Pin It

Lactancia Materna: Extracción manual




Algo muy práctico que puede ayudar a toda madre durante su período de lactancia, ya sea de meses o de años es aprender a extraerse leche ella misma, con sus manos. De esta manera, siguiendo con unas pautas higiénicas obvias, podemos prescindir de un trasto y obviamente es algo mucho más suave de lo que hace una máquina. Con esto no quiero quitar el mérito a los extractores de leche eléctricos, a algunas personas les resulta práctico y cómodo, pero por ejemplo, si tenemos grietas, la succión del aparato podría abrirlas más, agudizando con ello el dolor de las mismas. En cambio al extraer leche manualmente, podemos simplemente evitar estirar los tejidos de esas zonas, vaciando igualmente los pechos a fin de evitar una ingurgitación.

De todas maneras, no está de más recordar que si, como en el ejemplo anterior, tenemos grietas o dolor durante la lactancia, lo más recomendable es acudir a un grupo de apoyo a la lactancia materna o consultar con una asesora de lactancia certificada.

Otro detalle que vale la pena puntualizar es que en el caso de bebés prematuros, que aún no logran tomar del pecho directamente, se debe estimular el pecho, por lo cual posiblemente sea más conveniente usar un extractor de grado hospitalario, ya que ni la extracción manual, ni los extractores simples para el hogar logran estimular el pecho de manera de mantener o aumentar la producción.

Dicho esto y volviendo al tema que hoy nos ocupa, estas son algunas precauciones higiénicas que conviene tener en cuenta a la hora de realizar la extracción, ya sea manual o eléctrica:
  • Lavarse las manos con agua y jabón y secarlas con una toalla limpia.
  • Tener a disposición un recipiente hermético previamente lavado con jabón y agua caliente, secado al aire o con una toalla limpia para recolectar la leche y almacenarla.
  • Extraerse la leche en una habitación limpia, es decir; evitando siempre que sea posible lugares con humo, baños/lavabos, etc.
Comento lo del lavabo, porque hace meses vi un video grabado en la oscuridad con cámaras especiales, en el que se visualizaba cómo salía del inodoro un microspray de agua, obviamente contaminada con lo que había dentro de ella, al descargar el agua estando abierta la tapa. Lamentablemente he perdido el enlace al video, por favor si alguien lo conoce y puede dejarnos el enlace en los comentarios sería genial. Desafortunadamente muchas empresas hoy en día aún no disponen de una sala de lactancia, ni en su defecto, de algún lugar adecuado donde las trabajadoras lactantes puedan extraerse la leche. Por estos motivos, muchas veces acaban usando el lavabo, con todo lo que implica. Les recomiendo leer esta inspiradora historia de Patricia Garcés publicada en Mother's Utopia, donde relata todo lo que pasó para obtener una sala de lactancia en su lugar de trabajo.

¿Cómo extraerse leche materna con las manos?
  • Dar un suave masaje circular alrededor del pecho para comenzar a estimular la salida de leche. Siguiendo los gestos ilustrados en esta imagen:

  • El hecho de pensar en tu bebé en el momento de la extracción ayuda a estimular el reflejo de eyección de la leche.
  • Sostener con una mano el recipiente con su boca lo más cerca posible del pezón.
  • Con la otra mano pinzaremos el pecho con los dedos índice y pulgar formando una "C", tal y como puede verse en la siguiente imagen:
  • Retraer suavemente los dedos hacia la caja torácica, apretando suavemente el pecho entre el dedo pulgar y los demás, hasta que comiencen a salir chorritos o gotas de leche.
  • Repetir varias veces, rotando el dedo pulgar por todo el alrededor de la mama, a fin de extraer leche de todos los conductos, hasta obtener cierta cantidad de leche, que variará según cada mamá, cada pecho, según la hora, según si se extrae leche antes o después de darle de mamar a su bebé, o estando en su ausencia.
  • Repetir el mismo procedimiento con el otro pecho.
  • Rotular el recipiente con la fecha de extracción y conservar la leche materna refrigerada para ser consumida en los siguientes días o congelada para dársela al bebé más adelante.
En el siguiente video, realizado en mi universidad :) pueden ver algunas pautas acerca de cuándo es conveniente extraerse leche materna, cómo realizarlo, cómo conservar la leche y finalmente cómo administrársela al bebé.



¿Y tú? ¿Te extraes leche? ¿Se te hace más cómoda la extracción manual o mediante extractor eléctrico?


Foto © Image Source/Corbis
Dibujos de Alba Lactancia Materna 

2 opiniones:

Mother Power dijo...

Yo tengo en mi nevera bastantes bolsitas con leche guardada de cuando mi bebé tenía como 3 meses, ésto fué en un brote de crecimiento supongo... y pues.. hoy mi bebé ya va a cuplir 8 meses, y me sobraron muchas bolsitas muy buenas para almacenar leche... quisiera poder producir leche de nuevo como para extraerme y llenar esas bolsitas!! será que cuando sea el momento del destete se llenarán mis pechos como para llenar aquellas bolsitas?
Por cierto la leche almacenada esta lista para ser donada! ya que primero pensaba que podria hacer papillas o algo asi.. pero no hace mucho me entere que la puedo donar :)

Anónimo dijo...

He aprendido a extraerme la leche manualmente leyendo el libro del doctor Carlos González "Un regalo para toda la vida". Llevo amamantando a mi bebé grande 26 meses y a mi bebita pequeña 6 meses. Tengo que extraerme la leche para la peque porque me incorporo pronto a trabajar. Su artículo me ayudará a perfeccionar la técnica. Consigo bastante más producción a mano que con cualquier sacaleches. Ojalá lo hubiese sabido antes.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana