Pin It

El Cuerpo de las Madres


Muchas veces hemos hablado de aceptarnos y aprender a amarnos tal cual somos. Hemos comentado también que no se trata de salir desaliñadas, ni de dejar de mimarnos, sino simplemente de aceptar nuestro cuerpo, con sus virtudes y también sus reveses. Quisiera tocar de nuevo el tema y compartir con ustedes una web (en inglés) con la que me tropecé hace ya muchos meses, y que reapareció en mi camino hoy, por simple azar (¿creen en el azar?).

Es una iniciativa que tuvo una mamá de una niña y un niño, que trabaja como fotógrafo y se dio cuenta de algo que probablemente muchas veces nos ha pasado por la mente, aunque no nos hayamos concientizado de ello. Y es que las mujeres que son retratadas en medios gráficos, sea tele, cine, revistas, vallas publicitarias, etc. - y más aún si son madres o están a punto de serlo - no se corresponden con el aspecto normal de la mayoría de nosotras. Si no me creen, fíjense en los catálogos de ropa premamá, ¿cuántas de esas mujeres están realmente embarazadas? Es que se nota a leguas que la gran mayoría son modelos normalitas con una panza falsa atada a la cintura... Y me pregunto una y otra vez, si hay mujeres embarazadas preciosas, ¿por qué no hacer las fotos de sus catálogos, publicidades y vallas con ellas?

Luego viene el tema del Photoshop. Yo, personalmente uso mucho ese programa, pero creo que hay maneras de hacerlo. Podemos retocar fotos para corregir algún detalle, como por ejemplo la iluminación, o borrar un puntito de acné de la cara de una persona, un rasguño inoportuno en la cara de un bebé, o abusar de él y convertir a una persona de plano en otra...

Otro tema son las famosas, ¿cuántas mamás famosas no se someten desde recién paridas a un sinfín de ejercicios (no tengo nada en contra del ejercicio sano, sino de las exageraciones), tratamientos estéticos, dietas relámpago, para "recuperar" una figura que cumpla con los actuales estereotipos de belleza. ¿Por qué el empeño en esconder la maternidad? El rastro que deja en nuestros cuerpos es el testigo de un milagro, de haber creado una vida, de haberla parido, alimentado, consolado, acunado y amado. ¿Realmente queremos desconocer esas huellas?

No, no hablo de no usar crema antiestrías, hablo de cuidarnos lo más que podamos, y amarnos tal cual somos. Como les contaba unos párrafos más arriba, Bonnie que además es homeschooler - es la mamá, de la cual les hablaba - quien tras percatarse de la falta de imágenes de madres reales, decidió abrir la web The Shape of a Mother (la forma / silueta de una madre). En SOAM, Bonnie invita a todas las madres que se animen a enviarle sus fotos y sus historias de maternidad, de amor y desamor hacia sus propios cuerpos. Su idea es la de compartir imágenes reales, para que todas aquellas mujeres, que a pesar de haberse cuidado - o  no - que se sienten solas, diferentes y descontentas con sus cuerpos, puedan ver que no son las únicas con ese aspecto y sepan que un cuerpo que ha fabricado y albergado a otro (s), simplemente tiene parámetros de belleza distintos :)

¿Y tú? ¿Amas más o menos a tu cuerpo desde que eres madre? 

5 opiniones:

Zary dijo...

Ten go que reconocer que acostumbrarme a mi cuerpo embarazada y después a mi cuerpo de recién parida ha sido todo un desafío. Yo reconozco abiertamente que me gusta verme bien y encajar en mis jeans de toda la vida. Así que he tratado de tomármela con calma y de a poco, con ejercicio y una dieta saludable ya casi llego a mi peso otra vez (me faltan 4 kilos). Pero estamos hablando de que Sara tiene 9 meses y medio. Hubiera podido acelerar el proceso de adelgazamiento y de ponerme en forma pero a costa de mi lactancia y mi salud, y eso simplemente no merecía ser sacrificado. Creo que la mujeres socialmente tenemos la obligación de ser bellas y, de una u otra manera, nos afectan los estereotipos de belleza que vemos a diario por todas partes. Muchas luchamos todos los días contra nuestra autopercepción y autoimagen. Es bueno estar en forma y sentirse atrctiva pero en definitiva no es justo que nos exijan ser 90-60-90 al otro día de parir.

OR² dijo...

A mí no me gusta mi panza, quedó muy arrugadita después de mi 2° parto, por mas cremas y ejercicio y demás no logro alisarla.
Punto y aparte disfruté muchísimo mi cuerpo embarazada, en ambos casos, me he sentido más bella que nunca, contenta conmigo y hasta sensual ¿porqué no? las hormonas me sentaron bien, mi piel lucía radiante, el cabello aunque se me caía brillaba y era sedoso, y no me sentía gorda, me sentía EMBARAZADA.

Anónimo dijo...

Pues yo que jamás había tenido ni un poquito de barriga desde que aparecíó hace algunas semanas me veo estupenda, mi marido y mi familia incluso me ven más guapa,más radiante, y sobre todo, me ven FELIZ. La verdad es que es increible que ahí se esté creando una vida... sé que después me costará un poco volver a como estaba pero... sólo de pensar que es por mi niño, no se convierte en un problema, tengo muy claro que no voy a sacrifiar ni la lactancia ni NADA por volver a la 38... Chicas, que voy a ser MAMA!!! Acaso existe algo más importante? Por supuesto que no. Todo lo demás es secundario. Así que esperaremos 14 semanitas más y veremos como estoy a las 40 semanas! Pero auguro que estupendamente como todas las mamis!!

lucia dijo...

yo me siento mucho mejor después de haber tenido mi bebé... aunque lo cierto es que me fue muy bien: a la semana de nacer mi hijo ya había recuperado mi peso anterior al parto. y al mes ya tenía la panza lisita... como tengo mas "delantera" porque le doy puro pecho a mi hijo, e inclsuso tengo mejor cintura que antes, de verdad creo que el embarazo ha resultado super beneficioso para mi figura!!!!
lo único que está medio medio es mi espalda, de cargar al bebé todo el tiempo me suele doler bastante!!!

Silvia Naroa dijo...

Yo he sido mama dos veces con un año y veinte dias de diferencia, mi hija mayor murió en el parto x desprendimiento de placenta y durante bastante tp odie mi cuerpo x no haberla cuidado hasta el final,hoy en dia lo respeto pues me ha traído a la pekeña y aunke siempre me faltara mi Angel hoy puedo sonreir. Aunke despues de dos cesareas y dos embarazos a mis 38 estoy ke me duele todo y mi tripita despues de 6 meses va poco a poco,y mi pareja me llama central lechera asi ke,......es importante cuidarse sobre todo sentirse sana para amar y alimentar a nuestros hijos felices y orgullosas de ser mamas. CON NUESTROS CUERPOS. Ellos han hecho posible la magia.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana