Mis libros

Mis libros

Agenda 2014

Agenda 2014

Curso Berrinches

Curso Berrinches

Charla Berrinches

Charla Berrinches

Charla Sueño

Charla Sueño

Curso Salud Bucal

Curso Salud Bucal

Charla Cepillado

Charla Cepillado

Charla Organización

Charla Organización

El Club

El Club

Diseño web

Diseño web

Pin It

Parto orgásmico


Durante el embarazo, especialmente si es el primero, y dada la falta de tribu hoy en día, nos enfrentamos con grandes incógnitas. Si no hemos presenciado antes de parir, ningún parto natural, excepto los -muy mal retratados por cierto- partos hollywoodenses, nos formamos una idea de lo que puede ser el parto, que muchas veces nos atemoriza y condiciona la vivencia que tendremos llegado el momento. Una herramienta muy poderosa para concientizarnos acerca de lo que realmente es un parto, de los distintos tipos que pueden darse, en la vida real, ya no en cine y televisión, es viendo videos en YouTube.

El primer video, retrata a una mujer, que experimenta un orgasmo durante el parto. Se ve tan serena, como espectadora de su propio cuerpo, dejándose llevar por las hormonas, y observando y disfrutando del proceso. Su cara es un poema, y su reacción al ver a su bebé y subirlo entre sus piernas hasta su pecho es sencillamente espectacular. Lo único que no comprendo, es por qué estará en posición de litotomía: estar semiacostada en lugar de moverse libremente. Probablemente habría estado más cómoda en una posición vertical en donde el bebé habría tenido la ayuda de la gravedad para salir del canal de parto. A pesar de ello, es un video precioso...


En este segundo video, se entrevistan a varias parejas que relatan su experiencia de parto orgásmico. Amber y Nassim cuentan entre risas que el parto no tiene por qué ser algo traumático y doloroso, que puede en cambio, ser una experiencia gozosa y de felicidad extática.

Debora Pascali sugiere que las parejas deberían mantener una mente abierta con respecto al parto, ya que los mismos órganos involucrados en el orgasmo, son aquellos que nos permiten parir, por lo que esto puede convertirse en una experiencia muy placentera. Realizó un documental en el que entrevista y filma a varias parejas durante su parto.

La Dra Christiane Northrup, médico gineco-obstetra y autora del libro Cuerpo de Mujer, Sabiduría de Mujer,  cuenta que cuando el bebé desciende por el canal de parto pasa por el mismo lugar que es estimulado por el pene durante el coito. Además, el parto en sí implica una enorme cascada de cambios hormonales, se segrega mucha prolactina, oxitocina y beta endorfinas, las hormonas del placer justamente.

La Dra. Northrup nos explica que la expectativa que tenemos con respecto al parto nos condiciona a experimentar o no dolor -o placer- durante el mismo. Atribuye esto a que la simple expectativa de que vamos a padecer una experiencia dolorosa, nos hace tensar los músculos, aumenta la segregación de adrenalina debido al estrés, por lo cual la percepción del dolor aumenta.

Según Debora, la costumbre my arraigada en Estados Unidos (entre otros países) de acostar a la mujer en lugar de "permitirle" libertad de movimiento durante el parto, aumenta significativamente el dolor durante el mismo. Se plantea que para tener un parto sin dolor -incluso placentero- deberíamos estar en un ambiente cálido, como el que prepararíamos para una noche romántica. Una bañera de agua tibia, la libertad de movimiento, el uso de pelotas de dilatación, todas esas cosas pueden ayudar a tener un parto agradable.

Otro punto clave para tener un parto orgásmico es dejar a un lado el miedo y las expectativas, buscar transformar el dolor en sensaciones, permitiendo que fluyan por el cuerpo, dejándose llevar y sintiendo. Algo que obviamente no puede hacerse bajo los efectos de una epidural.

Christiane cuenta también que es parte de la experiencia humana sentir dolor, y que el otro lado de este dolor es un increíble placer.




Si bien no experimenté un parto orgásmico, puedo decir que recuerdo que lo que sentí  mientras paría era perfectamente soportable, lo que sí recuerdo con claridad es haber sentido mucho cansancio...

¿Y tú? ¿Qué expectativa de dolor tenías con respecto al parto, y cómo fue tu percepción de dolor durante el mismo?

Foto © moodboard/Corbis

7 opiniones:

Diana dijo...

Me hubiera gustado que esto me pasase a mi... yo pensé que iba a ser más doloroso y mucho menos intenso, pero aunque me dolió, ya ha pasado esto hace 15 días, ya no me acuerdo y sólo recuerdo la alegría de, a pesar de estar 12 horas en labor de parto con dolores y desmayos, tener a la monstruita conmigo.

Gemma dijo...

ainsssssssssssssss (suspiro.....) quiero creermelo y quiero vivirlo lo más placenteramente posible...pero tanta predisposición social al sufrimiento hace difícil creerlo y menos a la primera....ya os contaré....ainsssss (el primer video genial! q tía!!!)

Andrea Sanchez dijo...

Que impresionante la cara de la mujer del primer video, les aseguro que esa no era mi cara en lo absoluto. Que interesante jamas había leído sobre esto, años luz que ocurra acá en Chile si ni agua nos dejan tomar.

OR² dijo...

Precioso y muy emotivo el 1° vídeo. El 2° me agradó ver diferentes puntos de vista, ahora desde el ángulo del padre.
En mi primer parto me fui casi con los ojos cerrados, sinceramente, no tenía menor idea de lo q iba a ocurrir, sí tuve miedo, mucho dolor, no hubo apoyo por parte del personal del hospital. En el 2o. parto fue una experiencia nueva pero también sentí mucho dolor. En ambos casos, el dolor desapareció automáticamente al momento del parto y no fue precisamente orgásmico, pero sí de gran bienestar, PAZ, felicidad en su más pura expresión. Me sentí la mujer mas fuerte y plena del mundo. Y eso, en mí, es demasiado.

Bere dijo...

La verdad yo también pensé que iba a ser mucho más doloroso, en especial las contracciones, pero pasé buena parte del día sintiéndolas y pensando que eran cólicos por haber hecho mucho esfuerzo un día antes, pero no eran para nada los dolores que hacen gritar como en las películas (que confieso pensé que cuando sintiera ese dolor estaría gritando). Después en el hospital no me pusieron epidural (lo cual agradezco), pero sí me pusieron oxitocina y me rompieron la fuente, entonces sí sentí dolores terribles, pero me pregunto si hubiera sido más sencillo y menos doloroso si no hubieran hecho esto de la oxitocina y la fuenta, pero en fin, la alegría de ver a mi pequeño me hizo olvidar todo. Me sentía más fuerte que nunca en mi vida, me sentía capaz de lograr todo lo que quisiera!

Mamá Ecológica dijo...

El primer video me ha hacho llorar.. que momento unico!! dar la vida!! Y si el parto es extasis "un gran orgasmo" que por falta de apoyo, informacion, se transforma en miedo, se luchar contra el dolor y la clave es dejarse llevar.. aprender aceptar las contacciones y acompañarlas..

Sarita dijo...

Yo sentí dolor por culpa de la manía que tienen de tumbarte, ponerte oxitocina y ala... Cuando me puse de parto caminé, caminé y caminé. Lo llevaba genial y las contracciones fueron muy llevaderas, las pujas no estuvieron mal hasta que me pusieron en la posición típica y una matrona se me subió a la tripa y empezó a apretar para que naciera mi hija. Sin contar el corte que me dieron (episotomia). Tengo muy claro que para el próximo no van a ser las cosas así... Gracias a foros y gente como tú Louma que al crear páginas tan estupendas como esta hacéis que nos informemos y sepamos que hay más opciones. Me han encantado los vídeos. Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana