Si tienes tiempo siguiéndome, habrás visto que además de escribir y dictar cursos sobre maternidad y crianza respetuosa, he creado agendas, específicamente para madres.

Quizás te hayas preguntado por qué, o qué tiene que ver una cosa con la otra... y hoy te lo quiero contar.

Me di cuenta, cuando acuñé el término Crianza Respetuosa, hace ya más de 7 años, que los nombres de diferentes tipos de crianza populares hasta ese momento, no me satisfacían del todo porque no tomaban en cuenta las necesidades de la madre, ni su autocuidado.


La crianza natural, por ejemplo, hablaba de criar de manera natural, centrada en lo que el bebé necesita, lo cual me parece fantástico, por supuesto, pero olvidaba un elemento muy importante...

La crianza con apego, asimismo, se centra en torno a un apego seguro del bebé con la madre, ¿pero y cómo nos aseguramos de que esa madre esté bien para poder ofrecer ese apego seguro a su cría?

La crianza que describe Jean Liedloff en El Concepto del Continuum, también me parece hermosa en teoría, pero sucede que no vivimos en una tribu en las Amazonas, sino en familias muchas veces mononucleares -con el insuficiente apoyo que eso conlleva.

¿Y entonces qué hacemos?

¿Dónde queda la madre?


¿Cómo nos aseguramos de que ese pilar tan fundamental para satisfacer las necesidades del bebé y asegurarnos de que crezca sano, equilibrado, amado, confiado en el mundo, sea sólido y esté disponible?

Hay un dicho muy conocido en inglés que dice "you can't pour from an empty cup", y es que no, no puedes servir si tu jarra está vacía.

Y de ahí nació el término Crianza Respetuosa, de respetar en general, tanto al bebé, como a la madre, al entorno, a los demás. Ese es su principio fundamental.

Como verás, incorpora varios elementos de otros tipos de crianza, pero además, en este caso, nos aseguramos de cubrir las necesidades de mamá también, de que ese pilar tan fundamental para el bienestar del bebé, tenga su propio bienestar.

Y de ahí nacieron mis agendas, de crear una herramienta que sostenga a la madre, que la ayude a establecer prioridades, a fomentar y sostener fácilmente nuevos hábitos positivos, a sacar tiempo -y a recordar la importancia de realmente llevar a cabo- acciones diarias de autocuidado.

Y créeme, sé lo que estás pensando- "esta mujer esta loca... (o debe tener una señora que la ayude en casa para decir semejante bobada), ¿de dónde voy a sacar tiempo yo para cuidarme a diario?? Dijo diario... ¿viste? 😂 ¿En serio? Si hace semanas que no me siento dos minutos consecutivos a leer, las ojeras me llegan a los codos, la montaña de ropa sucia y juguetes no me deja ver el suelo, tenemos toda la semana cenando sandwich... y viene esta a decirme que me cuide CADA día... ¡pffft!"

[Por si te lo estás preguntando: no, no tengo una señora que me ayude en casa. Soy madre soltera y emprendedora, y como tú, he estado SUPER agobiada durante años, he sacrificado mis horas de sueño tratando de llegar "a todo"]

...y me estrellé.


Me estrellé durísimo, ¿y sabes quién sufre las consecuencias cuando te estrellas durísimo por tratar de llegar a todo sacrificando tu propia salud y tu bienestar?

Pues tus hijos, lógicamente.

Así que no, cuidarte no debe generarte culpas, ni ponerte de lado es un "sacrificio necesario" para que tus niños estén bien.

Seguro te ha pasado esto...

Me gusta llamarlo Ley de Murphy de Mamá, y como todas las demás Leyes de Murphy, es infalible:

Mientras más necesites que tus hijos se "porten bien" porque estás estresadísima, peor se portan.


¿Sabes por qué?

Porque esa personita que amas con toda tu alma no sabe manejar TU estrés. Lo absorbe y te lo refleja, se agobia, exterioriza lo que tú intentas reprimir.

Así que la próxima vez que necesites ir al gimnasio a correr un rato, o bajar al super sola para hacer la compra en silencio y despejarte, NO te sientas culpable.

Anyway...

Creé la agenda que yo necesitaba y no encontré en ninguna parte, que me permite vaciar mi mente para estar en paz, para parar el runrún mental, para tener metas claras y organizar mis proyectos paso a paso, para poder progresar económicamente y ver claramente mis finanzas, y como este año lo que me inspira es la libertad, el agradecimiento, el tener la seguridad suficiente para mostrarte al mundo tal cual eres, sin máscaras, ni reservas pues quise reflejar eso en la cubierta.

Mi hermana Raya y yo pintamos una acuarela que reflejara para mí ese concepto, y resulta que pintamos una mujer desnuda con los brazos abiertos hacia el cielo, en señal de agradecimiento, de estar conectada con su alma, con el universo, de estar preparada para recibir todas las bendiciones que siente que merece, con los pies justo entre la arena y el mar, simbolizando que está en equilibrio con sus propias emociones y con los pies bien puestos sobre la tierra, materializando lo que sabe que necesita, merece y desea.

¿Por qué está desnuda? 

Pues porque se muestra ante el mundo tal cual es, se ama a sí misma, ama y acepta su cuerpo tal y como está en el presente. No necesita máscaras ni excusas, y su pelo vuela libre con el viento, ella fluye con la vida.

Y resulta que cuando publiqué un anuncio en Facebook, (porque por si no lo sabes, ahora lo que se publica en una Fanpage -le das "like" a una página que te gusta, obviamente porque quieres ver sus publicaciones, ¿no?- no se muestra a casi ninguno de sus seguidores) así que la manera de que ustedes se enteren de que he publicado algo es pagándole a Facebook por divulgarlo, me llega un aviso de que mi anuncio fue rechazado porque...

"no puede incluir imágenes que son sexualmente sugerentes ni provocativas".





Ahora les pregunto, ¿qué tiene de sexualmente sugerente y provocativo una acuarela de una mujer desnuda metiéndose a bañar en el mar? Sinceramente yo no lo veo, y me he encontrado con material francamente vulgar y/o incluso violento publicado en Facebook, con millones de visitas y la plataforma ni lo borra ni lo censura...

Me estoy planteando crear una nueva cubierta para la agenda más adelante, pero quería contarles lo que está pasando y preguntarles qué opinan, porque de verdad no lo entiendo.

Apelé su censura de mis anuncios, y no sólo no me han contestado, sino que me han censurado otros anuncios también...

¿Cómo puedes ayudar? 


Si el proyecto resuena contigo y quieres conseguir una Happy Agenda para ti, puedes echar un vistazo en este enlace, y compartir esta publicación en tus redes sociales, con quiénes creas que necesitan leer esta reflexión.

Si ya eres usuaria de Happy Agenda, cuéntame tus experiencias con ella, cómo te ha cambiado la vida y por qué la recomendarías. Mucha gente aún no sabe que no es una agenda "normalita" como cualquier otra que puedes encontrar en una librería, sino una coach de papel que te lleva de la mano y te empuja hasta que logres tus sueños, tus metas y estar bien cuidada.

Gracias por leerme,

Que tengas un hermoso día ☼

Con cariño,

Louma

Louma Sader Bujana

Es autora de múltiples bestsellers, entre ellos Reflexiones sobre Crianza Respetuosa, y Happy Agenda, así como creadora de diversos cursos pioneros que devuelven el bienestar y la fluidez a la relación madre-hijo. Es, además de Licenciada en Odontología, con un enfoque en la educación y prevención, la fundadora de Amor Maternal, y de la Academia de la Crianza Respetuosa. Se ha especializado en marketing y emprendimiento online, ofreciendo consultoría para profesionales y pequeñas empresas.


0 comentarios