Pin It

Juguetes Caseros y Ecológicos: Cómo hacer un muñeco con telas recicladas





Ya que estamos en época de navidad, que nos gustan las manualidades al igual que el reciclaje, queremos compartir hoy un tutorial acerca de cómo hacer un muñeco con telas recicladas. Hemos visto en artículos anteriores, cómo hacer plastilina casera no tóxica y cómo hacer cuentas, abalorios y figuras recortadas para jugar con los peques.
Share

No sé si les pasa a ustedes, pero hay algunas piezas de ropa, que aunque ya no nos sirvan, sean de mi hijo o mías, que están confeccionadas con una tela tan bonita que me cuesta desprenderme de ellas. Se me ocurre que una buena manera de aprovecharlas, inmortalizarlas y darles nueva vida es haciendo con ellas un muñeco original en forma de monstruo amigable :) ¿Se animan?


En el siguiente video (narrado en inglés), veremos como John Murphy de Stupidcreatures.com nos enseña paso a paso cómo transformar y dar nueva vida a unos vaqueros viejos, de aquellos que todos tenemos en el fondo del armario, por ejemplo de antes del embarazo, o de una época en la que estábamos más delgado/as de lo normal y nunca más nos entraron, esos que cada vez que vemos nos torturan porque están casi nuevos y no los llegamos a disfrutar... Pues esos vaqueros, junto con una tela estampada, que puede ser de una piyama suave del bebé, o de una vieja camisa bonita que ya no nos sirve, pueden convertirse en un original muñeco para nuestros hijos. Son tan bonitos y fuera de lo común que creo que harían un regalo genial para todas las edades.

El tutorial en sí comienza en el minuto 00:39. Debajo del video están las instrucciones en castellano de cómo hacer un muñeco en casa.



Materiales:
  • Jeans viejos 
  • Tela estampada 
  • Ojos para peluches
  • Máquina de coser
  • Alfileres
  • Hilo de coser
  • Aguja para coser a mano
Tiempo estimado para el proyecto: 

2 horas.


Instrucciones:

El cuerpo:
  • Corta las dos piernas de los jeans en línea recta desde la zona entre las piernas hacia las caderas, en horizontal. 
  • Gira cada pierna al revés, y córtala longitudinalmente lo más cerca de la costura que puedas. 
  • Dobla 4 dedos de la parte del muslo, haciendo coincidir los bordes longitudinales de un lado. Corta la primera esquina en diagonal. 
  • Haz coincidir los bordes longitudinales del otro lado y corta la segunda esquina en diagonal. 
  • La idea es que salga un muñeco con forma ligeramente asimétrica. Esta parte que estamos cortando será el trasero del monstruo.
  • Dobla la tela con la cara de del revés hacia fuera, haciendo coincidir los dos ángulos que hemos cortado y sujétalos con alfileres. 
  • Cose a máquina uniendo las dos capas de tela que hemos cortado en ángulo, una a cada lado. Deja 1 dedo entre el borde de la tela y la costura. 
  • Dobla la tela completa en dos, con la cara del derecho de la tela hacia fuera. La parte contraria a la que hemos cosido será el frente del muñeco. 
  • Coloca la tela doblada en dos sobre la tela estampada, y recorta un trozo de tela estampada siguiendo el contorno del denim doblado. 
  • Mide 4 dedos desde el doblez del denim, y corta en horizontal. 
  • El trozo resultante, que estaba debajo del doblez, será la barriga del monstruo. 
  • Coloca la tela estampada encima del denim de la barriga, sujetando el borde superior con alfileres. 
  • Cose la parte superior del denim de la barriga con la tela estampada, dejando un borde de 1 dedo. 
  • Toma el otro trozo de denim, y une con alfileres la parte que recortamos junto al doblez, (que será la cara del monstruo), junto con el otro extremo de la tela. estampada. 
  • Cóselos para obtener una larga tira de tela constituida por denim, luego tela estampada, luego denim de nuevo. 
  • Dobla en horizontal las zonas de costura entre denim y tela estampada, de modo que la tela estampada quede como el interior de un bolsillo. Deja un borde de 1 dedo de tela estampada sobresaliendo para hacer los labios del monstruo. 
  • Haz coincidir los bordes verticales, ahora tenemos la cara con su boca, la barriga y por detrás la espalda y el trasero. Déjalo a un lado. 

Los brazos:

  • Toma la otra pierna de los jeans. Corta un rectángulo y divídelo en dos longitudinalmente. Estos dos rectángulos serán usados para hacer los bracitos del monstruo. 
  • Recorta de la tela estampada, dos triángulos de tamaño similar. Estos serán usados para hacer las palmas de las manos del monstruo. 
  • Haz coincidir el borde del triángulo con el borde del rectángulo de denim. Sujétalos con un alfiler. 
  • Con la ayuda de una tiza, dibuja tres dedos puntiagudos en el borde del triángulo que está unido al denim. 
  • Cose las dos telas siguiendo la forma de los dedos que has dibujado. Recorta el excedente de tela del borde. 
  • Haz coincidir un lado del triángulo de tela estampada, con un lado vertical del rectángulo de denim, cóselos juntos. 
  • Gíralos al derecho, introduciendo en ellos un objeto largo y delgado, como por ejemplo una aguja de tejer. 
  • Inclina la tela del triángulo para hacerla coincidir con la otra vertical del rectángulo de denim y cóselos juntos. 

Las orejas:

  • Recorta del denim y de la tela estampada dos formas alargadas para formar las orejas, pueden ser puntiagudas, redondeadas, o en forma de rayo. 
  • Sujeta una tela de denim de la oreja contra la estampada con alfileres, y cóselas juntas. 
  • Gíralas al derecho y plánchalas. 
  • Pasa un hilván a medio centímetro del borde para asegurarte de que los bordes de las orejas permanecerán planos. 

Las piernas:

  • Usa el trozo de denim restante para trazar y recortar al forma de los pies. 
  • Puedes dibujar una silueta en forma de bota, cortarla, sujetar las verticales con alfileres y coserlas, dejando la horizontal sin coser para poder rellenar la pierna y coserla al cuerpo del monstruo. 
  • Gíralos al derecho. 





Ensamblaje final:

  • Rellena las orejas con una cucharada de semillas de trigo* para darles peso y movilidad. 
  • Gira el cuerpo del monstruo (la primera tira que preparamos y dejamos doblada, donde están el trasero, la cara y la barriga) para que quede el interior de la tela hacia fuera. Haz coincidir las verticales de todas las capas de tela, dejando los labios hacia el mesón.
  • Ubica una oreja del monstruo un poco por encima de la comisura de los labios, asegurándote de que la cara estampada quede hacia los labios. Sujétala con alfileres. 
  • Rellena y ubica un brazo del monstruo a la altura de la barriga, asegurándote de que la palma (estampada) quede hacia los labios también. Sujétala con alfileres. Cose la vertical donde has hecho coincidir todos los bordes y has fijado el brazo y la oreja del monstruo. 
  • Empuja el bracito y la oreja hacia el borde que acabas de coser. 
  • Ubica la otra oreja y rellena y coloca el otro brazo como has hecho con los del otro lado. Fíjalos con alfileres, y cose en vertical para unir todas las capas de tela. 
  • Rellena e inserta las piernas con la punta de los pies apuntando hacia el frente, es decir contrario al trasero, o lo que es lo mismo, con los dedos apuntando hacia la cara. 
  • Fija cada pierna a dos dedos del borde vertical correspondiente, con la ayuda de alfileres. 
  • Cose desde el borde vertical hasta el borde de la pierna, dejando un hueco entre ambas piernas para girar el monstruo y rellenarlo. 
  • Usaremos ojos especiales para confeccionar muñecos, que se fijan de forma segura, no se desprenden al jugar con ellos y por tanto no son peligrosos para niños pequeños. 
  • Haz un hueco pequeñito donde deseas colocar cada ojo con la ayuda de una tijera. 
  • Inserta el ojo, y fíjalo. 
  • Rellena el monstruo con poliéster para rellenar almohadas, puedes rellenarlo mucho para obtener un monstruo firme, o poco para que sea mullido. 
  • Cose el huequito restante a mano y ¡listo!

*Si usas trigo, arroz o cualquier otro grano para rellenar, (obviamente) el muñeco no será lavable. Es más recomendable, si confeccionas el monstruo para un niño - que posiblemente lo ensuciará - rellenarlo únicamente con fibra de poliéster, como por ejemplo el relleno de las almohadas lavables de IKEA, a fin de que pueda lavarse en lavadora en ciclo suave y quedar impecable. Si aún así, deseas rellenarlo con granitos y te ves obligado a lavarlo, puedes descoser un trocito, vaciar los granos, lavarlo en un ciclo suave, volverlo a rellenar y cerrar la pequeña apertura que has hecho.




Para finalizar, les dejamos otro video de John también, en donde nos enseña otra criatura que cosió inspirándose en un modelo anterior. Ambos son realizados en tejido de sweater o jersey y quedan preciosos.




Todas las imágenes © John Murphy

Si se animan, o logran convencer a la abuela, jeje, de ayudarles a confeccionar uno de estos muñecos, por favor cuélguennos la foto en nuestro muro de Facebook. ¿Qué les parecen? ¡A que son preciosos! ¿Se animan?

1 opiniones:

raquel dijo...

me encantoooooooó, que buena idea aprovechar todo lo que tenemos en casa, buenísimo

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana