Pin It

María José Díaz de Mera: "La osteopatía puede ayudarnos a quitar dolor y sufrimiento en cualquier etapa de la vida "


Share/BookmarkHace un par de días salí con Sam a hacer diligencias cerca de casa y entramos a una tiendita que nos encanta. Allí conocimos a una señora muy agradable quien casualmente es fisioterapeuta y osteópata. Una cosa llevó a la otra, nos pusimos a conversar y al comentarme acerca de su profesón, le mencioné que me dolía bastante la espalda desde hace mucho tiempo.

Ella me explicó más o menos en qué consistían las terapias que ofrece. Me comentó que a diferencia de los paliativos que ofrece la medicina alopática para los dolores de espalda, la osteopatía más bien se dirigía a la raíz del problema, a resolverlo desde una perspectiva holística, no a taparlo (y que inevitablemente reaparezca al poco tiempo). Nos despedimos y acordamos reunirnos nuevamente para hacer una pequeña entrevista acerca del tema, y para probar una sesión. Sam y yo nos fuimos a cenar con la familia, y volvimos a casa bastante agotados.

Un par de días después, MªJosé acudió a mi casa e iniciamos la entrevista, que les reproduzco a continuación:

Yo he tenido dolores de espalda desde niña, pero no conocía la osteopatía, cuéntame un poco acerca de ella...

La osteopatía es una ciencia médica creada por el Doctor Still a finales del siglo XIX en EEUU. Es una especialidad que tiene una visión holística del individuo, esto quiere decir que se contempla al hombre como un todo, abordándolo desde un punto de vista físico, alimentario o bioquímico y psicológico ya que lo que nos sucede en cualquiera de estos niveles afectará a la globalidad de nuestro cuerpo.

Entiendo... ¿Como por ejemplo mi dolor de espalda? ¿Sería el reflejo de alguna vivencia a nivel psicológico, además de físico?

Sí, te explico: La medicina tradicional o alopática dirá; "Pues tiene usted una contractura, tome relajantes musculares, antiinflamatorios, un poco de electroterapia y masaje y se le pasará".

¿Pero alivia de manera definitiva? Porque según mi experiencia, habiendo probado varias formas de masaje, y habiendo tomado relajantes musculares ocasionalmente cuando el dolor ha ido in crescendo, he notado que siempre vuelve; bien sea cuando se pasa el efecto del medicamento, o a los pocos días de haber vuelto a la rutina diaria, luego de un masaje.

Es que la osteopatía no se preocupará de tu dolor de espalda; más bien buscará en todo tu ser qué es lo que te puede estar produciendo dicho dolor. Pudiera ser un antiguo esguince mal curado, que seas intolerante a la leche y por una mala digestión produzca un dolor referido, que tengas mucho estrés y haya un bloqueo emocional… Hasta que no se libere la verdadera causa que provoca el dolor éste no desaparecerá.

Interesante...¿y aparte del dolor de espalda, qué otras dolencias puede tratar la osteopatía?

La osteopatía puede ayudarnos a quitar dolor y sufrimiento en cualquier etapa de la vida ya sean estados crónicos o agudos. Por ejemplo: dolores de espalda, de cabeza, esguinces, fracturas, enfermedades reumáticas, enfermedades óseas y degenerativas, hernias, problemas digestivos, reflujo, problemas respiratorios, trastornos con la regla, dificultad para quedarse embarazada, lesiones deportivas, dolores psicosomáticos…

Uff, y yo que pensaba osteo = hueso, patía = patología, y resulta que lo deduje mal... Cuéntame otra cosa, ¿la osteopatía es sólo para adultos?
  • En realidad hay dos etapas de la vida en las cuales la osteopatía es especialmente beneficiosa:Durante el embarazo el cuerpo de la mujer sufre los cambios adaptativos más importantes de su vida para acoger al bebé que está dentro de su ser. La futura mamá debe cuidarse por ella y por su hijo. Si la madre no padece dolor y está equilibrada tendrá un parto más sencillo, una recuperación más rápida y su hijo no sufrirá. Yo recomiendo que las mamás se traten una vez antes de quedarse embarazadas para preparar el terreno y dos veces más, durante el embarazo.
El parto es un esfuerzo muy grande para la madre y con mayor frecuencia de lo que la gente se imagina se producen lesiones en este momento especialmente en la pelvis. Es muy normal padecer durante el postparto de lumbalgia, ciática, incontinencia urinaria y coito doloroso. Todo esto se puede evitar con osteopatía. Habría que hacerse una revisión tras el parto para evitar problemas.
  • Durante el embarazo y el parto pueden producirse lesiones intra útero que marcarán la vida del bebé y podrán hacer que desarrollen enfermedades durante la infancia y edad adulta como por ejemplo: escoliosis, estrabismo y otros problemas oculares, cólico del lactante, malas digestiones, niños muy inquietos, síndrome de hiperactividad, deformaciones del cráneo, problemas de las vías respiratorias altas y bajas…
Mi consejo es que un niño que ha nacido sin sufrimiento fetal se haga una revisión antes del 3º mes de vida y cuando haya habido sufrimiento fetal, antes del primer mes. Así nos aseguramos de que todo funcione con normalidad y evitaremos de forma sencilla y sin dolor estos trastornos.

Entiendo, ¿pero en qué consiste exactamente el tratamiento?

Uno de los principios fundamentales de la osteopatía es que tras un tratamiento el cuerpo debe realizar su trabajo de autocuración. Por esta razón, debemos esperar entre dos y tres semanas para volver a tratar. En la mayoría de los casos con dos o tres sesiones es suficiente, aunque siempre hay excepciones. En los bebés se les suele ver una vez y se les sigue durante el crecimiento cada año, aunque podrían espaciarse un poco más las visitas en el tiempo; según sea el caso.

Seguramente habrás oído que el osteópata te “cruje” los huesos. Esta técnica se denomina trust. Pero hay infinitas técnicas para abordar un problema: corregir la dieta, técnicas reflejas sobre el sistema nervioso, linfático, técnicas viscerales, craneales, masajes, cadenas musculares… Nunca se trata a dos pacientes de la misma forma. Cada persona es diferente. La osteopatía no hace daño y se utilizan técnicas agradables para el paciente. La sensación al acabar un tratamiento es de que te han quitado un enorme peso de encima y te sientes reconfortado.

¡Genial! ¿Empezamos? :)

Terminada la entrevista, con Sam distraido jugando con mi ordenador, comenzamos la sesión. Realizamos una exhaustiva historia clínica, rememorando varias dolencias de la infancia y recientes, comentando mi embarazo, parto y situación emocional. María José examinó minuciosamente cada articulación, punto reflejo, y órgano visceral para tener una buena visión de mi estado de salud, y luego me pidió recostarme, y comenzó a trabajar las zonas en estado más grave. Debo decir que el tratamiento fue bastante agradable, habiendo probado varias técnicas de masaje, para intentar aliviar mis dolores de espalda a lo largo de los años, y habiendo salido más de una vez con moretones, puedo decir con total sinceridad que la osteopatía es muy suave e indolora.

Al levantarme de la camilla me sentí livianita, como flotando en una nube, y muy serena. Como si me hubiera quitado una década de encima- y eso que no tengo muchas décadas que quitarme ;)

Después de finalizado el tratamiento, María José me dio varios consejos dietéticos, acorde con mi tipo sanguíneo, y me facilitó una bibliografía que explicaba detalladamente los alimentos que más me beneficiaban y los que tendría que evitar. Mientras lo leía esta tarde, me ha sorprendido la cantidad de alimentos cuyo sabor me gusta, pero que siempre me han sentado mal y por ello intento evitar, quizás inconscientemente- y que casualmente estaban en la lista de alimentos a restringir. Esto me hace pensar que muchas veces intuimos qué alimentos nos convienen a pesar de que no siempre escuchemos los mensajes sutiles (o no tan sutiles) que nos comunica nuestro cuerpo.

Hoy he empezado con algunos cambios alimenticios, y ya noto diferencias. Logro digerir con mucha más facilidad las comidas, y por ende siento hambre más seguido. Supongo que es una buena señal, porque lo recomendable es hacer comidas pequeñas y sanas pero con pocas horas de por medio. Hoy por primera vez en muchos años, volví a casa sintiendo un cansancio normal, no un agotamiento acumulado, y creo que es un muy buen comienzo.

María José es una persona dulce, de hablar suave y sereno que hace su trabajo evidentemente con mucho amor, dedicación y vocación. ¡Muy recomendable!
_____________________________________________
Si gustan contactarla, les dejo sus datos:
Mª José Díaz de Mera
Fisioterapia y Osteopatía
Nº de colegiado 8226
Teléfono: 622 632 656
Consultas en Barcelona, España: Fontana, Poble Nou y L’Hospitalet de Llobregat.

***María José ha ofrecido muy gentilmente a todos los lectores de Amor Maternal, un 40% de descuento en sesiones para adultos o niños, a realizarse en su consulta de L´Hospitalet, hasta el 31 de agosto de 2010 - inclusive. ***
Foto © Image Source Corbis

2 opiniones:

aprendiz de madre dijo...

me encantó la entrevista, la leí hace un par de días pero no había pasado a comentar. Gracias por compartirlo!

Anónimo dijo...

Genial! una mujer increíble, destinada a ser gran madre con sus dos pequeños. Una de las fisios con más vocación que he conocido.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana