Pin It

Por qué doy talleres de salud bucal para padres y sorteo de una entrada a mis talleres


Antes que nada, les pido por favor que lean esta entrada hasta el final. ¡Gracias!

Ayer pasó algo que me recordó una vez más por qué doy mis talleres. Creo que lo he comentado muchas veces y sigo sintiendo que la gente aún no percibe la importancia de cuidar la boca de sus hijos hasta que no sea demasiado tarde - hasta que no se vean en el odontólogo sosteniendo la mano de un hijo pequeñito, con muchas caries, o pocas, pero muy graves. Mi intención es la de llegar a esos padres, explicarles la importancia de cuidar la salud oral de sus hijos para que *no* pasen estas cosas, pillarlos *antes*, que sepan - la información en este caso es la clave - que está en sus manos y ante todo que los peques no sufran.

Ayer por la tarde, Sam y yo íbamos a salir con una amiga y ella me llamó un par de horas antes para decirme que prefería quedarse en casa toda la tarde cuidando a su peque que acababa de salir del odontólogo. Le dije que no había problema, que podíamos vernos otro día y noté en su voz mucha culpa y ganas de llorar. Comparto a continuación con ustedes - gracias, amiga por permitírmelo - nuestra conversación.

Me contó que su peque de 5 años tenía muchas caries y bastante profundas, que habían tenido que hacerle pulpectomías en varias piezas (esto es momificar parcialmente la pulpa) y que se encontraba fatal.

Así que se lo solté de golpe:  
"No es tu culpa. NO ES TU CULPA, en serio no lo es."
Y me dice:  
"Claro que sí, sí que lo es. Le cuidé de anginas, gripes, alergias, lo vacuné, hice todo por cuidar su salud y me olvidé de los dientes."
Le respondo:  
"No, no es tu culpa. ¿Sabías? ¿Sabías que había que cuidarle la boca? ¿Alguien te lo dijo? ¿El pediatra te comentó que llevaras al peque al odontólogo desde chiquito?"
Ella contesta:
"No, nadie me lo dijo, pero yo debí saberlo. Es mi hijo"
Mi amiga es una mujer culta y preparada, trabaja como doula, entre otras cosas, continúo diciéndole:  
"Es que si nadie te lo dijo, ¿cómo lo ibas a adivinar? ¿cómo olvidas algo que ni sabes? No te has olvidado de su boca, simplemente nadie te dijo que había que cuidarla, ni cómo hacerlo. ¿Te mencionaron el tema en el curso de preparación al parto? ¿Te lo dijeron en el grupo de lactancia? ¿En tu formación como doula lo explicó alguien? ¿Lo leíste en algún libro?"
Ella: 
"Pues no. Tiene sentido."
Le digo:  
"Claro, si nadie te lo ha dicho - y te lo tendrían que haber explicado - pues no tiene sentido que te sientas culpable. Lo importante ahora es que te enfoques en reparar su boquita lo mejor posible, que le pidas perdón por no haber sabido y que instauren nuevos hábitos positivos para que esto no vuelva a suceder. Si cambian la dieta, la higiene y hacen controles regulares luego de haber restaurado los dientes enfermos, el panorama puede cambiar. Estarás arreglando las cosas porque ahora ya sabes."

Les cuento todo esto porque este dolor, esta inquietud, esta tristeza, de ver niños pequeñitos, bebés, con la boca severamente afectada - por no decir destrozada - con caries muy avanzadas y muchas secuelas en su salud como un todo, nació en mí mucho antes de ser madre. Concretamente hace una década, mientras hacía mi pasantía en un centro odontopediátrico en Caracas, y ahora, la vida me ha puesto en una situación en la que puedo llegar a mucha gente, en la que puedo transmitir mis conocimientos como odontólogo y como madre que ha investigado mucho sobre lactancia materna a muchas familias. Y esa es mi idea, transmitir.

Lo que encuentro muy difícil, y me hace sentir como si estuviera arando en el mar, es despertar en todos los padres y futuros padres la noción de cuán importante es saber cuidar la boca de nuestros hijos. Los que han hecho mis talleres ya lo comprenden y los que dudan de si apuntarse o no, supongo que no.

No revelo el contenido de mis talleres en un post porque considero imprescindible escuchar la información completa, acompañada de gestos, lenguaje corporal, fotos, esquemas, ejemplos, anécdotas para tener una comprensión global de cómo funcionan nuestra cavidad oral. Conocer un pedacito no lleva a un profundo entendimiento y la falta del mismo a menudo conlleva malas interpretaciones y esa no es la idea. No sería nada beneficioso.

Trabajo en un libro sobre el tema y en cuanto lo termine les avisaré, entretanto les pido por favor dos cosas:
  1. Que reflexionen y me cuenten si lo desean, por qué como sociedad nos preocupamos por todo nuestro cuerpo cuando empieza a doler y a enfermarse en lugar de ocuparnos de cuidarlo *por estar bien*, por respeto al cuerpo, que al fin y al cabo es nuestro vehículo en esta vida. ¿Por qué nadie nos enseña a cuidar una parte de nuestro cuerpo que tiene tantas funciones importantes como lo es la boca? Si reflexionamos un rato nos damos cuenta que por la boca nos comunicamos, nos alimentamos, nos relacionamos con el mundo de manera verbal y estética. Además, por si fuera poco, la boca es una de las partes del cuerpo que genera nuestra primera sensación de placer al alimentarnos del pecho de nuestra madre y a la vez la que más duele cuando se enferma, el dolor pulpar no es como el "dolor" del parto, es más bien equiparable a un cólico nefrítico. Sabiendo que podemos cuidar a nuestros hijos para que *no* pasen estas cosas, ¿por qué no informarnos al respecto?
  2. Que colaboren con la difusión de esta información.
A cambio, quiero sortear una entrada a mi Taller de Salud Bucal y Crianza Respetuosa para padres. Podrán ver el taller online cuando mejor les convenga y luego participar en una ronda de preguntas y respuestas en vivo en donde aclararé todas vuestras dudas sobre el tema.

Si tienen preguntas o consultas sobre salud dental muy extensas y personales, pueden plantearlas aquí y les responderé con un informe completo, personalizado y confidencial dándoles mi opinión, aclarando vuestras dudas y recomendando pautas de prevención acordes considerando siempre el respeto a las necesidades del niño y la etapa evolutiva en la que se encuentra.

Así que manos a la obra, para participar en el sorteo, por favor deja un comentario en la pestaña de Comentarios Facebook bajo esta entrada por cada paso que realices, así tendrás más oportunidades de ganar, porque cada paso representa un número que entrará en el sorteo:
  1. Sigue a Amor Maternal en Facebook y comenta en mi muro por qué te gustaría participar en el taller.
  2. Sigue a Amor Maternal en Twitter y tuitea esta entrada mencionando a @amormaternal
  3. Sigue a Amor Maternal en Google Friend Connect (columna central, al pie de esta página, haz click en "Participar en este sitio) y envía esta información a tus amigos que tengan niños pequeños para que puedan aprender a cuidar la boca de sus hijos.
  4. Suscríbete a nuestro artículo diario (columna derecha) y pulsa confirmar cuando recibas el e-mail con la notificación de suscripción.
  5. Suscríbete a nuestra Neswletter mensual y pulsa 'confirmar tu suscripción' cuando recibas el e-mail de notificación.
  6. Si tienes blog, escribe una entrada sobre por qué te gustaría participar en el taller, si no, deja un comentario bajo esta entrada contándonoslo y deja un e-mail de contacto. (para evitar spam puedes escribirlo en este formato: louma arroba amormaternal punto com)
  7. Comparte el enlace a Consulta Odontológica en tu muro de Facebook.
Así que ya lo ven, siete oportunidades de ganar, un número por cada comentario hecho en la pestaña de Facebook. Si desean más de siete oportunidades, puede también apuntarse papá, la abuela, los tios, quienes lo deseen :o)

Pulsa para leer el poster
  • Pueden participar desde cualquier parte del mundo.
  • Para más info sobre cómo funcionan mis talleres virtuales, visita este enlace.
  • Participación abierta hasta el 29 de diciembre de 2011. El 30 anunciaré al ganador.
  • Todos los participantes tendrán un descuento de 5€ cuando se inscriban en este taller, el ganador - obviamente - tendrá acceso gratuito. El coste normal del Taller de Salud Bucal y Crianza Respetuosa online para padres es de 35€, podrán acceder al taller todos los que participen en el sorteo, por 30€.

Por si aún no conocen la pestaña de Comentarios Facebook, les dejo una imagen explicando dónde está :o)



Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.

{Foto}

1 opiniones:

OR² dijo...

Tuve la gracia de que mi mejor amiga fuera madre primero que yo. Es mi guía y mi gurú en muchos asuntos. Uno de ellos primordial, el cuidado de los dientes. Me dijo que debía limpiarle desde bebé las encías, me explicó como hacerlo, llevarle al dentista a temprana edad. Ahora la mayor tiene 10 años y le detectaron una carie pequeñísima, que ya curaron. Mi hermano a su edad ya tenía caries en casi todos sus dientes y antes de los 15 ya había perdido un par de muelas.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana