Pin It

Katherine Dettwyler: Por qué soy ferviente activista de la lactancia materna


Hoy quiero hablarles un poco de Kathy Dettwyler, una antropóloga norteamericana, profesora en la Universidad de Delaware en Newark que se ha especializado en el estudio de la lactancia materna. 

Tal y como nos lo cuenta Mireia Long en su artículo:
Para el desarrollo de sus teorias toma como base la antropología cultural, centrándose en la comparativa con las diferentes culturas de la humanidad actual e histórica, y también la etología, es decir, el comportamiento animal.  
Ha publicado varias obras básicas en estas cuestiones, especialmente destacable es su segundo libro coeditado con Patricia Stuart-Macadam, se titula ” Breastfeeding: Biocultural Perspectives” (”Lactancia, Perspectivas Bioculturales“). En el que explica profundamente cual es la duración de la lactancia en diferentes culturas y ofrece información muy interesante para las madres que optan por la lactancia prolongada
En su página publica numerosos artículos de consulta que tratan la lactancia en sociedades tradicionales, la duración de la lactancia en otras especies de mamíferos, o las razones para amamantar de forma prolongada. En resumen, comparando a los humanos de diferentes culturas y otras especies, se podría considerar que la lactancia humana tendría una duración natural entre 2 años y medio y 7 años, con lo que también el Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría se muestra conforme en su “Guia de Lactancia Materna, Manual para profesionales”.
Una periodista recientemente preguntó lo siguiente a Katherine Dettwyler*:
Como reconocida experta en lactancia materna, quería preguntarle: Si hubiera una fórmula que pudiera competir con los beneficios de la lactancia materna, ¿continuaría igualmente siendo tan ferviente activista de la lactancia como lo es hoy y por qué?
A lo que Kathy elocuentemente respondió lo siguiente:
Escribí lo siguiente, como prefacio a mi respuesta larga, cuando respondí su correo electrónico: 
"Gracias por alentarme a poner en palabras algo acerca de lo cual llevo tiempo reflexionando. Y por cierto, la iniciativa del alcalde Bloomberg no es "nueva", ni "controversial" - ha sido una práctica estándar en Hospitales Amigos de los Niños a nivel mundial desde hace varias décadas. 
No obsequiamos cigarrillos en el área de pacientes con cáncer de pulmón, no regalamos pasteles y chucherías en la unidad de diabéticos, y no dejamos que McDonald's ni Kentucky Fried Chicken se hagan cargo del catering de la unidad de pacientes con problemas cardíacos. No repartimos sillas de ruedas en lugar de proveer terapia de rehabilitación a pacientes [inmovilizados] tras un accidente. 
Entonces, ¿por qué rayos habríamos de repartir fórmula gratuita a madres recientes? Ellas pueden comprar su propia fórmula si lo desean. Y, si están en una situación de pobreza en la cual no pueden costeársela, WIC se las puede proporcionar con gusto - enfermando a los bebés norteamericanos con el dinero de los contribuyentes del mismo país."
Katherine Dettwyler continúa diciendo, en su versión más larga, tal y como mencionaba arriba:
Imagina, si te apetece... a un hombre y a una mujer. Almas gemelas, mejores amigos, verdaderos compañeros en medio de una miríada de experiencias vitales. Amantes. Copartícipes en una relación físicamente íntima, amorosa entre ellos y su persona favorita en el mundo. Se toman de la mano cuando salen a pasear. Se abrazan y besan cuando se separan de la compañía del otro, y luego al reencontrarse. Ella masajea los tensos músculos de su compañero luego de un largo y estresante día de trabajo. Él masajea sus pies mientras ven la televisión. Mientras ella prepara la cena, él pasa cerca de ella y aprieta su hombro. Ella pasa detrás de él en el baño mientras se arregla en las mañanas, antes de ir al trabajo y le da un pellizco tierno en sus nalgas desnudas. Ambos se ríen. Hacen el amor. No tan a menudo como durante los primeros años que pasaron juntos, hace unos 35 años atrás. No con tanta energía ni con la pasión típica de los primeros días, semanas o meses que han pasado juntos. Cada uno conoce el cuerpo del otro tan bien como conoce el suyo. 
Sabe lo que se siente bien, lo que se siente genial, lo que puede traer consigo un final rápido, y lo que puede prolongar el dulce disfrute. Él conoce muchas maneras de darle placer, y es generoso y paciente, asegurándose de que ambos lleguen a la cima del placer sexual. A veces el sexo es rápido y eficiente, a veces es largo y perezoso, a veces es sorprendente y creativo. A veces comienzan a reírse tan duro que pierden la concentración y el impulso. A veces ella no tiene un orgasmo. A veces él no lo tiene. Pero eso está bien. A veces uno o ambos se duermen en plena acción. Ellos comprenden que "tener relaciones"/"hacer el amor" es sólo un pequeño aspecto de su relación física. 
Él podría identificar cualquier parte de ella sólo mediante el tacto y distinguirla entre mil otras mujeres. Ella conoce los olores y las texturas de cada una de las regiones de su cuerpo, y duerme sobre su almohada cuando él pasa la noche fuera de casa. Él le deja poner sus pies fríos sobre sus piernas tibias en invierno. Ella comprende que aún en las noches más ardientes del verano, alguna parte de su cuerpo debe estar en contacto físico con el suyo. 
El sonido de su voz diciendo "Cariño, ya llegué a casa" hace palpitar su corazón. Con sólo oír su voz por teléfono diciendo "No te preocupes, todo va a estar bien", lo ayuda a lidiar con cualquier crisis. Hay amor, afecto, amistad, confort, alegría, familiaridad, deseo sexual y satisfacción. Hay una relación complicada y sostenedora entre dos personas que se aman y se respetan el uno al otro. Algún día, asumirán que las relaciones sexuales ya no formarán parte de sus vidas, debido a una enfermedad, o simplemente porque estén mayores. Ambos esperan que ese día esté en un futuro muy lejano. Pero igualmente, cuando ese día llegue, saben que seguirán con ganas de abrazarse, besarse, sentarse juntos y hacer largas caminatas por el bosque tomados de la mano, y conversar hasta altas horas de la noche.**
Luego, viene alguien que piensa que - para parafrasear una publicidad bastante pegajosa - ("It's all about the O"), "Sólo se trata del O." Les dicen a las mujeres que una relación como la descrita anteriormente toma demasiado tiempo,  demasiado esfuerzo, que no vale la pena, que no es realista para ninguna mujer en este mundo tan ocupado, ni en pleno siglo XXI. Claro que es lo ideal, sería bonito si pudieras... tal vez por un breve tiempo. ¿Pero quién tiene el tiempo suficiente? Entre el trabajo productivo, las labores del hogar, la colada, el gimnasio, la televisión, los viajes, la lectura y salir a comrpar zapatos, ¿quién tiene tiempo para una relación con un compañero romántico/sexual? Pero la solución es fácil: Simplemente llame el número en pantalla y compra ¡ya! nuestro super-excelente consolador, color lila brillante, multi-velocidad que funciona con energía solar. Sí, un consolador. Un masajeador que vibra, ajustable para asegurar el máximo placer físico. Orgasmos garantizados, o le devolvemos su dinero. Llama ya y te obsequiaremos también - GRATUITAMENTE - el modelo mini, viajero, que puedes llevar contigo a todas partes en tu cartera. 
Imagina el tiempo que ahorras, la energía, ¡el esfuerzo! ¿Por qué querría alguien tomarse toda la molestia de interactuar con otro ser humano cuando puede tener todo el placer que desea "en la punta de los dedos"? Sin desorden, sin molestias, sin la necesidad de tener a alguien ahí. No hay nada más entre dos personas que tienen una relación físicamente íntima, que se aman, confían y se respetan el uno al otro, ¿cierto? no hay ningún otro beneficio aparte de tener un orgasmo asegurado, ¿cierto? Porque con toda sinceridad, el único propósito detrás de todo este alboroto es el O, ¿cierto?
Pues falso. Los orgasmos son muy agradables, pero sólo representan la punta del iceberg de una relación amorosa entre dos personas.
¡Aaaaah! Pero su pregunta hacía referencia a la lactancia materna, ¿no? Usted preguntó: "Si hubiera una fórmula que pudiera competir con los beneficios de la lactancia materna, ¿continuaría igualmente siendo tan ferviente activista de la lactancia como lo es hoy y por qué?"
Así que aquí va mi respuesta: 
Los "beneficios" de la lactancia van mucho, MUCHO, MUCHO más allá de las consecuencias de la ingesta de la leche materna. Aunque hubiera una fórmula que pudiera competir con los beneficios de la leche materna (la cual ni existe, ni nunca existirá) yo seguiría siendo una activista apasionada de la lactancia. Porque la lactancia materna es una relación físicamente íntima, amorosa entre dos personas que se amar, confían el uno en el otro y se respetan mútuamente. Se trata del calor de los brazos de mamá, de la adoración en los ojos de un niño, del olor de la cabecita del bebé, del confort de la voz de tu madre. No existe sustituto para la lactancia.
**El presente fue escrito desde mi propia perspectiva como mujer heterosexual, pero, por supuesto, funciona exactamente de la misma manera para una pareja homosexual ya establecida. 
* Conversación reproducida, traducida y publicada en Amor Maternal, con autorización de Kathy.

¿Y ustedes qué opinan? Sabiendo que la lactancia materna es mucho más que leche, y si existiera una leche "igual" de buena, ¿continuarían siendo lactivistas?



Lecturas relacionadas:
Libros recomendados sobre lactancia materna:
  • Un Regalo para Toda la Vida, del Dr. Carlos González 
  • Comer, Amar, Mamar, del Dr. Carlos González
  • Cariño y Teta, manual de instrucciones del bebé para torpes, de Rosa Jové
  • El Arte Femenino de Amamantar, de La Liga de La Leche Internacional
Los tres libros están disponibles en la Librería Amor Maternal, con envío a cualquier parte del mundo. Para pedidos, envía tus datos (nombre, apellidos, ciudad, país, título y autor) al correo electrónico Louma@amormaternal.com

Si quieres formar parte de nuestra comunidad de mamás, únete a nuestra página de Facebook, o síguenos por Twitter.

{Foto}

2 opiniones:

Lluisa Munoz dijo...

Para nada podria yo cambiar esos momentos de teta, esa union entre mi hija y yo, esas miradas complices, el consuelo de ella al engancharse a la teta cuando no puede dormir, esta asustada..... Porque tu hij@ no solo come de tu teta, se consuela, se duerme, juega, se siente protegi@, amad@.....va mucho mas alla del mero hecho de la alimentacion fisica.

Lluisa M. M.

Leila dijo...

Por supuesto que seguiría siendo lactivista. Hoy justamente pensaba mientras daba la teta que dar el pecho es alimentar + abrazar. Es verdad que los podemos abrazar en cualquier otro momento, pero me gusta que siempre que le de la teta lo tenga que abrazar. Eso no pasa con la mamadera, llegado un momento a la mamadera la toman solos en cambio para darle la teta a mi hijo siempre lo abrazo contra mi cuerpo. Eso es la maravilla de la lactancia, la naturaleza es muy sabía y por supuesto lo tiene todo bien pensado.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 
Diseño © 2009-2014 BlogDesign.es - Textos © 2009-2014 Louma Sader Bujana