproximadamente 80-90% de los partos, y sólo es necesaria en 5 a 10%, de ahí mi insistencia en querer evitarla. Aquí lo hacen prácticamente de rutina, es decir; para que no te revientes un poquito, te cortan bastante, lo cual para mi no tenía (ni tiene) sentido.

Otro punto que yo tenía bastante claro acerca del parto, era que no quería que me administraran oxitocina sintética (pitocín). Todo esto es siempre y cuando no sea absolutamente necesario, que en algunos casos muy contados, puede serlo, pero en el nuestro no lo fue. Les cuento por qué: Para dilatar los 10cm que son necesarios para que el bebé pueda salir, transcurren aproximadamente 10 horas. Es la primera vez que el útero se dilata, y se borra el cuello, por lo cual necesita hacerlo con calma. Cuando se administra oxitocina, se aceleran de tal manera las contracciones que no da tiempo para dilatar bien, y la gran mayoría de las veces se acaba en episiotomía o cesárea “de emergencia”. Además las contracciones se hacen infinitamente más dolorosas, y muchísimas veces acabas pidiendo una epidural.

Yo quería intentar parir sin anestesia por varias razones. Quería sentir el parto. Si te anestesian el bebé nace adormecido en mayor o menor medida y puede que no responda igual de bien al nacer. El hecho de tener un parto medicado afecta además el adecuado establecimiento de la lactancia en el recién nacido. Por otra parte, puede haber complicaciones con la epidural, como migrañas, entre otros dolores, si la aguja entra un poco desviada. Aunado a esto, en mi caso particular, me siento tranquila si me inyectan y veo entrar la aguja, pero si no la veo entrar, estoy constantemnte a la expectativa; y cuando por fin la siento suelo brincar (lo cual es peligrosísimo en una epidural). Tampoco puedes participar de la misma forma en tu parto cuando estás bajo los efectos de la epidural, porque no sientes nada de la cintura para abajo. Aquí pueden leer sobre peridural, también llamada epidural y sobre cesárea.

Ahora bien, para evitar esas tres cosas que está tan íntimamente entrelazadas me recomendaron un par de cositas:


Llegar al hospital con 4cm de dilatación más o menos, lo cual implicaba esperar en casa hasta tener 3 contracciones en 10 minutos durante una hora o más; es decir pasar una hora con contracciones cada 2 a 3 minutos aproximadamente. 

En las páginas de que no os separen y el parto es nuestro, hay muchos videos buenos, y modelos de planes de parto que uno puede copiar y adaptar a las creencias particulares de la pareja. A nosotros no nos hizo falta llevarlo por escrito, pero sí lo conversamos en la consulta con los obstetras. Uno de los mejores consejos que nos dieron en uno de los cursos de preparación al parto que hicimos, es el de acudir al hospital sólo con la pareja.

Para mí era extraño oír eso, porque uno lo que quiere cuando está enfermito es tener a su mamá al lado, ¿no? Pues de nuevo: el parto no es un tratamiento, ni el embarazo una enfermedad. Es algo maravilloso que uno querrá vivir con la pareja.

La matrona que nos dio este dato nos explicó que hay estudios estadísticos en los cuales se demuestra que el tener la familia afuera esperando le agrega estrés a la parturienta, porque además de los dolores, empieza a pensar "uffff, mi mamá se vino y dejó el negocio con los empleados solos, y mi hermana se salió de clase, y mi papá lo que sea" en fin, que uno empieza a preocuparse por los demás en un momento en el que uno debe centrarse en si mismo. Esos estudios refirieron que las mujeres que tenían la familia en la sala de espera mientras parían tardaban mucho más en dilatar y progresar durante el parto. Así que nosotros seguimos su consejo y nos fuimos solitos al Sant Pau, llamamos a la familia y amigos cuando Sam había nacido, y todos fueron a vernos al amanecer.

Con todas esas convicciones, logré aguantar en casa hasta los 6cm de dilatación, remojándome en la bañera, haciendo los estiramientos que nos enseñaron en los cursos de preparación al parto que hicimos, gritando y haciendo ejercicios de respiración.


Puedes leer el resto de esta historia en los siguientes vínculos:
Nuestro parto feliz: Natural, respetado y no medicado. Parte V

Cuéntanos… ¿En qué momento del trabajo de parto acudiste al hospital? ¿O cuándo llamaste a tu matrona en caso de haber parido en casa?

Foto © Image Source Corbis

8 opiniones:

Irene Q. dijo...

Hola!
me extraña lo que comentas del ritmo de las contracciones para llegar al hospital...Nuria Torras, la matrona del Sant Pau que hace las charlas mensuales sobre Parto Natural, decia que lo ideal ideal era ir para el hospital cuando estuviesemos con contracciones cada 3 minutos durante una hora u hora y media!

Besos!

Irene Q. dijo...

Y....me olvidaba....yo estaba con contracciones bastante variables -variaban entre cada 7 min y cada 3min!- durante un dia y medio -si, si, lo juro!-....y de repente empezaron muy muy dolorosas cada 2 minutos! y yo pensaba: no llegamos al Sant Pau! pero nos fuimos para alla....dilatada de 5 cm :D
Nuestro hijo nacio 5 horas despues.

Besos

Amor Maternal dijo...

Hola Irene!

Gracias por tu comentario... tienes razón, no quedó muy claro lo de las contracciones (y eso que lo releí varias veces antes de publicar, jeje). Ya lo voy a arreglar en el artículo.

Quise decir 3 contracciones en 10 minutos, y estar una hora así... no es que 3 contracciones en 10 minutos y luego varias horas sin contracciones. Cuando son 3 en 10 minutos, serían cada 2 a 3 minutos, como tú bien dijiste :)

Por cierto, no alcancé a hacer la preparación al parto en Sant Pau. Hice una clase en el Cat Salut, y otra con mi seguro privado. Ambas bastante buenas.

Un beso, y de nuevo gracias :)

Louma

Ishamommy dijo...

Maravillosa esta parte del artículo. Me ha servido tanto la información y me han impactado los vídeos, el de la episiotomia me ha dejado con el estómago revuelto, debí verlo antes de desayunar :P
Muchas gracias por vomprartir tu experiencia, tu video de Sam dentro! Que lindo!!
Llegó algún momento en que dijiste estoy preparada? Sé todo lo que debo saber? Porque yo estoy en 7 meses y siento que a pesar de lo que he leído y visto si me tocara ahora mismo el parto no estaría preparda...

Mamá Moderna dijo...

Gracias por compartir tu experiencia con otras mujeres. Creo que es invaluable el que alguien que lo vivio lo cuente y comparta con las demás.

Yo me quede con las ganas de terminar mis partos naturales, fueron dos cesáreas pero tuve la oportunidad de disfrutar el trabajo de parto.

A las que estan a punto de vivirlo, no teman, yo siempre he dicho que la naturaleza sabe lo que hace y nuestro cuerpo es un milagro.

Anónimo dijo...

Un parto natural es la mejor experiencia de mi vida, empece las contracciones en la madrugada y mi bebe nacio hora y media despues de la media noche es el dolor que jamas olvidare y nunca tendre rencores de verdad que la llegada de un nuevo miembro a cada familia es algo unico FELICIDADES a todas las que ya son madres y las que estan proximas no se preocupen que todo saldra de maravilla!!!!!!!!

Elena dijo...

Me parece una labor muy especial y necesaria la que estás realizando para lograr informar a través de tu experiencia y conocimientos a futuras Mamás. Gracias por compartir :)

Anónimo dijo...

Me quedo muerta con el vídeo... Todo lo que no debería ser un parto junto en un vídeo de 3 minutos!!! Litotomía, Kristeller a saco, episiotomía y en lugar de poner al bebé piel con piel con su madre, se dedican a hacerle mil perrerías antes de que ni siquiera lo vea su madre...

Me alegro que tuvieses tu parto respetado en Sant Pau! Ojalá hubiese más comadronas como Puri y que decidieses huir de la Teknon.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana