Pin It

Cinco ideas prácticas para mamás ocupadas

Cinco ideas prácticas para mamás ocupadas


Si bien a pocas madres les sobra algo de tiempo libre, la verdad es que de tenerlo, estoy segura de que te gustaría compartir más con tus hijos o pasar un ratito desconectanda del mundo. El inicio de la maternidad conlleva adaptarnos a muchas cosas nuevas, a tener una nueva -y maravillosa- personita en nuestras vidas, a acoplarnos a otro ritmo de vida, de sueño, y a cambiar muchas rutinas que teníamos asentadas desde hace años atrás y que llevábamos a cabo de manera casi automática.

Aquí te dejo unos consejos que me han ahorrado tiempo y aportado bienestar desde el inicio de mi maternidad y espero que a ti también te ayuden:

Practica meditación:


Ya sé que no tienes tiempo, pero confía en mí y busca unos minutos para hacerlo. Da igual que te quedes dormida con un mp3 de meditación o que lo hagas despierta con tu bebé dormido en tu regazo, la idea es desconectar del mundo por unos minutos, bajar el ritmo y estar más serena. Cuando tú meditas -según mi experiencia- tu bebé estará más tranquilo también e incluso se dormirá más fácilmente cuando le cueste relajarse y conciliar el sueño. Yo utilizo el Método Silva desde hace años y francamente me ha cambiado la vida. Aquí tienes una invitación para un seminario online gratuito con ellos para aprender más al respecto.

Utiliza portabebés ergonómicos:


El haber vuelto a tener el uso de ambas manos mientras traía a mi bebé pegado al cuerpo me hizo sentir que recuperaba la libertad. Antes de comenzar a usar portabebés, me parecía un proceso largo y pesado vestir a mi bebé, preparar la pañalera, el cochecito y salir a comprar, por ejemplo.

Como bien sabes, tras dar dos pasos fuera de casa, mi bebé pedía brazos y yo iba conduciendo el cochecito con una mano y él en el otro brazo, más la cartera, la pañalera, algún juguete, etc. Lo cual resultó en salir mucho menos de lo que hacíamos luego de usar portabebés.

Muévete en bicicleta:


Si con el portabebés recuperé el uso de ambas manos, con la bicicleta recuperé la movilidad; a partir del momento en que mi hijo cumplió un año. Con una cesta delante para poner mi cartera con un par de pañales dentro (ya dejé de llevar una pañalera completa para salidas cortas) y mi hijo en su asiento, hacíamos paseos, diligencias, y visitas a familiares y amigos mientras mi hijo se divertía, no pedía brazos -porque su asiento estaba atado al manillar, es decir, entre mis brazos- ni se quejaba de caminar y yo hacía algo de ejercicio. Así que todos salíamos ganando.

Compra ropa y zapatos online:


Cuando tienes un bebé o un niño pequeño, ir de shopping la mayoría de las veces deja de ser el placer que era antes y se convierte en un tedio. Centros comerciales llenos de luces, colores, gente, ruido y la exigencia casi permanente de “pero no toques eso”, “mira pero no toques”, etcétera. Además, los centros comerciales son lugares clásicos para las rabietas: los niños acaban agotados, aburridos, y el marketing tan bien pensado coloca cosas tentadoras justo a su vista para que las pidan… ya sabes a qué me refiero.

Podemos hacer las compras online y evitarnos ese dolor de cabeza. Lo cual me trae a mi más reciente descubrimiento: La tienda online Zalando, que trae a domicilio ropa y calzado para niños de varias marcas que nos gustan, y además, no cobra gastos de transporte y ofrece 100 días para probarnos la ropa. Te lo cuento porque a mí me ha pasado comprar ropa a inicio de temporada -antes de que cambie el clima- y tenerla guardada con la etiqueta, sin estrenar, y que mi hijo se pegue un estirón tal que al tocar usar esa ropa porque empezó el frío y ponérsela, ya le quede pequeña.

Como habían pasado más de los 30 días que ofrecen en tiendas físicas, nos la tuvimos que quedar, pero me parece mucho más práctico poder tener tres meses para probarla con calma y cambiarla si finalmente crece de golpe y algo que le quedaba holgado le acaba yendo pequeño.

Encarga la compra del supermercado online:


Otra cosa que hacía cuando mi hijo estaba más pequeño y que te recomiendo, es hacer la compra del supermercado online. Yo compraba todas las cosas que se conservan para un mes y me las traían a casa, así no tenía que cargar peso ni perder tiempo en ello. Luego cada semana comprábamos las cosas frescas: frutas, verduras, huevos, etcétera juntos.

¿Y tú? ¿Me cuentas los trucos que te hayan ayudado en tu maternidad?

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.

0 opiniones:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana