Pin It

Crianza, Sociedad y Medios de Comunicación



Share/BookmarkEl otro día estaba en medio de un debate con uno de mis tíos maternos. Hablábamos de los modelos de comportamiento de las series televisivas, sean cómicas, animadas, dramáticas o realities. Él sostenía que las personas de tanto ver televisión se acaban comportando como en las series, sea esto a nivel consciente o inconsciente. Yo, en cambio comentaba que a mi parecer, la televisión intenta reflejar, dramatizando en mayor o menor medida las condiciones y hábitos de vida de la sociedad actual. ¿Qué opinan ustedes al respecto?

Así que me puse a pensar... ¿Por qué en la tele nunca o casi nunca aparecen familias colechando? Al menos vistas como algo positivo, parece que siempre quisiera resaltarse el lado negativo de un adulto y un niño durmiendo en la misma cama, dándole connotaciones morbosas o incestuosas. No niego que haya gente degenerada en el mundo (que la hay, lamentablemente, y todos lo sabemos), pero ¿por qué sistemáticamente se retrata lo negativo? ¿Por qué en los pocos casos en que se colecha en la tele, lo hacen familias extremadamente pobres que viven en condiciones infrahumanas? Lo mismo ocurre con los portabebés, con la lactancia materna, etc... En fin con la casi totalidad de características de lo que implicaría una crianza instintiva, natural, amorosa.

La verdad es que comentarios del estilo "tan grande y todavía toma teta" con su expresión acompañante de ojos como dos platos, mientras que el bebé lo que tiene son escasos 12 meses (y la OMS cita claramente en sus recomendaciones que la lactancia materna debe continuar como mínimo hasta los 2 años de edad, y darse a demanda). Comento lo de la demanda porque otra frase que nadie duda en pronunciar es "¿otra vez teta? pero si no hace ni dos horas que tomó, lo que quiere es usarte de chupete", o el típico "debe ser que ya tu leche no es suficiente, si lo alimentara bien, no pediría de nuevo después de tan poquito tiempo, ¿por qué no le das un poco de fórmula para completar luego del pecho? así se llena mejor, ya verás que te pedirá el pecho con menos frecuencia".

Con respecto a estos temas creo que pocas personas en el mundo se expresan mejor que Carlos González, en su libro Un Regalo Para Toda la Vida. Hace dos días, justamente; mirando el blog de Mimos y Teta, me tropecé con un nuevo libro sobre lactancia materna, que parece ser genial, se llama The Food of Love, (El Alimento del Amor) y es de Kate Evans. En su sección "So What's so Special About Breastmilk Anyway?" (¿Y a Todas Éstas Qué Tiene de Tan Especial la Leche Materna?). Aunque no comprendan el inglés, vean su tira cómica, que es muy simpática, y deja ver con su sutil sarcasmo y buen humor uno de los grandes beneficios de la teta versus el biberón. 

¿Tú qué opinas? ¿Qué comentarios fuera de lugar te han hecho al respecto? Ya sabemos que la mayoría de ellos viene de personas queridas, que lo hacen con buena intención, probablemente porque ellos fueron criados así, o por las décadas de condicionamiento social y mediático, que todos tenemos encima.
Creo sinceramente, que debemos reflexionar acerca de las razones por las cuales estas formas de crianza (natural), sólo son retratadas en los medios de comunicación como algo de gente pobre, sin recursos, sin educación. Si lográramos difundir más estas prácticas, los niños de hoy serían probablemente adultos más felices...


Foto bajo licencia Creative Commons, algunos derechos reservados, cortesía de Raúl A.

0 opiniones:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana