Pin It

Lorella Zanardo: El Cuerpo de las Mujeres


Si eres lector habitual de Amor Maternal, es muy probable que sepas lo que pensamos acerca de la imagen de la mujer y cómo ésta es retratada en los medios de comunicación masiva. Un documental que me ha marcado mucho, que con toda seguridad te llevará a reflexionar acerca del tema, es Il Corpo delle Donne, o El Cuerpo de las Mujeres, realizado por Lorella Zanardo.

Hemos traducido un excelente texto al respecto, originalmente escrito en inglés:

Cuando Lorella Zanardo, una empresaria milanesa, decidió hacer un documental corto criticando la manera sexista y humillante en que era retratada la imagen de la mujer en la televisión italiana, sus expectativas eran muy modestas.

"Yo pensaba que haríamos este video, lo grabaríamos en DVD y lo llevaríamos a las escuelas secundarias para hacer reflexionar a los niños acerca de este asunto.", dice Zanardo, "Lo que menos me esperaba era tener una reacción así."

Zanardo se refiere al alcance que ha tenido Il Corpo delle Donne (El Cuerpo de las Mujeres), sólo con el boca a boca, dentro de Italia. El documental de hora y media es un montaje provocador de imágenes de mujeres semi desnudas, alteradas quirúrgicamente que usualmente desfilan por los horarios estelares en la televisión italiana. Desde que El Cuerpo de las Mujeres llegó a la web este verano - ha alcanzado casi un millón de visitas - un número muy notorio en un país cuyo uso de internet es relativamente bajo.

Zanardo ha recibido una inundación de invitaciones para presentar su documental - no sólo de parte de escuelas secundarias, sino también de universidades y grupos políticos, asociaciones de mujeres, así como también programas de discusión política tradicionales.

"Está claro que lo lanzamos en el momento adecuado," dice Zanardo. Siendo una mujer que nunca participó en actividades feministas en el pasado, dice que sentía una obligación hacia las mujeres más jóvenes, de pronunciarse en contra del reflejo distorsionado que tiene el cuerpo de la mujer en las televisoras italianas .

De hecho, lo que es más sorprendente acerca de la reacción a El Cuerpo de las Mujeres, no es la indignación que ha provocado, sino el hecho de que una queja pública no hubiera surgido hasta el momento. Italia ha sido conocida desde hace mucho tiempo por retratar a la mujer de forma perturbadora hasta llegar a extremos estrafalarios en la televisión.

Los programas de juego y discusión muestran con regularidad a un anfitrión completamente vestido, políticos o periodistas rodeados de chicas ligeras de ropa, con pechos y labios exagerados, quienes están en el mejor de los casos, calladas, y en el peor, son alentadas por los anfitriones del sexo masculino a jugar el rol de torpe e ingenua para luego ser sujetas a burlas por su aparente estupidez.

El documental de Zanardo edita y transmite una secuencia de ejemplos provenientes de un amplio rango de programas televisivos. Un programa de adivinanzas reciente, transmitido en horario nocturno, presenta a una mujer ligera de ropa dentro de una jaula de plexi-glass en cada episodio, en donde permanece durante todo el show, para responder con sonrisas fingidas los chistes de mal gusto y burlas del anfitrión.

Otro programa muestra a una mujer colgada de un gancho mientras un hombre estampa sus nalgas cual jamón serrano. Incluso Striscia la Notizia, un programa popular de noticias e investigación de larga trayectoria, comienza y finaliza con dos chicas que agitan sus glúteos y pechos en cada episodio.

Los críticos apuntan que a pesar de que el Primer Ministro italiano, Silvio Berlusconi, un magnate de los medios de comunicación, no inventó los programas televisivos en los que las mujeres figuran como decoración titilante, este tipo de retratos se han vuelto más invasivos desde que él consolidó su control sobre la televisión italiana, como dueño de la mayoría de canales privados y jefe de la televisión estatal.

Durante el último año solamente, el líder enfrentó acusaciones de "retozar con menores," dormir con prostitutas y dar a las jóvenes que figuran en estos programas cargos políticos para los cuales están insuficientemente calificadas. Los críticos opinan que la vida política y personal de Berlusconi retratan su versión levemente pornográfica de la realidad que sus canales promueven.

"El modelo cultural que tiene Italia en este momento es el de un sultan, el harem," dice Concita de Gregorio, editora del diario de izquierda L'Unità. Hubo un incidente en la televisión nacional cuando el Sr. Berlusconi llamó a un programa televisivo para decirle a Rosy Bindi, la parlamentaria de oposición que era "más inteligente que bella".

"Es un insulto terrible, claro que lo es," dice de Gregorio, "pero también esa clase de humor denota el mensaje de que sólo una mujer bonita tiene derecho a hablar y que si no eres bonita, no vales nada."

Es una observación particularmente pertinente para mujeres mayores que trabajan en televisión, por la presión que sufren de mantener una apariencia sexualmente atractiva y joven. Il Corpo del Donne presenta una secuencia de rostros de mujeres mayores de 40 años, inflados, con aspecto de máscaras tras haber pasado por varias técnicas de cirugía plástica para permanecer "presentables" a un público televisivo.

Para reflexionar acerca del significado de esto, Zanado nos plantea varias preguntas:

"La totalidad de los 45 músculos faciales, excluyendo aquellos necesarios para comer, respirar y oler, son usados para expresar emociones. Mientras más completo sea tu carácter, más único será tu rostro. ¿Qué esconden esos rostros? ¿Por qué las mujeres adultas ya no pueden aparecer en la televisión con sus rostros verdaderos? ¿Por qué esta humillación? ¿Por qué debemos sentir vergüenza de enseñar nuestras caras reales? ¿A qué tememos?

Creo que la respuesta a la última pregunta, refiere Zanardo, se ha vuelto más evidente para ella en los últimos meses. "Creo que tenemos miedo de que los hombres ya no gusten de nosotras ni nos acepten," dice. "La aceptación de los hombres es muy importante para las mujeres [en Italia]. El hecho de que una mujer pueda tomar las riendas de su vida y decir "ya no quiero seguir este modelo", la hace sentir muy sola. Esto genera un temor terrible."

El cambio, nos dice, implica que las mujeres italianas comiencen a tomar riesgos de nuevo - algo que no han hecho en un número significante de años desde que murió el movimiento feminista de los años 70. Irónicamente, una de las más poderosas imágenes en Il Corpo del Donne proviene de un pasado pre-feminista: un clip grabado en la post-guerra de la actriz Anna Magnani. Mientras observamos el rostro de Magnani, a mitad de su vida, mirando a la cámara - con una expresión cansada, desafiante y magnífica - la voz de Zanardo recuerda lo que solía decirle a su maquillador cuando intentaba cubrir sus arrugas: "Déjalas en paz. No disimules ni una sola. Me ha tomado una vida entera ganármelas."

A continuación, pueden ver el cortometraje con subtítulos en castellano:


Para más info:



Women's Bodies (en inglés)

¿Y tú qué opinas? ¿Te perturba que la mujer sea retratada de esta manera en los medios de comunicación masivos? ¿Qué podemos hacer al respecto?

Foto © Klaus Tiedge/Corbis

5 opiniones:

Virgini@ dijo...

Interesante...
Gracias wapa :)

María dijo...

Al respecto lo que debemos hacer es romper este absurdo juego. Mostrarnos como somos y sentirnos bellas así. Dejar de apoyar con nuestra actidud, nuestras acciones, nuestra manera de vestir y nuestros complejos toda esta corriente que nos arrastra a convertirnos en objetos sexuales con fecha de caducidad y siempre en plena disposición para el hombre (macho) y su pene.

Y redescubrir nuestra sexualidad cíclica, dejar de forzarnos a seguir la sexualidad lineal de ellos para poder así satisfacer el , no sólo todos nuestros deseos, sino también el deseo de nuestras criaturas, masculinas y femeninas, y que así la siguiente generación esté muy por encima de todo esto y cuando mire hacia atrás no pueda más que escandalizarse de como estaban las cosas y preguntarse "¿de veras os pasaba esto?"

Mamá Blue! dijo...

cuanta verdad!

Zary dijo...

Valdría hacer el mismo ejercicio en varios de nuestros países latinoamericanos y estoy segura que el documental no sería muy distinto. Tenemos que recuperar nuestra dignidad y nuestra identidad femenina, por nostras y por nuestras hijas e hijos!!

Anónimo dijo...

Sin lugar a dudas este documental marca también, una situación preocupante; el avance de la televisión basura en nuestra sociedad, y la influencia que puede tener en nuestros comportamientos. Los medios de comunicación muestran una realidad ficticia de lo que es una realidad. Y es cuestión de nosotros saber diferenciar el contenido que deseamos ver en la Tv, teniendo un juicio crítico y considerando que el bien común es fundamental para todo.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana