Mis libros

Mis libros

Agenda 2014

Agenda 2014

Curso Berrinches

Curso Berrinches

Charla Berrinches

Charla Berrinches

Charla Sueño

Charla Sueño

Curso Salud Bucal

Curso Salud Bucal

Charla Cepillado

Charla Cepillado

Charla Organización

Charla Organización

El Club

El Club

Diseño web

Diseño web

Pin It

Los tres estados de los berrinches, rabietas o pataletas de los niños



A todos nos ha pasado alguna vez, bien sea cuando éramos niños, ahora siendo padres junto a nuestros hijos, o como simples espectadores en un lugar público. De repente -a veces incluso parece que por una nimiedad- un niño se enfada y comienza a llorar de forma descontrolada, teniendo incluso actitudes violentas hacia sí mismo o los demás.

¿Qué hacer ante un niño que hace un berrinche?

Son situaciones que nos estresan mucho, independientemente de que seamos el niño en cuestión, los padres o allegados o alguien presente en el momento. La naturaleza nos ha diseñado de tal manera que el llanto -sobre todo el de un niño- nos resulte insoportable, y con razón. Ese factor "insoportable" es lo que ha garantizado la supervivencia de la especie humana. Lloramos para expresar, usualmente, un malestar, y un adulto cercano al niño, busca cómo resolver ese malestar y devolver la situación a la paz.

Hablemos entonces de los estados por los cuales pasa un niño cuando está viviendo un berrinche, rabieta, pataleta, o simple explosión emocional:

El niño que está a punto de tener un berrinche

Lo ideal es poder prevenir un berrinche, evitar una rabieta, conocer los gatillos del niño, no dejar que el pequeño rebase la última gota de paciencia y explote. Para ello hay distintas cosas que podemos hacer, y todas ellas pasan por conocer muy bien al niño, ser empáticos, por tener una buena comunicación y una relación estrecha con él.

El niño que está en medio de un berrinche

Si hemos hecho todo lo posible por prevenir el berrinche pero éste igualmente sucede, no sirve de nada machacarnos. Lo recomendable sería mantener la calma nosotros -los adultos- para poder transmitir esta calma al niño. Desde un estado de paz y serenidad, sabremos gestionar mucho mejor la situación y llevarla a buen puerto.

El niño después del berrinche

Una vez pasada la tormenta, podemos retomar el tema, hablar de lo ocurrido e ir haciéndonos una idea de cuáles son los detonantes -por llamarlos de alguna manera- del niño, para así utilizarlos en la etapa previa para evitar un berrinche en una próxima oportunidad.

¿Te estresan los berrinches de tu hijo? ¿No sabes cómo afrontarlos dentro del marco de la crianza respetuosa, de la crianza natural, de la crianza con apego? 

Te ofrezco toda mi experiencia y mi apoyo para que puedas aprendar a manejar los berrinches desde un estado de paz, de forma fluída, de modo que cada vez más los puedas evitar, y que puedas afrontarlos con suavidad en caso de que igualmente se presenten.

Si tu peque está viviendo esta etapa y te han gustado estos consejoscreo que te va a encantar mi clase online gratuita sobre este mismo tema. Echa un vistazo aquí y mírala hoy mismo =)  

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.

0 opiniones:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana